/ viernes 25 de enero de 2019

El ocaso de un grande

Su retiro, por problemas en la cadera; le harán juego de despedida

Heladio del Juncal tomó rápidamente el balón y lo acomodó allí, a unos 30 metros de la portería, se notaba que le apresuraba cobrar el tiro libre para hacerle un gol al rival que tenía a su equipo 3-0. Al fino mediocampista nadie le hizo sombra, nadie intentó siquiera quitarle el esférico porque nadie tenía la facultad ni el talento para pegarle como él solía hacerlo… el jugador se perfiló, tomó vuelo y soltó un fogonazo que fue a incrustarse en el ángulo superior derecho del arco que custodiaba Enrique Bonilla Pastrana, el famoso Terry, quien nada pudo hacer por evitar el gol pese a que el disparo fue por el lado que cuidaba.

Dicen que “no todos los días se muere un burro”, pero ese mayo de 1985 en la otrora cancha de San Bruno, el mismo Heladio hizo añicos ese dicho al anotarle otro gol igual al mismo portero del Liconsa, equipo que dirigía el secretario sindical Enrique Hernández, y que en esa liguilla del otrora torneo realizado en la unidad deportiva San Bruno, el cuadro lechero se alzó con una victoria de 3-2.

Foto: Cortesía


Pero esos fueron sólo cortos pasajes en la vida de uno de los mejores futbolistas que ha tenido nuestra ciudad, un jugador que dejó huella y que todos los equipos del momento se disputaban para llevarlo a sus filas, tenía una calidad enorme en sus botines y eso con el correr de los años lo llevó al profesionalismo con el Xalapa FC.

Él como todo chamaco de su edad se inició cascareando en el barrio, en la calle, ésa que te formaba el carácter, casa de unos y refugio de otros, donde todo era válido y el jugar era lo único que importaba, donde no existía la tecnología de hoy y el futbol te transportaba a otra dimensión, a otro mundo, un lugar lejos de las obligaciones propias de la gente mayor.

Foto: Cortesía


Como varios jugadores de su época tenía los méritos suficientes para probar fortuna en el futbol profesional, en el futbol rentado, el del bueno sea Segunda o Primera División, pero por muchas razones que tenían que ver con la falta de apoyo y carencia de recursos se quedó con las ganas: “En ese tiempo estábamos limitados en ese sentido, tampoco fuimos de esos niños que no tenían como hoy muchas visorias, no había manera de irse a probar y menos si no teníamos dinero”, recordó la hoy leyenda xalapeña.

Dicen que pudo ir al Cruz Azul: “sí, se pudo ir a probar suerte, pero la cosa es que no había manera por la escasez en lo económico, no había para pagarse siquiera hospedaje y alimentación al lugar donde fuera, además que había que estudiar y trabajar, pero sobre todo apoyar en la casa a nuestra madre”, dijo en relación a doña Teresa Flores, quien sin el apoyo debido se esforzó sola para llevar por buen camino a Heladio y sus hermanos Rafael, Héctor, Jorge, Raúl, Guillermo, Teresa, Mario y Martín, los dos últimos ya fallecidos.

Foto: Cortesía


El medio volante estaba dotado de una técnica especial como ninguno, poseedor de un toque único y privilegiado que le ponía a su compañero el balón casi con la mano, que se adelantaba al resto en pensamiento y que bien colocaba un trazo a la medida o te mandaba un pase kilométrico al mismísimo pie, pero especialmente que en cualquier momento anotaba unos goles soberbios, natural en él porque ése era su estilo, su marca, su firma y su etiqueta.

Lamentablemente Heladio del Juncal Flores, próximo a cumplir 60 años de edad, dejó de jugar, una delicada lesión en la cadera lo alejó de esas canchas donde escribió infinidad de páginas llenas de gloria que lo volvieron hoy en un histórico del futbol, un grande, una leyenda viviente.

Foto: Cortesía


Es por eso que el mes de abril sus amigos los futbolistas de Xalapa se unirán para brindarle un merecido reconocimiento, una despedida, digna a su altura por el aporte que ha hecho al futbol xalapeño, un deporte que si pudiera hablar le pediría a gritos que nunca dejara de jugar porque futbolistas como él deberían existir por siempre, que sean eternos y sigan mostrando su brillantez en cualquier campo que pisen.

“Intente regresar hace unas semanas, pero no pude, los dolores que siento en la espalda son intensos y decidí mejor retirarme, dejarlo todo por la paz”.

Heladio del Juncal Flores/Ex jugador profesional

Heladio del Juncal tomó rápidamente el balón y lo acomodó allí, a unos 30 metros de la portería, se notaba que le apresuraba cobrar el tiro libre para hacerle un gol al rival que tenía a su equipo 3-0. Al fino mediocampista nadie le hizo sombra, nadie intentó siquiera quitarle el esférico porque nadie tenía la facultad ni el talento para pegarle como él solía hacerlo… el jugador se perfiló, tomó vuelo y soltó un fogonazo que fue a incrustarse en el ángulo superior derecho del arco que custodiaba Enrique Bonilla Pastrana, el famoso Terry, quien nada pudo hacer por evitar el gol pese a que el disparo fue por el lado que cuidaba.

