/ miércoles 10 de agosto de 2022

¿Por qué México no es potencia en agricultura? Barzón declara

Crisis muy severa enfrenta el campo mexicano, advierte Rómulo Melchor

Córdoba, Ver.- La falta de apoyos directos y el seguimiento a los pocos programas qué hay a favor de los productores en general, han provocado que hoy la agricultura mexicana atraviese una crisis severa y riesgosa, señala Rómulo Melchor Vallejo, presidente de la Unión Nacional de Cafetaleros El Barzón.

Quien destaca que Veracruz cuenta con todo para volverse el granero y yunque de la nación, sin embargo, la falta de visión en la implementación de políticas públicas correctas ha provocado que el campo estatal y nacional estén estancados y en decadencia, pues no se están atendiendo de manera directa las necesidades del agro.

“Veracruz pudiera ser el granero y yunque de la nación, desgraciadamente hemos perdido esa visión, esa perspectiva, han fallado las políticas públicas, están fallando en este momento las políticas públicas de los gobiernos federal, estatal y municipales que no están invirtiendo de manera real al campo”, dice.

Tan solo en materia cafetalera, comenta que México cuenta con alrededor de 650 mil hectáreas y unos 500 mil productores esparcidos en 14 estados de la República Mexicana, pero solo se está produciendo al rededor de 3.5 millones de sacos de café al año, que representa casi el 50% de lo que se producía en años anteriores.

Precisa que esto obedece a que no se le está apostando a programas de renovación y ampliación de áreas cafetaleras, además de que no se supervisa que el Programa de Producción para el Bienestar, pues no hay una normativa que obligue al productor aplicar el recurso de manera correcta para mejorar el rendimiento en mata.

A esto se suma que la última vez que se habló de una renovación de cafetales fue en el 2017 - 2018, misma que fue con plantas que requieren determinado periodo de fertilización y de no hacerlo en el tiempo adecuado pierden el rendimiento de producción en planta, lo que también es urgente aplicar de manera correcta los apoyos.

“Yo creo que las políticas públicas en materia agropecuaria están mal enfocadas; en general la agricultura en México está atravesando por una crisis muy severa, muy riesgosa y, en el caso de granos básicos, somos deficitarios en producción de semilla como maíz y frijol, la tenemos que importar de otros países”, señala.

Al respecto el maestro investigador del Colegio de Postgraduados campus Córdoba, Francisco Hernández Rosas, comenta que ante la situación del campo veracruzano es importante que los productores en general busquen esa coordinación con instituciones educativas que se han especializado en determinados cultivos a fin de recibir la orientación correspondiente y mejorar su producción.

“El campo veracruzano, del sureste para abajo, lo que le falta a la persona (productor) es el desarrollo de capacidades porque la gente produce y dice que produce, pero en realidad los que son pequeños y medianos no tienen las capacidades para producir, por lo que requieren de una orientación especializada”, comenta.

Y agrega que el agroveracruzano tiene mucho potencial, solo es necesaria una coordinación más estrecha entre los productores y los especialistas, a fin de ir aplicando conocimientos teóricos que ayuden a mejorar la producción de los diversos cultivos que se trabajan en la entidad que permitirá una mejora para los productores.

Producción es para que familias sobrevivan

La producción de más del 95 por ciento de los agricultores de la sierra de Zongolica es para subsistencia, mencionó Herón Verónica Hernández, promotor de Desarrollo de Territorio Rural de la Sedarpa. Dijo que el sistema que aplican es el denominado Milpa, que permite combinar el cultivo de maíz con otros productos.

Al tener esta zona territorio primordialmente forestal, la población indígena se dedica mayoritariamente a la explotación del bosque y destinan pocas las hectáreas a la agricultura, que practican con sistemas convencionales.

En municipios como Astacinga, Tehuipango, Tlaquipa, los sistemas de producción, en el caso del cultivo del maíz no tienen grandes extensiones por su geografía y relieve, por lo que la preparación de los terrenos la hacen con yuntas de bueyes, en algunos casos con mulas y a veces con caballos.

En esa zona prácticamente la producción es de subsistencia y el que predomina es el sistema Milpa, es decir, que combinan el cultivo de maíz con otro tipo de alimentos como calabaza y frijol, en otros lugares, haba y papa, explicó. “Esto les permite sacar con el ciclo de cultivo diversos productos como los quelites”.

Refirió que con programas como Sembrando vida y extensionismo rural se siguen conservando este tipo de sistemas de producción, pues al pequeño productor le conviene -no económicamente- pero sí para garantizar la seguridad alimentaria, pues la dieta de la familia es variada.

