/ jueves 9 de junio de 2022

Testimonios de la tragedia: Explosión convirtió viviendas en “zona de guerra”

Familias escucharon fuerte estruendo y vieron cómo sus viviendas se fracturaban

Boca del Río, Ver.- Bastaron unos segundos para que la calle Picadero del fraccionamiento El Hípico en la ciudad de Boca del Río pareciera una zona de guerra, con escombros y cristales rotos sobre el pavimento, así como puertas y ventanas desprendidas de sus marcos en al menos una decena de casas, luego de una explosión ocurrida la tarde del pasado martes 7 de junio en un domicilio particular.

La imagen en el lugar sigue siendo igual de desoladora al día siguiente, las familias continúan barriendo los pedazos de cristal, recogiendo algunos metales retorcidos y realizando el recuento de los daños que sufrieron sus viviendas.

Julia Esther Torres Toleano, residente de una de las casas cercanas al domicilio marcado con el 110 en donde ocurrió la explosión, relata que se encontraba con un grupo de amigas conversando como acostumbra por las tardes, cuando de pronto el estallido las sorprendió a todas.

Después del ruido ensordecedor escuchó los cristales de las ventanas reventarse en una sola oleada, al voltear la mirada al exterior alcanzó a ver una llamarada de fuego que se extinguió casi de inmediato, antes de dejar llegar una nube de humo espeso y blanco.

“Estábamos en la mesa cuando sentimos la explosión, vimos una nube de fuego y una amiga que estaba conmigo me dijo que mi camioneta había explotado, cuando salimos nos dimos cuenta que todo estaba destruido”.

El saldo dentro de su casa, que por años le constó ir arreglando, es el de todos los cristales de las ventanas rotos, el cancel de la ventana de la facha destruido, la puerta removida de su marco y el portón del garaje atorado porque se descuadró del impacto.

La mujer afirma que vivió una angustia que antes no había sentido y que puede imaginar solo como un bombardeo. Sobre los daños a su propiedad no sabe quién se hará responsable, por ahora se organiza con vecinos para presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, a fin de que se dé con los responsables.

“Nos dicen que hagamos un expediente y vayamos a denunciar a la Fiscalía, llevar todo y presentar fotos y los papeles de que somos propietarios de la vivienda afectada”, menciona.

En la zona donde ocurrió la explosión, para el medio día y primeras horas de este miércoles 8 de junio se sentía un ambiente en calma, pero que mantenía la incertidumbre entre los residentes que vieron sus viviendas dañadas luego de que fueron cimbradas por la detonación.

Aida Madrid, quien es vecina de la calle Picadero, dice tener la suerte de no haber estado al momento de que ocurrió la explosión, por lo que a diferencia de sus vecinas no vivió el momento en el que el ruido de la explosión cimbró las casas.

Pero la angustia la sintió cuando después de conocer la noticia se apresuró a llegar a su casa para encontrar todas las puertas abiertas y daños en la fachada, las ventanas y una de sus paredes que fue atravesada.

“Aquí en la cocina tenemos las ventanas rotas, las puertas no tienen cristales porque todas se rompieron, en una de las paredes atravesó y tuvimos que poner una tabla, todas las puertas se salieron de su marco o de su riel, todavía no sé ni cuanto me voy a gastar”.

En un principio se sintió nerviosa, ahora siente la ansiedad por realizar el recuento de los daños y la evaluación de cuánto le costará cubrirlos, ya que son necesarios para evitar estar inseguros después de quedarse sin puertas y ventanas.

Mañana vamos a ir a platicar con las autoridades, para ver qué es lo que podemos solucionar

"Ahorita lo primero que tenemos que hacer es reparar el portón porque también estar así es muy inseguro, no podemos estar con al casa así”.

De acuerdo con vecinos, autoridades prometieron brindar vigilancia en la zona para evitar que pudieran estar expuestos a robos, aquellas casas que fueron afectadas por ventanas y puertas rotas, sin embargo, el lugar no contaba con custodia de ninguna autoridad.

Personal de la Fiscalía General del Estado llegó al sitio para realizar un peritaje y se retiró, mientras que elementos de Protección Civil y trabajadores del ayuntamiento realizaban la limpieza y levantamiento de escombros en los alrededores.

