/ lunes 10 de diciembre de 2018

Tres pueblos con historia

Xalapeños, interesados en conocer la historia de Tlaxco, Zacatlán y Chignahuapan

Recientemente el grupo de Xalapa Antiguo recorrió los estados de Tlaxcala y Puebla para conocer tres localidades que han merecido el título de Pueblo Mágico.

En el bien conservado centro histórico de Tlaxco, Tlaxcala, destaca la parroquia de San Agustín de Hipona, la cual fue construida en el siglo XVII; en su edificación participó don Vicenzo Barroso de la Escaloya, autor del diseño de la Catedral de Morelia. La fachada de cantera rosa se distingue por sus nichos vacíos y destaca la imagen de San Agustín sobre un águila bicéfala; el retablo principal se terminó en 1760. Su único cuerpo de perspectiva agigantada lleva ocho imágenes entre las que sobresale una en relieve de San Agustín. En las pechinas de la cúpula octagonal se representan los cuatro doctores de la iglesia y en el coro se conserva un órgano del siglo XVIII.

La fachada exterior del Palacio Municipal es otra joya de Tlaxco; fue inaugurado en 1894 por don Porfirio Díaz.

Foto: Cortesía


La historia de doña Victoria Dorantes fue lo que causó mayor asombro entre los viajeros. Victoria sólo tenía 18 años cuando el pintor Jorge González Camarena quedó impresionado por su belleza, el artista le pidió que posara para él, pero ella le respondió que estaba casada por lo que desistió de pintarla hasta que un día se enteró que había enviudado y fue cuando posó para su pincel a los 19 años de edad. González Camarena la inmortalizó en un óleo sobre tela encarnando a “La Patria” para la portada de los libros de texto gratuito, pasando a la historia por ser la imagen más reproducida en más de 600 millones de libros. Es importante señalar que los datos biográficos de Victoria fueron pasados por alto por los historiadores y redactores de la SEP, así como también por el gobierno de Adolfo López Mateos, encargado de poner en circulación esa enorme cantidad de ejemplares y nunca se dio el crédito al pintor ni a la modelo.

Zacatlán de las manzanas es un bello pueblo que ha sabido encaminar sus atractivos hacia un buen turismo, la arquitectura de su centro histórico ha sido conservado, destacando el conjunto conventual franciscano, concluido por la orden en 1567, según un medallón de piedra colocado en la torre sur. Éste fue tan importante que los frailes Juan de Torquemada y Toribio de Benavente lo visitaron en varias ocasiones. El 12 de mayo de 1845 se inaugura la Escuela Lancasteriana de la Divina Providencia en el claustro del convento San Francisco, después del incendio que sufrió en 1816.

Otra de las joyas con las que cuenta Zacatlán es el Palacio Municipal, construido entre 1876 y 1896, con una extraordinaria fachada de estilo neoclásico, proyecto del arquitecto francés La Salle.

Foto: Cortesía


La historia de la fábrica de relojes Centenario inicia en 1918 cuando don Alberto Olvera Hernández fabrica su primer reloj monumental que fue instalado en la parroquia de Santiago Apóstol, en Chignahuapan, Puebla. Después de la venta de éste, adquirió las herramientas adecuadas para continuar construyendo relojes, aunque no dejaba de pensar en cómo mejorarlos y perfeccionar su manufactura. Don Alberto tuvo la suerte de encontrar un tratado completo de relojería monumental, sólo que estaba impreso en francés, así que aprendió la lengua para poder traducirlo.

El grupo también visitó Chignahuapan. Su importancia radica principalmente en la fabricación de esferas de vidrio soplado decoradas a mano con diversas técnicas, dada su calidad, han logrado su exportación a Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica. Actualmente, se tienen registrados 200 talleres en el municipio, en donde todo el año elaboran este producto navideño.

En el tema histórico destaca su parroquia de Santiago Apóstol que fue originalmente un templo franciscano, tiene una interesante fachada que refleja el arte tequitqui, caracterizado por formas vegetales; un sincretismo que muestra el proceso de evangelización en la Nueva España. En la Plaza de Armas se ubica un kiosco de madera de estilo mudéjar construido en 1871.