“Dentro del sistema Milpa puede obtener varios productos de acuerdo a las etapas, puede aprovechar elotes, retoños o puede aprovechar flores, esa es la ventaja de este sistema; sacan varios productos o subproductos”, abundó.

Señaló que al estar al ubicarse los municipios y comunidades a más de mil 800 metros de altura, ya se presentan heladas y por tanto se acorta el tiempo de producción en comparación con zonas que están a una menor altitud; sin embargo, de acuerdo con la disponibilidad de agua pueden tener producción todo el año.

Urge que los recursos otorgados se han supervisados para su aprovechamiento real | Foto: Jaime Ramírez


Indicó que a pesar de que el ciclo de producción es corto, es benéfico para el desarrollo de otros cultivos como los frutales caucifolios, es decir, los que necesitan frío para producirse tales como la manzana, para, ciruela y durazno.

Estos se cultivan en municipios como Astacinga, Xoxocotla Y Tlaquilpa, que se dan al ser lugares fríos. "Todavía tenemos pequeñas extensiones de cultivo de avena, que normalmente el productor ocupa para alimentar su ganado menor", apuntó.

Debido al cambio climático varió la distribución de la lluvia y la humedad, lo que puede hacer que este año no haya buena producción y el pequeño productor tenga que comprar maíz para poder sostener a la familia parte del año, señaló.

Agregó que el precio de los fertilizantes ha estado subiendo, lo que hará que aumente también el del maíz y frijol, por lo que tener que comprar estos productos porque podría no haber buena cosecha golpeará el bolsillo del pequeño productor.

"Nosotros estamos buscando con los programas, de una forma agroecológica contribuir a la nutrición de los cultivos por medio de abonos orgánicos, insumos orgánicos, para que el pequeño productor no resienta ese impacto, concluyó.

(Con información de Mayra Figueiras)

Córdoba, Ver.- La falta de apoyos directos y el seguimiento a los pocos programas qué hay a favor de los productores en general, han provocado que hoy la agricultura mexicana atraviese una crisis severa y riesgosa, señala Rómulo Melchor Vallejo, presidente de la Unión Nacional de Cafetaleros El Barzón.

Quien destaca que Veracruz cuenta con todo para volverse el granero y yunque de la nación, sin embargo, la falta de visión en la implementación de políticas públicas correctas ha provocado que el campo estatal y nacional estén estancados y en decadencia, pues no se están atendiendo de manera directa las necesidades del agro.

“Veracruz pudiera ser el granero y yunque de la nación, desgraciadamente hemos perdido esa visión, esa perspectiva, han fallado las políticas públicas, están fallando en este momento las políticas públicas de los gobiernos federal, estatal y municipales que no están invirtiendo de manera real al campo”, dice.

Tan solo en materia cafetalera, comenta que México cuenta con alrededor de 650 mil hectáreas y unos 500 mil productores esparcidos en 14 estados de la República Mexicana, pero solo se está produciendo al rededor de 3.5 millones de sacos de café al año, que representa casi el 50% de lo que se producía en años anteriores.

Precisa que esto obedece a que no se le está apostando a programas de renovación y ampliación de áreas cafetaleras, además de que no se supervisa que el Programa de Producción para el Bienestar, pues no hay una normativa que obligue al productor aplicar el recurso de manera correcta para mejorar el rendimiento en mata.

A esto se suma que la última vez que se habló de una renovación de cafetales fue en el 2017 - 2018, misma que fue con plantas que requieren determinado periodo de fertilización y de no hacerlo en el tiempo adecuado pierden el rendimiento de producción en planta, lo que también es urgente aplicar de manera correcta los apoyos.

“Yo creo que las políticas públicas en materia agropecuaria están mal enfocadas; en general la agricultura en México está atravesando por una crisis muy severa, muy riesgosa y, en el caso de granos básicos, somos deficitarios en producción de semilla como maíz y frijol, la tenemos que importar de otros países”, señala.

Al respecto el maestro investigador del Colegio de Postgraduados campus Córdoba, Francisco Hernández Rosas, comenta que ante la situación del campo veracruzano es importante que los productores en general busquen esa coordinación con instituciones educativas que se han especializado en determinados cultivos a fin de recibir la orientación correspondiente y mejorar su producción.

“El campo veracruzano, del sureste para abajo, lo que le falta a la persona (productor) es el desarrollo de capacidades porque la gente produce y dice que produce, pero en realidad los que son pequeños y medianos no tienen las capacidades para producir, por lo que requieren de una orientación especializada”, comenta.

