/ martes 26 de marzo de 2024

Logros del presente y lo que viene

El viernes 22 de marzo el Presidente estuvo de visita en nuestro estado. Si bien debido a la veda electoral su discurso debía ser algo acotado, sí pudo hacer una recapitulación amplia de los beneficios que su política social ha traído a Veracruz, política social que dicho sea de paso, jamás podría ser comparada con los apoyos asistencialistas o paternalistas -como gusten llamarlos- que otros gobiernos pasados brindaron.

Los beneficios de los apoyos entregados mediante la Secretaría del Bienestar son enormes, no sólo por la cantidad de dinero dispersado a la gente, dinero que se dispersa a su vez en las economías locales, sino por el impacto que estas políticas hacen en la salud y ánimo de la sociedad al sentirse con mayores capacidades para enfrentar los desafíos de la vida.

Por cierto, hago un paréntesis y les comento que ahora muchos de aquellos férreos adversarios a los programas, esos mismos que votaron en contra de su existencia e inclusión en la Constitución como derecho, ahora se llenan la boca nombrándolos, utilizándolos en su propaganda para buscar votos en la próxima elección. No tienen vergüenza, aunque eso ya lo sabíamos.

En Veracruz son dos millones 162 mil personas quienes reciben algún tipo de programa de bienestar, beneficiarios que abarcan al poco más del 90 por ciento de todas las familias del estado. Estamos hablando de adultos mayores y jóvenes, estudiantes y productores, madres de familia, campesinos, pescadores. Son un enorme conjunto de la sociedad que, a su vez, expande el beneficio a otros miembros de sus familias.

No por nada la popularidad del presidente López Obrador ha aumentado a pesar de la guerra sucia a la que le invierte millones y millones de pesos por semana la oposición. Lejos de disminuir, su popularidad ha aumentado, alcanzando cifras como las que tuvo cuando inició su gestión, algo casi nunca visto en política. Hasta los periódicos opositores que siempre lo han golpeado manipulando la información han tenido que mostrar lo evidente muy a su pesar.

Revisen las portadas de periódicos como Reforma y El Financiero de las últimas semanas donde presentaron resultados de encuestas que le dan casi el 70% de aprobación a AMLO, y de paso también pueden revisar en las redes los regaños que Reforma recibió de parte de los publicistas de la oposición como Carlos Alazraki por haber publicado dicha información.

La visita del Presidente fue también para revisar temas urgentes con los gobernadores de la región como la seguridad y la estrategia que se utilizará para modificar de raíz el sistema de salud, éste siendo uno de los grandes pendientes aún, para lo cual adelantó que se necesitará del involucramiento de la ciudadanía para su reconstrucción.

Es decir, así como la ciudadanía se involucró en el rescate y mantenimiento de las escuelas en todo el país, así lo deberá hacer con los hospitales locales, otorgándoles el poder para tomar decisiones y aplicar los recursos sobre las prioridades que deberán atenderse en cada una de las clínicas. Será todo un reto, pero es un plan que ha funcionado con los programas existentes como La Escuela es Nuestra (LEEN).

Le quedan unos cuantos meses a la gestión del Presidente, y es impresionante cómo continúa trabajando todos los días para cumplir sus compromisos, cómo sigue impulsando e inspirando a pesar de que prácticamente está por terminar. Su amor por México no se acaba.

El legado de Andrés Manuel López Obrador será apreciado y recordado por las futuras generaciones por atender las causas y no las consecuencias de los problemas, por enseñarnos que con voluntad se pueden cambiar las cosas, y que todo lo que se da se devuelve.

En su discurso del viernes, AMLO citó al poeta veracruzano Salvador Díaz Mirón: ‘Nadie tiene derecho a lo superfluo mientras existan quienes carecen hasta de lo más indispensable’, y remató con su clásico ‘No puede haber gobierno rico con pueblo pobre’. Sólo agregaría que Andrés nos dejó la enorme lección de trabajar y atender a todos, especialmente a la gente más pobre, porque no hay paz sin justicia social.

Por lo anterior seguiremos defendiendo y trabajando siempre y primero por los más marginados y necesitados de nuestro pueblo. Por el bien de todos, primero los pobres.

Facebook: @ManuelHuertaLG

Twitter: @ManuelHuertaLdG

Instagram: manuelhuertalg

TikTok: manuelhuertalg

Youtube: @ManuelHuerta

Threads: @manuelhuertalg


El viernes 22 de marzo el Presidente estuvo de visita en nuestro estado. Si bien debido a la veda electoral su discurso debía ser algo acotado, sí pudo hacer una recapitulación amplia de los beneficios que su política social ha traído a Veracruz, política social que dicho sea de paso, jamás podría ser comparada con los apoyos asistencialistas o paternalistas -como gusten llamarlos- que otros gobiernos pasados brindaron.

