/ viernes 1 de noviembre de 2019

Nueva revisión a las cuentas del yunismo

En la sesión de este jueves, el Congreso de Veracruz propinó un fuerte golpe no sólo al ex auditor general de Órgano de Fiscalización Superior del Estado, Lorenzo Antonio Portilla, sino a toda la pasada administración.

En el Congreso de Veracruz se determinó que tendrá que elaborarse un nuevo informe general ejecutivo, así como nuevos informes individuales de la Cuenta Pública 2018.

No sólo se puso en duda el trabajo del equipo encabezado por Portilla Vázquez en el ORFIS, sino que también quedó muy cuestionada la actuación de la Comisión de Vigilancia del propio Congreso.

El diputado local Víctor Vargas, sobre este punto, se pronunció por una revisión más a fondo de la Cuenta Pública de 2018; y pidió actuar con rigor en el tema de los posibles desvíos y actos de corrupción cometidos durante la administración de Miguel Ángel Yunes.

Vargas Barrientos es vocal en la Comisión de Vigilancia; con esa calidad, habló de inconsistencias en el Informe de Resultados de la Cuenta Pública de 2018.

Dijo que es necesario que el ORFIS revise una vez más, en lo financiero y en lo técnico todas las cuentas de los llamados entes fiscalizables.

En los pasillos del Congreso se habla de presuntos “moches”, pero no hay señalamientos concretos.

José Manuel Pozos, presidente de la Mesa Directiva, opinó al respecto que si se detectaran ese tipo de irregularidades, se tendrá que proceder legalmente contra el o los responsables.

Por obvias razones, el tema tiene sumamente nerviosos no sólo a algunos ediles y funcionarios municipales en funciones, cuyas observaciones habrían limpiado en el proceso de solventación, sino sobre todo a los funcionarios del yunismo,

Es predecible que con la nueva revisión de las cuentas broten más observaciones, de tal manera que los próximos 90 días –lapso establecido– serán cruciales en ese proceso.

¿Cómo queda el trabajo de José Antonio Portilla?, por supuesto, sumamente cuestionado.

Lo predecible es que el asunto llegará fácilmente hasta mediados de 2020, considerando tanto la nueva revisión por parte del ORFIS, los 90 días que indicaron los diputados, como el proceso de solventación de observaciones y, por supuesto, las implicaciones legales que se esperan.

Hay que recordar que en esa revisión se volverán a ventilar, por ejemplo, las irregularidades detectadas en la adquisición las cámaras del sistema estatal de videovigilancia, donde sale a relucir el nombre de Jaime Téllez Marié, ex secretario de Seguridad Pública. De igual manera, entraría en la revisión lo referente a las anomalías detectadas en la Secretaría de Educación de Veracruz; así como las cuentas de la actual senadora panista Indira Rosales, quien fungiera como titular de la Sedesol de Veracruz, sólo por mencionada algunas dependencias, las que más presupuesto ejercen en el Poder Ejecutivo del Estado; sin embargo, también se habla de Sedarpa, Segob y SIOP, entre otras, a cuyo frente se desempeñaron Joaquín Guzmán Avilés, actual dirigente del blanquiazul; Rogelio Franco Castán, la mano que controla al PRD en la entidad; y Julen Rementería del Puerto, senador del albiazul y una de las cartas fuertes de ese partido de cara a la sucesión de 2024. @luisromero85


En la sesión de este jueves, el Congreso de Veracruz propinó un fuerte golpe no sólo al ex auditor general de Órgano de Fiscalización Superior del Estado, Lorenzo Antonio Portilla, sino a toda la pasada administración.

En el Congreso de Veracruz se determinó que tendrá que elaborarse un nuevo informe general ejecutivo, así como nuevos informes individuales de la Cuenta Pública 2018.

No sólo se puso en duda el trabajo del equipo encabezado por Portilla Vázquez en el ORFIS, sino que también quedó muy cuestionada la actuación de la Comisión de Vigilancia del propio Congreso.

El diputado local Víctor Vargas, sobre este punto, se pronunció por una revisión más a fondo de la Cuenta Pública de 2018; y pidió actuar con rigor en el tema de los posibles desvíos y actos de corrupción cometidos durante la administración de Miguel Ángel Yunes.

Vargas Barrientos es vocal en la Comisión de Vigilancia; con esa calidad, habló de inconsistencias en el Informe de Resultados de la Cuenta Pública de 2018.

Dijo que es necesario que el ORFIS revise una vez más, en lo financiero y en lo técnico todas las cuentas de los llamados entes fiscalizables.

En los pasillos del Congreso se habla de presuntos “moches”, pero no hay señalamientos concretos.

José Manuel Pozos, presidente de la Mesa Directiva, opinó al respecto que si se detectaran ese tipo de irregularidades, se tendrá que proceder legalmente contra el o los responsables.

Por obvias razones, el tema tiene sumamente nerviosos no sólo a algunos ediles y funcionarios municipales en funciones, cuyas observaciones habrían limpiado en el proceso de solventación, sino sobre todo a los funcionarios del yunismo,

Es predecible que con la nueva revisión de las cuentas broten más observaciones, de tal manera que los próximos 90 días –lapso establecido– serán cruciales en ese proceso.

¿Cómo queda el trabajo de José Antonio Portilla?, por supuesto, sumamente cuestionado.

Lo predecible es que el asunto llegará fácilmente hasta mediados de 2020, considerando tanto la nueva revisión por parte del ORFIS, los 90 días que indicaron los diputados, como el proceso de solventación de observaciones y, por supuesto, las implicaciones legales que se esperan.

Hay que recordar que en esa revisión se volverán a ventilar, por ejemplo, las irregularidades detectadas en la adquisición las cámaras del sistema estatal de videovigilancia, donde sale a relucir el nombre de Jaime Téllez Marié, ex secretario de Seguridad Pública. De igual manera, entraría en la revisión lo referente a las anomalías detectadas en la Secretaría de Educación de Veracruz; así como las cuentas de la actual senadora panista Indira Rosales, quien fungiera como titular de la Sedesol de Veracruz, sólo por mencionada algunas dependencias, las que más presupuesto ejercen en el Poder Ejecutivo del Estado; sin embargo, también se habla de Sedarpa, Segob y SIOP, entre otras, a cuyo frente se desempeñaron Joaquín Guzmán Avilés, actual dirigente del blanquiazul; Rogelio Franco Castán, la mano que controla al PRD en la entidad; y Julen Rementería del Puerto, senador del albiazul y una de las cartas fuertes de ese partido de cara a la sucesión de 2024. @luisromero85


martes 18 de febrero de 2020

El daño patrimonial en Veracruz

domingo 16 de febrero de 2020

El conflicto de Jamapa

viernes 14 de febrero de 2020

El desempleo en Veracruz

jueves 13 de febrero de 2020

La ruta de los nuevos partidos

miércoles 12 de febrero de 2020

La quinta brigada de búsqueda; avances escasos

martes 11 de febrero de 2020

SSP aprieta a corporaciones municipales

domingo 09 de febrero de 2020

Los incendios en el Cofre de Perote

jueves 06 de febrero de 2020

Once por Xalapa

martes 04 de febrero de 2020

El viejo Chevy del PRI 

Cargar Más