/ jueves 23 de septiembre de 2021

Con cargo a la nómina

No paran las quejas de parte de pensionados, jubilados, trabajadores al servicio de la educación y de la salud, por los descuentos que continúan recibiendo en sus sueldos o pensiones con motivo de haber recibido un crédito en efectivo por parte alguna financiera.

La duda sobre ¿qué ha pasado con el asunto de la usura institucionalizada que persiste en Veracruz y los afectados por ésta? parece rondar en el ambiente; un tema que durante muchos años se mantuvo como una práctica común en la que un cliente a cambio de un poco de liquidez, autorizaba cargar a su nómina (vía descuento) los pagos quincenales del préstamo, no es nuevo; por el contrario según datos recabados para documentar el problema este mecanismo lleva operando por lo menos dieciséis años, comenzando en el Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz (IPE), institución en donde hasta la fecha subsiste.

Esta modalidad de financiamiento persiste por el beneficio que reporta a las instituciones intermediarias por la ‘ganancia’ o utilidad que les resulta al operar las claves de descuento de los acreditantes.

Sin embargo, y aunque debiera subsistir el principio máximo de protección constitucional al salario como una forma de proteger la dignidad de la clase trabajadora y su derecho a la alimentación, subsistencia e independencia, el hecho en sí tampoco tendría que resultar nocivo, si no fuera por las malas prácticas y abusos a que se presta en ocasiones esta forma de obtener un préstamo.

Pues al contar el acreditante con la seguridad de su pago y cobro, lo que va de la mano con la seguridad y regularidad de los ingresos que percibe a su vez el trabajador, se ha prestado al aumento de líneas de crédito no solicitadas, reestructuras no autorizadas, dobles cobros, negativa a proporcionar estados de cuenta a los acreditados, incluso a la aclaración de saldos o entrega de carta finiquito cuando proceda.

Este asunto que en su momento fue dialogado con los hoy titulares de las dependencias en donde se ha detectado la problemática (como Educación y Pensiones), continúa sin resolverse pues en su mayoría los convenios con las financieras subsisten, los descuentos no paran, y son pocos quienes pueden judicializar sus casos debido a la distancia, falta de movilidad, recursos, tiempo, salud entre otros.

De ahí que haya quienes, entre dudas y decisiones, les ha alcanzado el plazo final de los créditos teniéndose que conformar por falta de medios para entablar los reclamos.

En relación a las soluciones conciliatorias que se dan en torno al asunto, pocas llegan a buen término, pues repito, la seguridad del acreditante en relación a su pago quincenal recibido directamente por la dependencia que retiene del sueldo del trabajador le da la seguridad y solidez para anteponer un acuerdo que le beneficie solo al trabajador.

Pues resulta lógico, que alguien pudiendo ganarlo todo, acepte perder una parte; máxime si el negocio se trata del cobro de intereses por la suma prestada. En fin que solo quienes lo padecen pueden entender los motivos y razones de quienes nos organizamos para defendernos de este tipo de usura (la institucionalizada), que ahora a través de la ocurrencia legislativa de Cobranza Delegada, a la que el Barzón ha llamado “cobranza abreviada”, pretende hacerse ley.

Total que la lucha continúa y seguimos escuchando, atendiendo y resolviendo desde nuestra trinchera todos los casos que nos llegan en esta modalidad y aunque sinuoso el camino, no desistimos del objetivo, de que tal iniciativa se revise, se abra al diálogo y se logre sensibilizar a los legisladores sobre la importancia de conocer los antecedentes de lo que esta modalidad de otorgamiento de créditos ha provocado; tan en así que este día tenemos agendada reunión con un diputado federal para dialogar sobre el tema, de la misma manera continuamos abriendo canales de diálogo y negociación con las financieras involucradas en busca de acuerdos, habiendo ya llegado a algunos arreglos justos en beneficio de los pensionados.

Continuamos invitándolos a dar a conocer sus casos, a no guardar silencio, a exponer la situación, y a los que ya están en la lucha a no desistir, esta es la convocatoria del Barzón en rechazo a la Cobranza Delegada. Llama al 2281148502.

www.elbarzonrc.org

elbarzonrc@yahoo.com.mx

@terecarbajal

No paran las quejas de parte de pensionados, jubilados, trabajadores al servicio de la educación y de la salud, por los descuentos que continúan recibiendo en sus sueldos o pensiones con motivo de haber recibido un crédito en efectivo por parte alguna financiera.

