/ sábado 10 de noviembre de 2018

Adelantan corte de vainilla por compra ilegal de empresas

Productores interpusieron queja ante la Sagarpa en Papantla

Papantla, Ver.- Tras una reunión con integrantes del Consejo Estatal de Productores de Vainilla, “se acordó adelantar el corte debido a que algunos intermediarios y empresas particulares iniciaron ya con la compra del aromático, lo que ha provocado que comience el robo tanto del fruto como del bejuco de la vainilla, por lo que ante esta situación iniciamos la venta con un costo de 600 pesos por kilo”, expresó el presidente del consejo, Crispín Pérez García.

El líder de los vainilleros señaló que “nosotros al enterarnos de que algunas empresas ya estaban comprando la vainilla, decidimos acudir a la Sagarpa para interponer nuestra queja, ya que el permiso para la comercialización es hasta el 15 de noviembre, fecha en la que debe de iniciarse el corte”.

Además, dijo que “el único afectado como siempre es el productor, ya que si no adelanta el corte de la vainilla, personas extrañas empiezan con el robo del producto y entonces no recuperan ni lo perdido”.

Pérez García añadió que “hasta el momento hay más de 150 quejas de productores adheridos al Consejo Estatal de Vainilleros que han reportado el robo, lo que genera en pérdidas 30% del fruto; la misma Sagarpa nos ha respondido que ellos no pueden poner orden, ya que mientras haya quién la compre, habrá quién la venda, aunque sea de manera ilícita, por ello que en esta reunión acordamos adelantar el corte de la vainilla y el Consejo ya está recibiendo la vainilla de los productores”.

De igual forma manifestó que “así como se ha incrementado el robo de la vainilla, también se están robando el bejuco, por lo que ha empezado a haber problemas con los precios debido a que algunos intermediarios y empresas particulares están ofreciendo entre 700 y 800 pesos por kilo; el Consejo fijó un precio de 600 pesos por kilo, con la intención de que el consejo no reciba vainilla, ya que es algo que siempre han tratado de hacer las empresas particulares”.

Del mismo modo comentó que “el Ayuntamiento no conoce de esta situación o simplemente no le interesa y esto hace que el productor esté desprotegido ante la ola de inseguridad que representa la producción vainillera donde la misma Sagarpa hace caso omiso a un decreto presidencial que determina las fechas del corte y de la comercialización, dejándonos totalmente desamparados a merced de los ladrones”.

Papantla, Ver.- Tras una reunión con integrantes del Consejo Estatal de Productores de Vainilla, “se acordó adelantar el corte debido a que algunos intermediarios y empresas particulares iniciaron ya con la compra del aromático, lo que ha provocado que comience el robo tanto del fruto como del bejuco de la vainilla, por lo que ante esta situación iniciamos la venta con un costo de 600 pesos por kilo”, expresó el presidente del consejo, Crispín Pérez García.

El líder de los vainilleros señaló que “nosotros al enterarnos de que algunas empresas ya estaban comprando la vainilla, decidimos acudir a la Sagarpa para interponer nuestra queja, ya que el permiso para la comercialización es hasta el 15 de noviembre, fecha en la que debe de iniciarse el corte”.

Además, dijo que “el único afectado como siempre es el productor, ya que si no adelanta el corte de la vainilla, personas extrañas empiezan con el robo del producto y entonces no recuperan ni lo perdido”.

Pérez García añadió que “hasta el momento hay más de 150 quejas de productores adheridos al Consejo Estatal de Vainilleros que han reportado el robo, lo que genera en pérdidas 30% del fruto; la misma Sagarpa nos ha respondido que ellos no pueden poner orden, ya que mientras haya quién la compre, habrá quién la venda, aunque sea de manera ilícita, por ello que en esta reunión acordamos adelantar el corte de la vainilla y el Consejo ya está recibiendo la vainilla de los productores”.

De igual forma manifestó que “así como se ha incrementado el robo de la vainilla, también se están robando el bejuco, por lo que ha empezado a haber problemas con los precios debido a que algunos intermediarios y empresas particulares están ofreciendo entre 700 y 800 pesos por kilo; el Consejo fijó un precio de 600 pesos por kilo, con la intención de que el consejo no reciba vainilla, ya que es algo que siempre han tratado de hacer las empresas particulares”.

Del mismo modo comentó que “el Ayuntamiento no conoce de esta situación o simplemente no le interesa y esto hace que el productor esté desprotegido ante la ola de inseguridad que representa la producción vainillera donde la misma Sagarpa hace caso omiso a un decreto presidencial que determina las fechas del corte y de la comercialización, dejándonos totalmente desamparados a merced de los ladrones”.