Y agrega que el agroveracruzano tiene mucho potencial, solo es necesaria una coordinación más estrecha entre los productores y los especialistas, a fin de ir aplicando conocimientos teóricos que ayuden a mejorar la producción de los diversos cultivos que se trabajan en la entidad que permitirá una mejora para los productores.

Producción es para que familias sobrevivan

La producción de más del 95 por ciento de los agricultores de la sierra de Zongolica es para subsistencia, mencionó Herón Verónica Hernández, promotor de Desarrollo de Territorio Rural de la Sedarpa. Dijo que el sistema que aplican es el denominado Milpa, que permite combinar el cultivo de maíz con otros productos.

Al tener esta zona territorio primordialmente forestal, la población indígena se dedica mayoritariamente a la explotación del bosque y destinan pocas las hectáreas a la agricultura, que practican con sistemas convencionales.

En municipios como Astacinga, Tehuipango, Tlaquipa, los sistemas de producción, en el caso del cultivo del maíz no tienen grandes extensiones por su geografía y relieve, por lo que la preparación de los terrenos la hacen con yuntas de bueyes, en algunos casos con mulas y a veces con caballos.

En esa zona prácticamente la producción es de subsistencia y el que predomina es el sistema Milpa, es decir, que combinan el cultivo de maíz con otro tipo de alimentos como calabaza y frijol, en otros lugares, haba y papa, explicó. “Esto les permite sacar con el ciclo de cultivo diversos productos como los quelites”.

Refirió que con programas como Sembrando vida y extensionismo rural se siguen conservando este tipo de sistemas de producción, pues al pequeño productor le conviene -no económicamente- pero sí para garantizar la seguridad alimentaria, pues la dieta de la familia es variada.

“Dentro del sistema Milpa puede obtener varios productos de acuerdo a las etapas, puede aprovechar elotes, retoños o puede aprovechar flores, esa es la ventaja de este sistema; sacan varios productos o subproductos”, abundó.

Señaló que al estar al ubicarse los municipios y comunidades a más de mil 800 metros de altura, ya se presentan heladas y por tanto se acorta el tiempo de producción en comparación con zonas que están a una menor altitud; sin embargo, de acuerdo con la disponibilidad de agua pueden tener producción todo el año.

Urge que los recursos otorgados se han supervisados para su aprovechamiento real | Foto: Jaime Ramírez


Indicó que a pesar de que el ciclo de producción es corto, es benéfico para el desarrollo de otros cultivos como los frutales caucifolios, es decir, los que necesitan frío para producirse tales como la manzana, para, ciruela y durazno.

Estos se cultivan en municipios como Astacinga, Xoxocotla Y Tlaquilpa, que se dan al ser lugares fríos. "Todavía tenemos pequeñas extensiones de cultivo de avena, que normalmente el productor ocupa para alimentar su ganado menor", apuntó.

Debido al cambio climático varió la distribución de la lluvia y la humedad, lo que puede hacer que este año no haya buena producción y el pequeño productor tenga que comprar maíz para poder sostener a la familia parte del año, señaló.

Agregó que el precio de los fertilizantes ha estado subiendo, lo que hará que aumente también el del maíz y frijol, por lo que tener que comprar estos productos porque podría no haber buena cosecha golpeará el bolsillo del pequeño productor.

"Nosotros estamos buscando con los programas, de una forma agroecológica contribuir a la nutrición de los cultivos por medio de abonos orgánicos, insumos orgánicos, para que el pequeño productor no resienta ese impacto, concluyó.

(Con información de Mayra Figueiras)

Elecciones 2024

Marea Rosa reúne a miles en Xalapa previo a las elecciones 2024

Familias completas decidieron salir a marchar hasta con mascotas y con pancartas en mano con leyendas

Local

Asesinato en la Riviera Veracruzana provoca enojo en habitantes de Antón Lizardo

El sábado se hicieron los servicios funerarios de Margarita y en medio del dolor los familiares piden a las autoridades investigar

Deportes

Siete veracruzanos viajarán a Japón para Campeonato Mundial de Karate JKS 2024

Tomarán parte el 25 y 26 de julio del Campeonato Mundial de Karate JKS 2024

Elecciones 2024

Desde Yanga, José Yunes asegura que no les bloquearán ni robarán la elección

En el mitin, Yunes Zorrilla señaló que a partir del 2 de junio habrá un gobierno que produzca

Local

Hidrátate; será un domingo caluroso en la entidad veracruzana

Esto disminuye la probabilidad de lluvias del centro al sur del estado 

Elecciones 2024

¡No te quedes sin votar! Mañana vence el plazo para solicitar reimpresión o reposición de credencial

La fecha límite para recogerla es a más tardar el 31 de mayo, para que puedan participar las elecciones del 2 de junio