La duda sobre ¿qué ha pasado con el asunto de la usura institucionalizada que persiste en Veracruz y los afectados por ésta? parece rondar en el ambiente; un tema que durante muchos años se mantuvo como una práctica común en la que un cliente a cambio de un poco de liquidez, autorizaba cargar a su nómina (vía descuento) los pagos quincenales del préstamo, no es nuevo; por el contrario según datos recabados para documentar el problema este mecanismo lleva operando por lo menos dieciséis años, comenzando en el Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz (IPE), institución en donde hasta la fecha subsiste.

Esta modalidad de financiamiento persiste por el beneficio que reporta a las instituciones intermediarias por la ‘ganancia’ o utilidad que les resulta al operar las claves de descuento de los acreditantes.

Sin embargo, y aunque debiera subsistir el principio máximo de protección constitucional al salario como una forma de proteger la dignidad de la clase trabajadora y su derecho a la alimentación, subsistencia e independencia, el hecho en sí tampoco tendría que resultar nocivo, si no fuera por las malas prácticas y abusos a que se presta en ocasiones esta forma de obtener un préstamo.

Pues al contar el acreditante con la seguridad de su pago y cobro, lo que va de la mano con la seguridad y regularidad de los ingresos que percibe a su vez el trabajador, se ha prestado al aumento de líneas de crédito no solicitadas, reestructuras no autorizadas, dobles cobros, negativa a proporcionar estados de cuenta a los acreditados, incluso a la aclaración de saldos o entrega de carta finiquito cuando proceda.

Este asunto que en su momento fue dialogado con los hoy titulares de las dependencias en donde se ha detectado la problemática (como Educación y Pensiones), continúa sin resolverse pues en su mayoría los convenios con las financieras subsisten, los descuentos no paran, y son pocos quienes pueden judicializar sus casos debido a la distancia, falta de movilidad, recursos, tiempo, salud entre otros.

De ahí que haya quienes, entre dudas y decisiones, les ha alcanzado el plazo final de los créditos teniéndose que conformar por falta de medios para entablar los reclamos.

En relación a las soluciones conciliatorias que se dan en torno al asunto, pocas llegan a buen término, pues repito, la seguridad del acreditante en relación a su pago quincenal recibido directamente por la dependencia que retiene del sueldo del trabajador le da la seguridad y solidez para anteponer un acuerdo que le beneficie solo al trabajador.

Pues resulta lógico, que alguien pudiendo ganarlo todo, acepte perder una parte; máxime si el negocio se trata del cobro de intereses por la suma prestada. En fin que solo quienes lo padecen pueden entender los motivos y razones de quienes nos organizamos para defendernos de este tipo de usura (la institucionalizada), que ahora a través de la ocurrencia legislativa de Cobranza Delegada, a la que el Barzón ha llamado “cobranza abreviada”, pretende hacerse ley.

Total que la lucha continúa y seguimos escuchando, atendiendo y resolviendo desde nuestra trinchera todos los casos que nos llegan en esta modalidad y aunque sinuoso el camino, no desistimos del objetivo, de que tal iniciativa se revise, se abra al diálogo y se logre sensibilizar a los legisladores sobre la importancia de conocer los antecedentes de lo que esta modalidad de otorgamiento de créditos ha provocado; tan en así que este día tenemos agendada reunión con un diputado federal para dialogar sobre el tema, de la misma manera continuamos abriendo canales de diálogo y negociación con las financieras involucradas en busca de acuerdos, habiendo ya llegado a algunos arreglos justos en beneficio de los pensionados.

Continuamos invitándolos a dar a conocer sus casos, a no guardar silencio, a exponer la situación, y a los que ya están en la lucha a no desistir, esta es la convocatoria del Barzón en rechazo a la Cobranza Delegada. Llama al 2281148502.

www.elbarzonrc.org

elbarzonrc@yahoo.com.mx

@terecarbajal

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 22 de octubre de 2021

¿Qué es el Redeco?

Teresa Carbajal

jueves 14 de octubre de 2021

Pili y Lili

Teresa Carbajal

jueves 30 de septiembre de 2021

Un paso hacia la libertad

Teresa Carbajal

jueves 23 de septiembre de 2021

Con cargo a la nómina

Teresa Carbajal

jueves 09 de septiembre de 2021

Simona, la ahorradora

Teresa Carbajal

jueves 26 de agosto de 2021

La noche del huracán

Teresa Carbajal

viernes 20 de agosto de 2021

¿La verdad?

Teresa Carbajal

Cargar Más