/ lunes 1 de abril de 2019

Corre, lee y dile / La feria de Juan José Arreola, revisitada

La literatura de Juan José Arreola es en sí una fiesta

Intensa, como las expresiones teatrales de sus inquietas manos; erudita, como se palpa en cada palabra, cada frase, cada construcción literaria; estratégica, como jugada de ajedrez magistralmente pensada.

Arreola era un juglar del siglo XX que lo mismo disertaba en foros académicos, que se presentaba en los sets de televisión para hacer de la palabra un espectáculo o deleitaba a sus amigos y lectores con charlas amenas e interminables. Juan José era un personaje en sí mismo.

Nacido en Zapotlán el Grande, Jalisco, en 1918, Arreola era un florilegio de la cultura. Abrevar en sus textos, ya sea en novela, cuentos o ensayos, es encontrar una riqueza de narración e imaginación. Estudiarlo, es como picar piedra en una mina de diamantes y encontrar joyas a cada paso.

Norma Esther García Meza, investigadora del Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación de la Universidad Veracruzana, eligió La feria, única novela que escribió Juan José, para ingresar y fascinarse en el estudio del universo arreoliano. A partir de ahí hizo su tesis doctoral en la Universidad Nacional Autónoma de México. Este acercamiento a la vez la llevó a realizar el libro La feria. Memoria antigua y fiesta, dado a conocer ahora en la colección Biblioteca de la Editorial de la Universidad Veracruzana.

Anota la investigadora: “Sin despojarlo de sus acentos, intenciones y valoraciones, Juan José Arreola toma el lenguaje utilizado cotidianamente por los habitantes de este vasto territorio y construye con él dos imágenes artísticas que resultan centrales para aprehender la significación ética y estética de La feria: la de la memoria antigua y la de la fiesta”.

Arreola recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1963 por La feria. La historia se desarrolla en Zapotlán. La virtud del escritor jalisciense es condensar todas las épocas en el contexto de la obra a través del personaje Juan Tepano que a su vez es la voz colectiva de los indígenas.



Como en un carrusel, 288 fragmentos giran alrededor de la lucha por la tierra, la fiesta religiosa y el jolgorio popular. Las voces diversas de Zapotlán son una polifonía que da identidad a un pueblo magistralmente captadas por Arreola y profundamente estudiadas por García Meza.

La feria. Memoria antigua y fiesta, de Norma Esther García Meza, es de la colección Biblioteca de la Editorial de la Universidad Veracruzana, 292 páginas. Se puede adquirir en la Editorial de la UV, Hidalgo 9, Zona centro, Xalapa, Veracruz.

Intensa, como las expresiones teatrales de sus inquietas manos; erudita, como se palpa en cada palabra, cada frase, cada construcción literaria; estratégica, como jugada de ajedrez magistralmente pensada.

Arreola era un juglar del siglo XX que lo mismo disertaba en foros académicos, que se presentaba en los sets de televisión para hacer de la palabra un espectáculo o deleitaba a sus amigos y lectores con charlas amenas e interminables. Juan José era un personaje en sí mismo.

Nacido en Zapotlán el Grande, Jalisco, en 1918, Arreola era un florilegio de la cultura. Abrevar en sus textos, ya sea en novela, cuentos o ensayos, es encontrar una riqueza de narración e imaginación. Estudiarlo, es como picar piedra en una mina de diamantes y encontrar joyas a cada paso.

Norma Esther García Meza, investigadora del Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación de la Universidad Veracruzana, eligió La feria, única novela que escribió Juan José, para ingresar y fascinarse en el estudio del universo arreoliano. A partir de ahí hizo su tesis doctoral en la Universidad Nacional Autónoma de México. Este acercamiento a la vez la llevó a realizar el libro La feria. Memoria antigua y fiesta, dado a conocer ahora en la colección Biblioteca de la Editorial de la Universidad Veracruzana.

Anota la investigadora: “Sin despojarlo de sus acentos, intenciones y valoraciones, Juan José Arreola toma el lenguaje utilizado cotidianamente por los habitantes de este vasto territorio y construye con él dos imágenes artísticas que resultan centrales para aprehender la significación ética y estética de La feria: la de la memoria antigua y la de la fiesta”.

Arreola recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1963 por La feria. La historia se desarrolla en Zapotlán. La virtud del escritor jalisciense es condensar todas las épocas en el contexto de la obra a través del personaje Juan Tepano que a su vez es la voz colectiva de los indígenas.



Como en un carrusel, 288 fragmentos giran alrededor de la lucha por la tierra, la fiesta religiosa y el jolgorio popular. Las voces diversas de Zapotlán son una polifonía que da identidad a un pueblo magistralmente captadas por Arreola y profundamente estudiadas por García Meza.

La feria. Memoria antigua y fiesta, de Norma Esther García Meza, es de la colección Biblioteca de la Editorial de la Universidad Veracruzana, 292 páginas. Se puede adquirir en la Editorial de la UV, Hidalgo 9, Zona centro, Xalapa, Veracruz.

Local

Celebra Arquidiócesis el Día Nacional del Joven Católico

Se trata de una jornada donde habrá momentos de reflexión, de oración, cantos y alabanzas

Policiaca

Grave, taxista baleado afuera de antro en Martínez

El área fue acordonada por el hallazgo de 4 casquillos percutidos

Futbol

Ataque a autobús de equipo de futbol en Honduras deja cuatro muertos

El incidente se produjo una media hora antes del clásico capitalino entre Olimpia y Motagua

Local

Confirma gobernador Tren Ligero para Xalapa y la región

Este domingo realizó un recorrido por las vías del tren de Rafael Lucio a Banderilla donde se aterrizará esa obra que ayudaría a la movilidad de la zona

Local

Altos costos de productos biodegradables no permiten a restauranteros cumplir normatividad ambiental

Se requiere que las autoridades regulen a las empresas dedicadas a la venta de este tipo de productos, aseguran

Policiaca

Grave, taxista baleado afuera de antro en Martínez

El área fue acordonada por el hallazgo de 4 casquillos percutidos

Sociedad

Parque escénico en Huauchinango fue construido sin permiso: Semarnat

La secretaría inició un procedimiento administrativo contra el ayuntamiento

Mundo

Al menos 50 mil personas pierden su casa por incendio en Bangladés

Los bomberos lograron controlar el incendio, que no causó muertos, sin embargo, sí se registraron algunos heridos