/ lunes 12 de febrero de 2024

Más xalapeña que poblana: Teresa es experta pelando ajos hace 20 años

Sentada sobre un cubo, doña Teresa pasa más de 8 horas quitando capas y capas de cáscaras con destreza

Tras muchos años de limpiar y pelar ajos, Teresa García Utrera es una experta capaz de depurar más de 5 kilogramos diarios mientras espera paciente a sus clientes. Originaria de Tlaxcalancingo, Puebla, tiene más de 20 años en esta capital vendiendo bolsas de ajos a 10 pesos para sostener a su familia.

Sentada sobre un cubo, doña Teresa pasa más de 8 horas quitando capas y capas de cáscaras con destreza. No le importa la incomodidad, el frío, calor o el intenso sol que soporta al ser una comerciante ambulante en una banqueta de esta ciudad.

La historia de Teresa García en Xalapa

Comenta que desde que llegó hace más de dos décadas a Xalapa vive en una colonia aledaña a la Revolución. Ahí encontró una renta baja que puede pagar para vivir con sus hijos.

Con la cabeza baja, viendo cada paquete de ajos que pela con rapidez no atiende a los cientos de peatones que pasan a prisa. Solo algunos se detienen y le preguntan “¿Cuánto cuesta la bolsa?” Ella, sin dejar de pelar, contesta que 10 pesos ya sean pelados o con cáscara.

Relata que llegó desde su pueblo Tlaxcalancingo, en el estado de Puebla, muy cerca de la capital. De allá le traen los costales con ajos. De esa zona, cercana a la capital poblana.

Vino a Xalapa a venderlos y al empezar a nacer sus hijos optó por quedarse en esta ciudad que le gusta.

De sus ventas, “pues es como todo”, hay muchos días buenos pero otros malos. “Una siempre espera que el siguiente sea mejor y salga para llevar el sustento a la familia”, dice.

“¿Cuánto cuesta la bolsa?” Ella, sin dejar de pelar, contesta que 10 pesos ya sean pelados o con cáscara | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

A diez pesos a 10 pesos de ajos es un precio que la gente no considera alto. Pasan sacan una moneda y se los llevan. Los días buenos puede vender aproximadamente 25 bolsas al día.

Ella compra este alimento por mayoreo. Se lo traen como se cultiva, con hojas y sin limpiar, porque así es más barato. Ella con su destreza de años realiza el trabajo que el cliente no hace, limpiarlo.

Vino a Xalapa a venderlos y al empezar a nacer sus hijos optó por quedarse en esta ciudad que le gusta | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

En promedio, dice que si le va bien vende unos cinco kilos diarios. Hay de todo entre la clientela, hay desde quien prefiere llevarlos con cáscara porque duran más tiempo o los que los requiere ya para comerlos y prefieren los pelados.

“Este ajo criollo es bueno para la salud. Tiene propiedades que permiten evitar la caída del cabello, para la buena circulación de la sangre y se les puede dar a los niños cuando se resfrían”, explica.

A diez pesos a 10 pesos de ajos es un precio que la gente no considera alto | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

Pero la mayoría lo utiliza como condimento para la mayoría de las comidas. “Casi nada va sin ajo, así que las amas de casa, siempre pasan y lo compran”, concluye.

Tras muchos años de limpiar y pelar ajos, Teresa García Utrera es una experta capaz de depurar más de 5 kilogramos diarios mientras espera paciente a sus clientes. Originaria de Tlaxcalancingo, Puebla, tiene más de 20 años en esta capital vendiendo bolsas de ajos a 10 pesos para sostener a su familia.

Sentada sobre un cubo, doña Teresa pasa más de 8 horas quitando capas y capas de cáscaras con destreza. No le importa la incomodidad, el frío, calor o el intenso sol que soporta al ser una comerciante ambulante en una banqueta de esta ciudad.

La historia de Teresa García en Xalapa

Comenta que desde que llegó hace más de dos décadas a Xalapa vive en una colonia aledaña a la Revolución. Ahí encontró una renta baja que puede pagar para vivir con sus hijos.

Con la cabeza baja, viendo cada paquete de ajos que pela con rapidez no atiende a los cientos de peatones que pasan a prisa. Solo algunos se detienen y le preguntan “¿Cuánto cuesta la bolsa?” Ella, sin dejar de pelar, contesta que 10 pesos ya sean pelados o con cáscara.

Relata que llegó desde su pueblo Tlaxcalancingo, en el estado de Puebla, muy cerca de la capital. De allá le traen los costales con ajos. De esa zona, cercana a la capital poblana.

Vino a Xalapa a venderlos y al empezar a nacer sus hijos optó por quedarse en esta ciudad que le gusta.

De sus ventas, “pues es como todo”, hay muchos días buenos pero otros malos. “Una siempre espera que el siguiente sea mejor y salga para llevar el sustento a la familia”, dice.

“¿Cuánto cuesta la bolsa?” Ella, sin dejar de pelar, contesta que 10 pesos ya sean pelados o con cáscara | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

A diez pesos a 10 pesos de ajos es un precio que la gente no considera alto. Pasan sacan una moneda y se los llevan. Los días buenos puede vender aproximadamente 25 bolsas al día.

Ella compra este alimento por mayoreo. Se lo traen como se cultiva, con hojas y sin limpiar, porque así es más barato. Ella con su destreza de años realiza el trabajo que el cliente no hace, limpiarlo.

Vino a Xalapa a venderlos y al empezar a nacer sus hijos optó por quedarse en esta ciudad que le gusta | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

En promedio, dice que si le va bien vende unos cinco kilos diarios. Hay de todo entre la clientela, hay desde quien prefiere llevarlos con cáscara porque duran más tiempo o los que los requiere ya para comerlos y prefieren los pelados.

“Este ajo criollo es bueno para la salud. Tiene propiedades que permiten evitar la caída del cabello, para la buena circulación de la sangre y se les puede dar a los niños cuando se resfrían”, explica.

A diez pesos a 10 pesos de ajos es un precio que la gente no considera alto | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

Pero la mayoría lo utiliza como condimento para la mayoría de las comidas. “Casi nada va sin ajo, así que las amas de casa, siempre pasan y lo compran”, concluye.

Local

La donación los unió para toda la vida: Lorena y José narran su historia

Lorena del Carmen y José Carlos comparten la importancia de la donación de órganos para salvar vidas

Local

¿Vamos a colapsar? Sin agua no habrá crecimiento ni desarrollo: empresarios

Ante las deficiencias que se tienen es momento de invertir para impulsar energías limpias e impulsar una nueva cultura del agua

Local

Panaderos afectados por altas temperaturas; las ventas han bajando

Otro problema es el aumento a precios de los insumos, servicios y de los salarios

Cultura

Museo de la Ciudad de Veracruz será rehabilitado, ¿qué hay en su interior? Te contamos

El lugar es de dos plantas, que reúne ocho salas de exhibición, en las cuales se presenta un recorrido de la historia de Veracruz

Deportes

¡Más fuerte que nunca! Guerrera Oriental regresa a los cuadriláteros; va por campeonato

Aceptó que la etapa que pasó la desesperó y la hizo pensar en dejar su carrera deportiva

Cultura

Acultzingo busca donaciones para exhibir en Casa de la Cultura, ¿cuáles son los requisitos?

Piden donar objetos, utensilios, instrumentos, herramientas prehispánicas o piezas coloniales encontradas en la región