Los beneficios de los apoyos entregados mediante la Secretaría del Bienestar son enormes, no sólo por la cantidad de dinero dispersado a la gente, dinero que se dispersa a su vez en las economías locales, sino por el impacto que estas políticas hacen en la salud y ánimo de la sociedad al sentirse con mayores capacidades para enfrentar los desafíos de la vida.

Por cierto, hago un paréntesis y les comento que ahora muchos de aquellos férreos adversarios a los programas, esos mismos que votaron en contra de su existencia e inclusión en la Constitución como derecho, ahora se llenan la boca nombrándolos, utilizándolos en su propaganda para buscar votos en la próxima elección. No tienen vergüenza, aunque eso ya lo sabíamos.

En Veracruz son dos millones 162 mil personas quienes reciben algún tipo de programa de bienestar, beneficiarios que abarcan al poco más del 90 por ciento de todas las familias del estado. Estamos hablando de adultos mayores y jóvenes, estudiantes y productores, madres de familia, campesinos, pescadores. Son un enorme conjunto de la sociedad que, a su vez, expande el beneficio a otros miembros de sus familias.

No por nada la popularidad del presidente López Obrador ha aumentado a pesar de la guerra sucia a la que le invierte millones y millones de pesos por semana la oposición. Lejos de disminuir, su popularidad ha aumentado, alcanzando cifras como las que tuvo cuando inició su gestión, algo casi nunca visto en política. Hasta los periódicos opositores que siempre lo han golpeado manipulando la información han tenido que mostrar lo evidente muy a su pesar.

Revisen las portadas de periódicos como Reforma y El Financiero de las últimas semanas donde presentaron resultados de encuestas que le dan casi el 70% de aprobación a AMLO, y de paso también pueden revisar en las redes los regaños que Reforma recibió de parte de los publicistas de la oposición como Carlos Alazraki por haber publicado dicha información.

La visita del Presidente fue también para revisar temas urgentes con los gobernadores de la región como la seguridad y la estrategia que se utilizará para modificar de raíz el sistema de salud, éste siendo uno de los grandes pendientes aún, para lo cual adelantó que se necesitará del involucramiento de la ciudadanía para su reconstrucción.

Es decir, así como la ciudadanía se involucró en el rescate y mantenimiento de las escuelas en todo el país, así lo deberá hacer con los hospitales locales, otorgándoles el poder para tomar decisiones y aplicar los recursos sobre las prioridades que deberán atenderse en cada una de las clínicas. Será todo un reto, pero es un plan que ha funcionado con los programas existentes como La Escuela es Nuestra (LEEN).

Le quedan unos cuantos meses a la gestión del Presidente, y es impresionante cómo continúa trabajando todos los días para cumplir sus compromisos, cómo sigue impulsando e inspirando a pesar de que prácticamente está por terminar. Su amor por México no se acaba.

El legado de Andrés Manuel López Obrador será apreciado y recordado por las futuras generaciones por atender las causas y no las consecuencias de los problemas, por enseñarnos que con voluntad se pueden cambiar las cosas, y que todo lo que se da se devuelve.

En su discurso del viernes, AMLO citó al poeta veracruzano Salvador Díaz Mirón: ‘Nadie tiene derecho a lo superfluo mientras existan quienes carecen hasta de lo más indispensable’, y remató con su clásico ‘No puede haber gobierno rico con pueblo pobre’. Sólo agregaría que Andrés nos dejó la enorme lección de trabajar y atender a todos, especialmente a la gente más pobre, porque no hay paz sin justicia social.

Por lo anterior seguiremos defendiendo y trabajando siempre y primero por los más marginados y necesitados de nuestro pueblo. Por el bien de todos, primero los pobres.

Facebook: @ManuelHuertaLG

Twitter: @ManuelHuertaLdG

Instagram: manuelhuertalg

TikTok: manuelhuertalg

Youtube: @ManuelHuerta

Threads: @manuelhuertalg


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 06 de junio de 2024

¿Por qué perdieron?

Manuel Huerta

miércoles 03 de abril de 2024

¿Por qué votar por Morena?

Manuel Huerta

lunes 12 de febrero de 2024

Las reformas

Manuel Huerta

jueves 14 de diciembre de 2023

Allá se van, acá se quedan

Manuel Huerta

miércoles 06 de diciembre de 2023

Soñamos con la gente

Manuel Huerta

jueves 30 de noviembre de 2023

Ya andamos

Manuel Huerta

Cargar Más