/ miércoles 13 de junio de 2018

La consigna “anti Yunes Márquez”

Hace cinco días recibí una llamada de la fuente más confiable que tengo en el CEN del PAN.

Dejando de lado lo que ocurra con la presidencial, las elecciones gubernamentales en Puebla y Veracruz encendieron focos rojos tanto en el búnker de Ricardo Anaya como en el que coordina el dirigente blanquiazul, Damián Zepeda.

Y es que hasta hace algunas semanas la cúpula panista creía que la gubernatura en Veracruz se ganaría “arrasando”, tal como se los había informado el propio Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato del Frente e hijo del actual Ejecutivo estatal.

Me informan que de acuerdo con números recabados por el búnker de Ricardo Anaya, en los últimos 10 días en Veracruz la candidatura de Morena, encabezada por Cuitláhuac García Jiménez, ha crecido más que la de Miguel Yunes. De hecho tienen confirmado que el propio José Yunes Zorrilla, del PRI-Verde, ha obtenido más adeptos que el exalcalde de Boca del Río, en los últimos tiempos.

“Mira, mientras Cuitláhuac gana tres indecisos o personas que pensaban votar por otro candidato, Miguel Yunes se lleva uno, eso, en una elección muy competida como la de Veracruz, puede definir el resultado en los últimos días”, dijo quien siempre me ha brindado información confiable sobre temas azules.

Ahora bien, de acuerdo con lo que me confían, en este momento, a casi 15 días de las elecciones, los panistas aún tienen a Miguel Yunes como ganador, pero por un margen que día a día se acorta, y de seguir así, tomando en cuenta la relación “tiempo-disputa del voto”, el cachorro de AMLO podría alcanzarlo o quizá rebasarlo después del 28 de este mes, aunque hayan finalizado formalmente las campañas.

La preocupación en la cúpula panista sobre Veracruz se debe a que en los próximos días López Obrador insistirá en pedir a todos sus seguidores en el estado que voten por Cuitláhuac García. “Sabemos que para ganarle a <Yunes hijo> necesitamos que AMLO lo pida y lo pida; ¿cómo va a ser que la presidencial la llevemos <de calle> allá, y no podamos transferir eso a nuestro candidato por la gubernatura?”, me dijo una fuente morenista.

Además, en el CEN del PAN consideran que a pesar del crecimiento que ha tenido la candidatura del priista José Yunes, muchos tricolores en Veracruz podrían votar por Cuitláhuac García bajo la simple (y sencilla consigna) de “no querer ver llegar a Miguel Yunes Márquez al poder”.

De esta forma, entre el convencimiento que intentará hacer AMLO para que más simpatizantes suyos voten por Cuitláhuac García y también la posibilidad de que muchos priistas sufraguen “anti Yunes Márquez”, la carrera por la gubernatura en Veracruz podría tener un atractivo final de fotografía. Estemos atentos.

alejandroaguirre77@gmail.com

Hace cinco días recibí una llamada de la fuente más confiable que tengo en el CEN del PAN.

Dejando de lado lo que ocurra con la presidencial, las elecciones gubernamentales en Puebla y Veracruz encendieron focos rojos tanto en el búnker de Ricardo Anaya como en el que coordina el dirigente blanquiazul, Damián Zepeda.

Y es que hasta hace algunas semanas la cúpula panista creía que la gubernatura en Veracruz se ganaría “arrasando”, tal como se los había informado el propio Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato del Frente e hijo del actual Ejecutivo estatal.

Me informan que de acuerdo con números recabados por el búnker de Ricardo Anaya, en los últimos 10 días en Veracruz la candidatura de Morena, encabezada por Cuitláhuac García Jiménez, ha crecido más que la de Miguel Yunes. De hecho tienen confirmado que el propio José Yunes Zorrilla, del PRI-Verde, ha obtenido más adeptos que el exalcalde de Boca del Río, en los últimos tiempos.

“Mira, mientras Cuitláhuac gana tres indecisos o personas que pensaban votar por otro candidato, Miguel Yunes se lleva uno, eso, en una elección muy competida como la de Veracruz, puede definir el resultado en los últimos días”, dijo quien siempre me ha brindado información confiable sobre temas azules.

Ahora bien, de acuerdo con lo que me confían, en este momento, a casi 15 días de las elecciones, los panistas aún tienen a Miguel Yunes como ganador, pero por un margen que día a día se acorta, y de seguir así, tomando en cuenta la relación “tiempo-disputa del voto”, el cachorro de AMLO podría alcanzarlo o quizá rebasarlo después del 28 de este mes, aunque hayan finalizado formalmente las campañas.

La preocupación en la cúpula panista sobre Veracruz se debe a que en los próximos días López Obrador insistirá en pedir a todos sus seguidores en el estado que voten por Cuitláhuac García. “Sabemos que para ganarle a <Yunes hijo> necesitamos que AMLO lo pida y lo pida; ¿cómo va a ser que la presidencial la llevemos <de calle> allá, y no podamos transferir eso a nuestro candidato por la gubernatura?”, me dijo una fuente morenista.

Además, en el CEN del PAN consideran que a pesar del crecimiento que ha tenido la candidatura del priista José Yunes, muchos tricolores en Veracruz podrían votar por Cuitláhuac García bajo la simple (y sencilla consigna) de “no querer ver llegar a Miguel Yunes Márquez al poder”.

De esta forma, entre el convencimiento que intentará hacer AMLO para que más simpatizantes suyos voten por Cuitláhuac García y también la posibilidad de que muchos priistas sufraguen “anti Yunes Márquez”, la carrera por la gubernatura en Veracruz podría tener un atractivo final de fotografía. Estemos atentos.

alejandroaguirre77@gmail.com

lunes 20 de agosto de 2018

Lo que Gordillo le dejó a Duarte

miércoles 15 de agosto de 2018

“Javier Duarte tuvo suerte”, me dicen

lunes 13 de agosto de 2018

El “se los dije” de Javier Duarte

miércoles 08 de agosto de 2018

¿Por qué Yunes no propuso magistrados?

miércoles 25 de julio de 2018

Fiscal Anticorrupción, ¿mini revancha?

miércoles 18 de julio de 2018

“Nos dolió Anaya y Yunes Márquez”

martes 17 de julio de 2018

Sobre el gabinete de Cuitláhuac

miércoles 11 de julio de 2018

El error de los Yunes

Cargar Más