/ miércoles 14 de agosto de 2019

La reaparición de Miguel Yunes

De sobra se sabe que Miguel Ángel Yunes Linares suele ir “duro y a la cabeza”. Su reaparición tiene directrices muy claras: tomar el control absoluto del PAN en el estado de Veracruz, “reventar” a Morena en la elecciones intermedias, y después, bastante más adelante, colocar a uno de sus hijos como candidato a la gubernatura.

Seguro estoy que el golpe más fuerte para Yunes Linares en su larga carrera política ha sido, por mucho, la derrota de su hijo frente a Cuitláhuac García. De no haber coincidido esa elección con la Presidencial, difícilmente el gobierno sería morenista en Veracruz.

Miguel Yunes Linares sabe que para prolongar la permanencia de su linaje en la esfera del poder veracruzano, necesita (sin lugar a dudas) llevar las riendas totales de su partido en el estado, sobre todo en esta época de dominio nacional morenista.

Terminó el tiempo de “lamerse las heridas” para Yunes Linares y compañía. Van por la dirigencia estatal del PAN, aunque para ello deban desconocer al líder nacional del blanquiazul, Marko Cortés. En ello se les va la vida, así como sus planes a mediano y largo plazo.

Ahora bien, más allá de lo mucho que se ha dicho de ellos (bueno o malo), los tres personajes con mayor capacidad para operar electoralmente en Veracruz son: Javier Duarte, Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes Linares. Los dos primeros, por el momento, se encuentran fuera de circulación.

Morena-Veracruz no tiene algún operador político-electoral que pueda hacerle frente a Yunes Linares, tanto en su estructura gubernamental como en el Congreso del Estado. En realidad, los artífices de la victoria de Cuitláhuac García se encuentran alrededor de López Obrador.

“De combatir a Yunes Linares en Veracruz nos encargaremos nosotros”, me dijo uno de los hombres más importantes para el Presidente. “Ninguno de los colaboradores del Gobernador tiene la pericia para competirle a Miguel Yunes, pueden ser bravos pero no son estrategas, lo demostraron al no poder remover al Fiscal del estado a través del Congreso”.

“Desde CDMX conduciremos la permanencia de Morena en Veracruz ahora que Yunes Linares regresó. Tenemos varios ases bajo la manga, mismos que como Gobierno Federal, podríamos usar en su momento. No subestimaremos esta ofensiva de los Yunes, sabemos que vienen con todo, que son fuertes y que se han acuartelado”, me comentaron desde Palacio Nacional.


alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

De sobra se sabe que Miguel Ángel Yunes Linares suele ir “duro y a la cabeza”. Su reaparición tiene directrices muy claras: tomar el control absoluto del PAN en el estado de Veracruz, “reventar” a Morena en la elecciones intermedias, y después, bastante más adelante, colocar a uno de sus hijos como candidato a la gubernatura.

Seguro estoy que el golpe más fuerte para Yunes Linares en su larga carrera política ha sido, por mucho, la derrota de su hijo frente a Cuitláhuac García. De no haber coincidido esa elección con la Presidencial, difícilmente el gobierno sería morenista en Veracruz.

Miguel Yunes Linares sabe que para prolongar la permanencia de su linaje en la esfera del poder veracruzano, necesita (sin lugar a dudas) llevar las riendas totales de su partido en el estado, sobre todo en esta época de dominio nacional morenista.

Terminó el tiempo de “lamerse las heridas” para Yunes Linares y compañía. Van por la dirigencia estatal del PAN, aunque para ello deban desconocer al líder nacional del blanquiazul, Marko Cortés. En ello se les va la vida, así como sus planes a mediano y largo plazo.

Ahora bien, más allá de lo mucho que se ha dicho de ellos (bueno o malo), los tres personajes con mayor capacidad para operar electoralmente en Veracruz son: Javier Duarte, Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes Linares. Los dos primeros, por el momento, se encuentran fuera de circulación.

Morena-Veracruz no tiene algún operador político-electoral que pueda hacerle frente a Yunes Linares, tanto en su estructura gubernamental como en el Congreso del Estado. En realidad, los artífices de la victoria de Cuitláhuac García se encuentran alrededor de López Obrador.

“De combatir a Yunes Linares en Veracruz nos encargaremos nosotros”, me dijo uno de los hombres más importantes para el Presidente. “Ninguno de los colaboradores del Gobernador tiene la pericia para competirle a Miguel Yunes, pueden ser bravos pero no son estrategas, lo demostraron al no poder remover al Fiscal del estado a través del Congreso”.

“Desde CDMX conduciremos la permanencia de Morena en Veracruz ahora que Yunes Linares regresó. Tenemos varios ases bajo la manga, mismos que como Gobierno Federal, podríamos usar en su momento. No subestimaremos esta ofensiva de los Yunes, sabemos que vienen con todo, que son fuertes y que se han acuartelado”, me comentaron desde Palacio Nacional.


alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

jueves 14 de noviembre de 2019

Evo Morales: el plan con maña

martes 12 de noviembre de 2019

“Gobernícolas”

martes 05 de noviembre de 2019

AMLO ya estaba advertido. Caso Veracruz.

martes 29 de octubre de 2019

“El Cui y el Cuau”, así les dicen 

jueves 17 de octubre de 2019

Las órdenes de aprehensión por venir

Cargar Más