/ jueves 12 de noviembre de 2020

Carteros eran parte de los barrios; hoy son desconocidos

Las cartas familiares se convirtieron en mails o mensajes de texto y poco a poco las bolsas de los carteros comenzaron a llenarse de estados de cuentas y documentación oficial

Los carteros han pasado de ser “parte del barrio” a completos desconocidos en las calles reconoce Ángel de la Rosa Vargas, quien fuera empleado postal durante más de 30 años en las oficinas de Poza Rica y Papantla.

Aunque hoy se encuentra jubilado, recuerda que hasta hace unos años el cartero era un elemento fundamental en las comunidades, ya que era el encargado de traer cartas de amor, anuncios de buenas noticias, felicitaciones navideñas, regalos de cumpleaños y paquetes misteriosos.

El extrabajador cuenta que el declive del correo comenzó desde hace más de 10 años con la llegada de las comunicaciones por computadora. Así, explica, las cartas familiares se convirtieron en mails o mensajes de texto y poco a poco las bolsas de los carteros comenzaron a llenarse de estados de cuentas y documentación oficial. “Ahora ya ni eso porque ya los recibos y documentos de los bancos se mandan por correo”, reconoce.

De la Rosa Vargas proviene de una “familia postal” ya que su padre, su abuelo, tíos y primos fueron o son trabajadores del Servicio Postal Mexicano. Siguiendo el ejemplo ingresó a los 20 años a Correos como intendente mientras estudiaba la carrera de Arquitectura. A pesar de que concluyó la licenciatura, el trabajo postal “lo jaló” y se quedó ahí durante toda su vida productiva en la empresa.

En ese tiempo ocupó diversos cargos, primero en su natal Poza Rica y luego en Papantla en donde actualmente radica, sin embargo, reconoce que el trabajo de cartero fue el que más lo marcó. “Yo fui escalando porque lo tomé de lleno. Yo empecé de intendente pero fui conductor, cajero, auxiliar hasta llegar a la administración como ejecutivo de cuenta e incluso fui líder sindical en Poza Rica por aproximadamente 8 años (…) si me pregunta una de las cosas que más disfruté fue el tiempo que estuve como cartero”, cuenta.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS EN TU CELULAR, → ¡CON UN SOLO CLIC!

Un oficio del ayer

Ángel de la Rosa cuenta que el oficio de cartero le permitió conocer toda la ciudad pero sobre todo conocer a cientos de familias. Recuerda que en esos años, no terminaba un turno de trabajo sin haber recibido un vaso de agua, algo de comida, una propina o incluso algún regalo de la gente a la que visitaba.

Ya sea a pie o en bicicleta, los carteros de su época recorrían largas distancias sin importar las adversidades, lo difícil del terreno e incluso las condiciones meteorológicas. “Hoy en día se han vuelto un poco ‘más delicaditos’ y ya no quieren salir porque está lloviznando o porque la gente casi no sale a recibir los paquetes (…) ¿somos o no somos?”, señala.

El extrabajador, cuenta que en el Día del Cartero -que se conmemora este 12 de noviembre- los carteros regresaban a las oficinas postales “más cargados de lo que salían” ya que en el camino recibían presentes, pastel e incentivos económicos que la gente le entregaba de agradecimiento por un año de trabajo.

“Los carteros éramos tan famosos que todos nos conocían, eso no cualquier oficio lo tiene. Los carteros conocemos toda la ciudad y somos bien vistos ante la sociedad, con algunas excepciones por algunos malos elementos, pero creo que somos más los que son queridos que los que no”, señala.

A pesar de estar jubilado, Ángel se sigue asumiendo como parte de la familia postal. Por eso, ver el declive de la empresa en la que trabajó toda su vida le duele tanto.

Explica que, una vez que las cartas y las felicitaciones dejaron de enviarse por correo, los paquetes ocuparon el lugar y le permitieron a los trabajadores postales seguir trabajando, sin embargo, esas entregas también están amenazadas por la competencia de paqueterías privadas que envían en menos tiempo y con mejor calidad.

“La verdad es que sí me da tristeza ver que cada día hay más quejas contra Correos de México porque los paquetes no llegan a tiempo o se pierden pero quiero decirles que no es culpa de los trabajadores sino de los de arriba que no invierten y se modernizan para poder luchar al tú por tú con todas las paqueterías”, asegura.

Para él, la red que tiene la empresa postal en el país supera a la de cualquier empresa, por ello, es sólo cosa de volverla rentable nuevamente para que los trabajadores postales vuelvan a tocar las puertas de los hogares mexicanos con buenas noticias. "Podríamos estar mejor", concluyó.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Los carteros han pasado de ser “parte del barrio” a completos desconocidos en las calles reconoce Ángel de la Rosa Vargas, quien fuera empleado postal durante más de 30 años en las oficinas de Poza Rica y Papantla.

Aunque hoy se encuentra jubilado, recuerda que hasta hace unos años el cartero era un elemento fundamental en las comunidades, ya que era el encargado de traer cartas de amor, anuncios de buenas noticias, felicitaciones navideñas, regalos de cumpleaños y paquetes misteriosos.

El extrabajador cuenta que el declive del correo comenzó desde hace más de 10 años con la llegada de las comunicaciones por computadora. Así, explica, las cartas familiares se convirtieron en mails o mensajes de texto y poco a poco las bolsas de los carteros comenzaron a llenarse de estados de cuentas y documentación oficial. “Ahora ya ni eso porque ya los recibos y documentos de los bancos se mandan por correo”, reconoce.

