/ lunes 21 de diciembre de 2020

La magistrada que no va al Tribunal

Por si alguien está preocupado sobre la vida profesional de la magistrada Sofía Martínez Huerta, destituída del cargo de presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, nos reportan que nadie la ve por la sede del Poder Judicial.

¿A poco la magistrada que la quitaron de la representación del Poder Judicial dejó tirado el trabajo?, la respuesta en ese sentido es no.

Personal del Tribunal Superior de Justicia nos hace saber que esta togada, que se fue de la presidencia echando pestes de quienes la encumbraron, dedica ahora su tiempo a cuestiones personales.

¿Entonces falta sin permiso?, preguntan algunos inquietos abogogados y ellos mismos se responden: entonces la van a correr por sus inasistencias.

Y en el Poder Judicial, los entereados responden: mno, por ese motivo no la correrán, pues la magistrada Sofía, destituida el pasado 23 de octubre, presentó un documento para que le concedieran permiso y eso la ampara ante sus inasistencias. Mientras tanto en el Poder Judicial el trabajo sigue su curso, esperando que las agitadas aguas tomen su nivel. Eso es necesario, en bien de la impartición de justicia.

Tras lo publicado en Sumario Político, sobre los vínculos que tuvo en Veracruz el asesinado exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, a este espacio llegaron comentarios de políticos que están en todo, los cuales confirman que el tapatío vino en diversas ocasiones a tierras jarochas, cuando era alcalde de Guadalajara y su exjefe tenía en sus manos los hilos del poder en Veracruz.

Se le vio en buenos restaurantes, acompañado por varios de los jóvenes de la Fidelidad, algunos de los cuales resultaron muy buenos como anfitriones y mejores para operar elecciones… y hacer negocios, según nos comentan.

Muy sentido el fallecimiento de quien por muchos años fuera fotógrafo de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Alfredo Espinosa.

Independientemente del buen trabajo que realizaba, fue un buen ser humano que se ganó el respeto de sus compañeros de labores. Descanse en paz Alfredo.

Las cifras alcanzadas, con relación al coronavirus, son para dar miedo, pero al parecer, nos dicen lectores, miedo es lo que menos siente la gente en Xalapa, Veracruz, Boca del Río, Córdoba y en casi todo Veracruz, porque casi todos andan fuera de su casa, en compras masivas o fiestas.

Ayer la Secretaría de Salud reportó que, a nivel nacional, las personas fallecidas por la pandemia suman 118 mil 598, en tanto que los casos positivos tienen un acumulado de un millón 325 mil 915. Estos números seguirán creciendo en tanto los mexicanos no nos cuidemos. La recomendación del quédate en casa y evita asistir a reuniones cobra mayor importancia ahora que los contagios vuelven a multiplicarse.

Por si alguien está preocupado sobre la vida profesional de la magistrada Sofía Martínez Huerta, destituída del cargo de presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, nos reportan que nadie la ve por la sede del Poder Judicial.

¿A poco la magistrada que la quitaron de la representación del Poder Judicial dejó tirado el trabajo?, la respuesta en ese sentido es no.

Personal del Tribunal Superior de Justicia nos hace saber que esta togada, que se fue de la presidencia echando pestes de quienes la encumbraron, dedica ahora su tiempo a cuestiones personales.

¿Entonces falta sin permiso?, preguntan algunos inquietos abogogados y ellos mismos se responden: entonces la van a correr por sus inasistencias.

Y en el Poder Judicial, los entereados responden: mno, por ese motivo no la correrán, pues la magistrada Sofía, destituida el pasado 23 de octubre, presentó un documento para que le concedieran permiso y eso la ampara ante sus inasistencias. Mientras tanto en el Poder Judicial el trabajo sigue su curso, esperando que las agitadas aguas tomen su nivel. Eso es necesario, en bien de la impartición de justicia.

Tras lo publicado en Sumario Político, sobre los vínculos que tuvo en Veracruz el asesinado exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, a este espacio llegaron comentarios de políticos que están en todo, los cuales confirman que el tapatío vino en diversas ocasiones a tierras jarochas, cuando era alcalde de Guadalajara y su exjefe tenía en sus manos los hilos del poder en Veracruz.

Se le vio en buenos restaurantes, acompañado por varios de los jóvenes de la Fidelidad, algunos de los cuales resultaron muy buenos como anfitriones y mejores para operar elecciones… y hacer negocios, según nos comentan.

Muy sentido el fallecimiento de quien por muchos años fuera fotógrafo de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Alfredo Espinosa.

Independientemente del buen trabajo que realizaba, fue un buen ser humano que se ganó el respeto de sus compañeros de labores. Descanse en paz Alfredo.

Las cifras alcanzadas, con relación al coronavirus, son para dar miedo, pero al parecer, nos dicen lectores, miedo es lo que menos siente la gente en Xalapa, Veracruz, Boca del Río, Córdoba y en casi todo Veracruz, porque casi todos andan fuera de su casa, en compras masivas o fiestas.

Ayer la Secretaría de Salud reportó que, a nivel nacional, las personas fallecidas por la pandemia suman 118 mil 598, en tanto que los casos positivos tienen un acumulado de un millón 325 mil 915. Estos números seguirán creciendo en tanto los mexicanos no nos cuidemos. La recomendación del quédate en casa y evita asistir a reuniones cobra mayor importancia ahora que los contagios vuelven a multiplicarse.