/ miércoles 26 de febrero de 2020

Las Brujas del Mar

Desde Veracruz se sembró una semilla, tiene color morado y formas desiguales, crece con ramificaciones de sororidad, empatía, empoderamiento, pero también de dolor, hartazgo y enojo. Sus bifurcaciones están alcanzando niveles inesperados, inclusive de sus propias impulsoras, quienes aseguran es una lucha colectiva.

Bajo el lema “El nueve ninguna se mueve” y el hashtag #UnDíaSinNosotras, las jarochitas de la colectividad Las Brujas del Mar publicaron un cartel con una propuesta clara y contundente: “Si paramos nosotras, para el mundo”, teniendo como antecedente la huelga simbólica de las islandesas en 1975.

Pasaron varias décadas para que Islandia se convirtiera en el primer país del mundo en cerrar la brecha salarial. A partir de 2018 hicieron obligatorio que las empresas e instituciones paguen el mismo salario por el mismo trabajo, sin hacer diferencia entre sexo, raza, etnia.

En esa isla gobierna una mujer, la primera ministra Katrin Jakobsdottir. Es la segunda en ocupar esa posición en su país, que además cuenta con el 48% de representatividad femenina en el Parlamento. Islandia lleva muchos años de reivindicar la igualdad.

El feminismo, las desigualdades y la violencia de género es el hilo conductor que mueve a otras agrupaciones e individualidades a sumarse a este movimiento incipiente, pero que echó raíz y se extiende por todo el territorio nacional para intentar “paralizar” por sólo un día las actividades y así visibilizar que la mujer es el motor que empuja a esta nación.

Las Brujas del Mar, con 15 integrantes y menos de seis meses en redes sociales, aseguran que su propuesta es apartidista, que surgió desde la ciudadanía y “se viralizó”, sin poder detener su crecimiento. Por supuesto que en las redes sociales, así como tienen simpatizantes, ya surgieron detractores que tratan de señalar “manipulación política” o desdeñar al colectivo por estar a favor del aborto legal.

El paro no es en contra de un gobierno, sistema o partido, el movimiento es a favor de la mujer, de su seguridad y su bienestar. Sí, es en contra de la violencia y las discriminaciones por cuestión de género; sí, es en contra de los feminicidios y de los hombres que matan mujeres.

Al tren del meme, ya se subieron los medios tradicionales y personajes políticos, algunas personas solo buscan reflectores y otras con un interés legítimo. Se han sumado —al menos con pronunciamientos— empresas y hasta instituciones públicas como la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Economía, así como universidades públicas y privadas.

“En la @SEGOB_mx respaldamos y celebramos que la sociedad civil se organice a través de las redes sociales con este tipo de iniciativas. Cualquier forma de expresión para crear conciencia en la sociedad genera un cambio importante para nuestro país. #NiUnaMenos”, publicaron en Twitter.

Mujeres en el poder también se han sumado a la convocatoria del 9 de marzo. La diputada federal Tatiana Cloutier y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se han anotado abiertamente; la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, se pronunció porque las mujeres elijan en libertad, pero que al final del día “todas seamos una”.

Si es para sumar, ¿por qué no? Que la semilla germine.

“Sin feminismos, otro mundo no es posible”: Alda Facio.

transparencia3.0@hotmail.com

Twitter: @ydlan

Desde Veracruz se sembró una semilla, tiene color morado y formas desiguales, crece con ramificaciones de sororidad, empatía, empoderamiento, pero también de dolor, hartazgo y enojo. Sus bifurcaciones están alcanzando niveles inesperados, inclusive de sus propias impulsoras, quienes aseguran es una lucha colectiva.

Bajo el lema “El nueve ninguna se mueve” y el hashtag #UnDíaSinNosotras, las jarochitas de la colectividad Las Brujas del Mar publicaron un cartel con una propuesta clara y contundente: “Si paramos nosotras, para el mundo”, teniendo como antecedente la huelga simbólica de las islandesas en 1975.

Pasaron varias décadas para que Islandia se convirtiera en el primer país del mundo en cerrar la brecha salarial. A partir de 2018 hicieron obligatorio que las empresas e instituciones paguen el mismo salario por el mismo trabajo, sin hacer diferencia entre sexo, raza, etnia.

En esa isla gobierna una mujer, la primera ministra Katrin Jakobsdottir. Es la segunda en ocupar esa posición en su país, que además cuenta con el 48% de representatividad femenina en el Parlamento. Islandia lleva muchos años de reivindicar la igualdad.

El feminismo, las desigualdades y la violencia de género es el hilo conductor que mueve a otras agrupaciones e individualidades a sumarse a este movimiento incipiente, pero que echó raíz y se extiende por todo el territorio nacional para intentar “paralizar” por sólo un día las actividades y así visibilizar que la mujer es el motor que empuja a esta nación.

Las Brujas del Mar, con 15 integrantes y menos de seis meses en redes sociales, aseguran que su propuesta es apartidista, que surgió desde la ciudadanía y “se viralizó”, sin poder detener su crecimiento. Por supuesto que en las redes sociales, así como tienen simpatizantes, ya surgieron detractores que tratan de señalar “manipulación política” o desdeñar al colectivo por estar a favor del aborto legal.

El paro no es en contra de un gobierno, sistema o partido, el movimiento es a favor de la mujer, de su seguridad y su bienestar. Sí, es en contra de la violencia y las discriminaciones por cuestión de género; sí, es en contra de los feminicidios y de los hombres que matan mujeres.

Al tren del meme, ya se subieron los medios tradicionales y personajes políticos, algunas personas solo buscan reflectores y otras con un interés legítimo. Se han sumado —al menos con pronunciamientos— empresas y hasta instituciones públicas como la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Economía, así como universidades públicas y privadas.

“En la @SEGOB_mx respaldamos y celebramos que la sociedad civil se organice a través de las redes sociales con este tipo de iniciativas. Cualquier forma de expresión para crear conciencia en la sociedad genera un cambio importante para nuestro país. #NiUnaMenos”, publicaron en Twitter.

Mujeres en el poder también se han sumado a la convocatoria del 9 de marzo. La diputada federal Tatiana Cloutier y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se han anotado abiertamente; la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, se pronunció porque las mujeres elijan en libertad, pero que al final del día “todas seamos una”.

Si es para sumar, ¿por qué no? Que la semilla germine.

“Sin feminismos, otro mundo no es posible”: Alda Facio.

transparencia3.0@hotmail.com

Twitter: @ydlan

miércoles 26 de febrero de 2020

Las Brujas del Mar

martes 11 de febrero de 2020

Las rutas del acoso sexual

domingo 12 de enero de 2020

 #Niñode11 y los medios 

viernes 20 de diciembre de 2019

La culpa no era mía

sábado 30 de noviembre de 2019

Contra la brecha salarial

sábado 02 de noviembre de 2019

Tic tac, Tik Tok

martes 22 de octubre de 2019

Sobrevivir al cáncer de mama

sábado 21 de septiembre de 2019

La publicidad y medios

Cargar Más