De la Rosa Vargas proviene de una “familia postal” ya que su padre, su abuelo, tíos y primos fueron o son trabajadores del Servicio Postal Mexicano. Siguiendo el ejemplo ingresó a los 20 años a Correos como intendente mientras estudiaba la carrera de Arquitectura. A pesar de que concluyó la licenciatura, el trabajo postal “lo jaló” y se quedó ahí durante toda su vida productiva en la empresa.

En ese tiempo ocupó diversos cargos, primero en su natal Poza Rica y luego en Papantla en donde actualmente radica, sin embargo, reconoce que el trabajo de cartero fue el que más lo marcó. “Yo fui escalando porque lo tomé de lleno. Yo empecé de intendente pero fui conductor, cajero, auxiliar hasta llegar a la administración como ejecutivo de cuenta e incluso fui líder sindical en Poza Rica por aproximadamente 8 años (…) si me pregunta una de las cosas que más disfruté fue el tiempo que estuve como cartero”, cuenta.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES, ALERTAS, REPORTAJES E HISTORIAS EN TU CELULAR, → ¡CON UN SOLO CLIC!

Un oficio del ayer

Ángel de la Rosa cuenta que el oficio de cartero le permitió conocer toda la ciudad pero sobre todo conocer a cientos de familias. Recuerda que en esos años, no terminaba un turno de trabajo sin haber recibido un vaso de agua, algo de comida, una propina o incluso algún regalo de la gente a la que visitaba.

Ya sea a pie o en bicicleta, los carteros de su época recorrían largas distancias sin importar las adversidades, lo difícil del terreno e incluso las condiciones meteorológicas. “Hoy en día se han vuelto un poco ‘más delicaditos’ y ya no quieren salir porque está lloviznando o porque la gente casi no sale a recibir los paquetes (…) ¿somos o no somos?”, señala.

El extrabajador, cuenta que en el Día del Cartero -que se conmemora este 12 de noviembre- los carteros regresaban a las oficinas postales “más cargados de lo que salían” ya que en el camino recibían presentes, pastel e incentivos económicos que la gente le entregaba de agradecimiento por un año de trabajo.

“Los carteros éramos tan famosos que todos nos conocían, eso no cualquier oficio lo tiene. Los carteros conocemos toda la ciudad y somos bien vistos ante la sociedad, con algunas excepciones por algunos malos elementos, pero creo que somos más los que son queridos que los que no”, señala.

A pesar de estar jubilado, Ángel se sigue asumiendo como parte de la familia postal. Por eso, ver el declive de la empresa en la que trabajó toda su vida le duele tanto.

Explica que, una vez que las cartas y las felicitaciones dejaron de enviarse por correo, los paquetes ocuparon el lugar y le permitieron a los trabajadores postales seguir trabajando, sin embargo, esas entregas también están amenazadas por la competencia de paqueterías privadas que envían en menos tiempo y con mejor calidad.

“La verdad es que sí me da tristeza ver que cada día hay más quejas contra Correos de México porque los paquetes no llegan a tiempo o se pierden pero quiero decirles que no es culpa de los trabajadores sino de los de arriba que no invierten y se modernizan para poder luchar al tú por tú con todas las paqueterías”, asegura.

Para él, la red que tiene la empresa postal en el país supera a la de cualquier empresa, por ello, es sólo cosa de volverla rentable nuevamente para que los trabajadores postales vuelvan a tocar las puertas de los hogares mexicanos con buenas noticias. "Podríamos estar mejor", concluyó.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Local

Sufren frío y discriminación pero ganan más en Canadá

Xalapa, Veracruz, Coatzacoalcos y Emiliano Zapata son los municipios que registran más migración en la entidad

Local

10 puntos para la consulta ciudadana en Veracruz sobre el horario de verano

La consulta para saber si los veracruzanos quieren que siga el horario de verano podría desarrollarse en la segunda quincena de agosto

Local

“Vocación y preparación impedimento para que la mujer se desarrolle en el ámbito profesional”: investigadora

La doctora Celia María Calderón Ramón, investigadora de la UV expone que se tienen avances importantes contra la discriminación laboral que sufren las mujeres

Local

En breve será colocada estatua de la joven de Amajac en la Ciudad de México: Claudia Sheinbaum

Claudia Sheinbam Pardo señaló que la réplica fue encontrada en el municipio de Álamo y será colocada en el paseo de la Reforma

Local

Veracruz y la Ciudad de México trabajarán en materia de turismo

Cuitláhuac García Jiménez estableció un convenio turístico para dar a conocer puntos específicos para la llegada de visitantes

Policiaca

Pierde la vida una mujer en accidente, en Tuxpan: todo sobre el caso

El percance ocurrió sobre la autopista que dirige de Tuxpan a Tampico

Deportes

Susana Hernández fija su mirada en importantes competencias

La nadadora veracruzana, Susana Hernández Barradas ha logrado seis medallas de oro y una de plata en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Barbados

Local

“Vocación y preparación impedimento para que la mujer se desarrolle en el ámbito profesional”: investigadora

La doctora Celia María Calderón Ramón, investigadora de la UV expone que se tienen avances importantes contra la discriminación laboral que sufren las mujeres