Recientemente el grupo de Xalapa Antiguo recorrió los estados de Tlaxcala y Puebla para conocer tres localidades que han merecido el título de Pueblo Mágico.

En el bien conservado centro histórico de Tlaxco, Tlaxcala, destaca la parroquia de San Agustín de Hipona, la cual fue construida en el siglo XVII; en su edificación participó don Vicenzo Barroso de la Escaloya, autor del diseño de la Catedral de Morelia. La fachada de cantera rosa se distingue por sus nichos vacíos y destaca la imagen de San Agustín sobre un águila bicéfala; el retablo principal se terminó en 1760. Su único cuerpo de perspectiva agigantada lleva ocho imágenes entre las que sobresale una en relieve de San Agustín. En las pechinas de la cúpula octagonal se representan los cuatro doctores de la iglesia y en el coro se conserva un órgano del siglo XVIII.

La fachada exterior del Palacio Municipal es otra joya de Tlaxco; fue inaugurado en 1894 por don Porfirio Díaz.

Foto: Cortesía


La historia de doña Victoria Dorantes fue lo que causó mayor asombro entre los viajeros. Victoria sólo tenía 18 años cuando el pintor Jorge González Camarena quedó impresionado por su belleza, el artista le pidió que posara para él, pero ella le respondió que estaba casada por lo que desistió de pintarla hasta que un día se enteró que había enviudado y fue cuando posó para su pincel a los 19 años de edad. González Camarena la inmortalizó en un óleo sobre tela encarnando a “La Patria” para la portada de los libros de texto gratuito, pasando a la historia por ser la imagen más reproducida en más de 600 millones de libros. Es importante señalar que los datos biográficos de Victoria fueron pasados por alto por los historiadores y redactores de la SEP, así como también por el gobierno de Adolfo López Mateos, encargado de poner en circulación esa enorme cantidad de ejemplares y nunca se dio el crédito al pintor ni a la modelo.

Zacatlán de las manzanas es un bello pueblo que ha sabido encaminar sus atractivos hacia un buen turismo, la arquitectura de su centro histórico ha sido conservado, destacando el conjunto conventual franciscano, concluido por la orden en 1567, según un medallón de piedra colocado en la torre sur. Éste fue tan importante que los frailes Juan de Torquemada y Toribio de Benavente lo visitaron en varias ocasiones. El 12 de mayo de 1845 se inaugura la Escuela Lancasteriana de la Divina Providencia en el claustro del convento San Francisco, después del incendio que sufrió en 1816.

Otra de las joyas con las que cuenta Zacatlán es el Palacio Municipal, construido entre 1876 y 1896, con una extraordinaria fachada de estilo neoclásico, proyecto del arquitecto francés La Salle.

Foto: Cortesía


La historia de la fábrica de relojes Centenario inicia en 1918 cuando don Alberto Olvera Hernández fabrica su primer reloj monumental que fue instalado en la parroquia de Santiago Apóstol, en Chignahuapan, Puebla. Después de la venta de éste, adquirió las herramientas adecuadas para continuar construyendo relojes, aunque no dejaba de pensar en cómo mejorarlos y perfeccionar su manufactura. Don Alberto tuvo la suerte de encontrar un tratado completo de relojería monumental, sólo que estaba impreso en francés, así que aprendió la lengua para poder traducirlo.

El grupo también visitó Chignahuapan. Su importancia radica principalmente en la fabricación de esferas de vidrio soplado decoradas a mano con diversas técnicas, dada su calidad, han logrado su exportación a Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica. Actualmente, se tienen registrados 200 talleres en el municipio, en donde todo el año elaboran este producto navideño.

En el tema histórico destaca su parroquia de Santiago Apóstol que fue originalmente un templo franciscano, tiene una interesante fachada que refleja el arte tequitqui, caracterizado por formas vegetales; un sincretismo que muestra el proceso de evangelización en la Nueva España. En la Plaza de Armas se ubica un kiosco de madera de estilo mudéjar construido en 1871.