Dicen que “no todos los días se muere un burro”, pero ese mayo de 1985 en la otrora cancha de San Bruno, el mismo Heladio hizo añicos ese dicho al anotarle otro gol igual al mismo portero del Liconsa, equipo que dirigía el secretario sindical Enrique Hernández, y que en esa liguilla del otrora torneo realizado en la unidad deportiva San Bruno, el cuadro lechero se alzó con una victoria de 3-2.

Foto: Cortesía


Pero esos fueron sólo cortos pasajes en la vida de uno de los mejores futbolistas que ha tenido nuestra ciudad, un jugador que dejó huella y que todos los equipos del momento se disputaban para llevarlo a sus filas, tenía una calidad enorme en sus botines y eso con el correr de los años lo llevó al profesionalismo con el Xalapa FC.

Él como todo chamaco de su edad se inició cascareando en el barrio, en la calle, ésa que te formaba el carácter, casa de unos y refugio de otros, donde todo era válido y el jugar era lo único que importaba, donde no existía la tecnología de hoy y el futbol te transportaba a otra dimensión, a otro mundo, un lugar lejos de las obligaciones propias de la gente mayor.

Foto: Cortesía


Como varios jugadores de su época tenía los méritos suficientes para probar fortuna en el futbol profesional, en el futbol rentado, el del bueno sea Segunda o Primera División, pero por muchas razones que tenían que ver con la falta de apoyo y carencia de recursos se quedó con las ganas: “En ese tiempo estábamos limitados en ese sentido, tampoco fuimos de esos niños que no tenían como hoy muchas visorias, no había manera de irse a probar y menos si no teníamos dinero”, recordó la hoy leyenda xalapeña.

Dicen que pudo ir al Cruz Azul: “sí, se pudo ir a probar suerte, pero la cosa es que no había manera por la escasez en lo económico, no había para pagarse siquiera hospedaje y alimentación al lugar donde fuera, además que había que estudiar y trabajar, pero sobre todo apoyar en la casa a nuestra madre”, dijo en relación a doña Teresa Flores, quien sin el apoyo debido se esforzó sola para llevar por buen camino a Heladio y sus hermanos Rafael, Héctor, Jorge, Raúl, Guillermo, Teresa, Mario y Martín, los dos últimos ya fallecidos.

Foto: Cortesía


El medio volante estaba dotado de una técnica especial como ninguno, poseedor de un toque único y privilegiado que le ponía a su compañero el balón casi con la mano, que se adelantaba al resto en pensamiento y que bien colocaba un trazo a la medida o te mandaba un pase kilométrico al mismísimo pie, pero especialmente que en cualquier momento anotaba unos goles soberbios, natural en él porque ése era su estilo, su marca, su firma y su etiqueta.

Lamentablemente Heladio del Juncal Flores, próximo a cumplir 60 años de edad, dejó de jugar, una delicada lesión en la cadera lo alejó de esas canchas donde escribió infinidad de páginas llenas de gloria que lo volvieron hoy en un histórico del futbol, un grande, una leyenda viviente.

Foto: Cortesía


Es por eso que el mes de abril sus amigos los futbolistas de Xalapa se unirán para brindarle un merecido reconocimiento, una despedida, digna a su altura por el aporte que ha hecho al futbol xalapeño, un deporte que si pudiera hablar le pediría a gritos que nunca dejara de jugar porque futbolistas como él deberían existir por siempre, que sean eternos y sigan mostrando su brillantez en cualquier campo que pisen.

“Intente regresar hace unas semanas, pero no pude, los dolores que siento en la espalda son intensos y decidí mejor retirarme, dejarlo todo por la paz”.

Heladio del Juncal Flores/Ex jugador profesional

Local

Hackean WhatsApp de alcalde de Cosoleacaque, pide no responder mensajes

Tras el hackeo, Ponciano Vázquez Parissi solicitó a sus familiares, amigos y la ciudadanía en general no prestar atención a mensajes

Local

¿Te gustaría liberar tu cartilla militar en tres meses? La modalidad de encuadramiento es para ti

La Secretaría de la Defensa Nacional celebró el Día Del Servicio Militar Nacional y realizarlo de forma encuadrada tiene varios beneficios

Deportes

¡Sí se puede! Luchadores xalapeños en busca del Panamericano

El Clasificatorio Nacional de Lucha Olímpica se realizará este sábado y domingo en el Comité Olímpico Mexicano (COM)

Local

Empresas extranjeras invertirán en Veracruz: Sedecop

Enrique Nachón García, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (SEDECOP) dio a conocer que varias empresas extranjeras se encuentran interesadas

Local

¿Te gustaría liberar tu cartilla militar en tres meses? La modalidad de encuadramiento es para ti

La Secretaría de la Defensa Nacional celebró el Día Del Servicio Militar Nacional y realizarlo de forma encuadrada tiene varios beneficios

Local

Hackean WhatsApp de alcalde de Cosoleacaque, pide no responder mensajes

Tras el hackeo, Ponciano Vázquez Parissi solicitó a sus familiares, amigos y la ciudadanía en general no prestar atención a mensajes

Policiaca

Chocan dos autos en la avenida Bolivia; corte de circulación, la causa

Tras el choque, una mujer que viajaba en el auto que iba en la carretera, resultó lastimada, por lo que fue necesaria la presencia de socorristas