María Guadalupe Ramírez Valerio señala que este mismo personal ayer mismo le sugirió realizar el levantamiento de imágenes para presentar la denuncia correspondiente ante la FGE para que se deslinde responsabilidades y se haga pagar a los responsables.

En su caso, menciona que este trámite lo tendrá que realizar la propietaria de la vivienda que renta, pero de momento, junto con su familia vive con la incertidumbre de los daños causados en puertas, ventanas y en la pared en donde quedaron grietas marcadas.

Del mismo modo, a María le preocupa su salud y la de su familia, ya que durante la explosión asegura que pudo sentir la onda expansiva golpear sobre su cuerpo, causando de inmediato un dolor profundo en el estómago y en la cabeza.

Al momento de los hechos estaba acompañada de dos menores de edad, de 11 y tres años, quienes junto con su cuñada sintieron el temor de no saber lo que ocurría mientras los cristales de las ventanas se reventaban de un solo golpe.

“Todo afuera había mucho humo blanco y olía mucho a pólvora, como cuando truenan muchos cohetes, estaba todo el parque lleno de humo blanco, después revisamos la casa y vimos grietas en las paredes, ventanas rotas, el refrijerador la puerta se abrió del impacto, todas las puertas se abrieron”.

Al igual que sus vecinos, dice que existe incertidumbre de saber quién se hará responsable, ya que hasta ahora ninguna persona se ha presentado para dar la casa, los residentes del domicilio habrían huido después de la explosión, según cuentan otros vecinos.

“Yo pensé que había sido un medidor de luz o alguno de los tanques estacionarios que están en los techos. Todos decimos que es muy raro que sea un tanque de gas, porque no olía a gas, escuché que algunos vecinos vieron a algunas personas salir y les reclamaron que tenían que pagar los daños pero huyeron y ya no los vieron”.

María dice que sigue sin creer lo ocurrido, mientras sigue limpiando los lugares en donde se presentaron los daños y calculando el costo de lo que fue afectado.

Boca del Río, Ver.- Bastaron unos segundos para que la calle Picadero del fraccionamiento El Hípico en la ciudad de Boca del Río pareciera una zona de guerra, con escombros y cristales rotos sobre el pavimento, así como puertas y ventanas desprendidas de sus marcos en al menos una decena de casas, luego de una explosión ocurrida la tarde del pasado martes 7 de junio en un domicilio particular.

La imagen en el lugar sigue siendo igual de desoladora al día siguiente, las familias continúan barriendo los pedazos de cristal, recogiendo algunos metales retorcidos y realizando el recuento de los daños que sufrieron sus viviendas.

Julia Esther Torres Toleano, residente de una de las casas cercanas al domicilio marcado con el 110 en donde ocurrió la explosión, relata que se encontraba con un grupo de amigas conversando como acostumbra por las tardes, cuando de pronto el estallido las sorprendió a todas.

Después del ruido ensordecedor escuchó los cristales de las ventanas reventarse en una sola oleada, al voltear la mirada al exterior alcanzó a ver una llamarada de fuego que se extinguió casi de inmediato, antes de dejar llegar una nube de humo espeso y blanco.

“Estábamos en la mesa cuando sentimos la explosión, vimos una nube de fuego y una amiga que estaba conmigo me dijo que mi camioneta había explotado, cuando salimos nos dimos cuenta que todo estaba destruido”.

El saldo dentro de su casa, que por años le constó ir arreglando, es el de todos los cristales de las ventanas rotos, el cancel de la ventana de la facha destruido, la puerta removida de su marco y el portón del garaje atorado porque se descuadró del impacto.

La mujer afirma que vivió una angustia que antes no había sentido y que puede imaginar solo como un bombardeo. Sobre los daños a su propiedad no sabe quién se hará responsable, por ahora se organiza con vecinos para presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, a fin de que se dé con los responsables.

“Nos dicen que hagamos un expediente y vayamos a denunciar a la Fiscalía, llevar todo y presentar fotos y los papeles de que somos propietarios de la vivienda afectada”, menciona.

En la zona donde ocurrió la explosión, para el medio día y primeras horas de este miércoles 8 de junio se sentía un ambiente en calma, pero que mantenía la incertidumbre entre los residentes que vieron sus viviendas dañadas luego de que fueron cimbradas por la detonación.

Aida Madrid, quien es vecina de la calle Picadero, dice tener la suerte de no haber estado al momento de que ocurrió la explosión, por lo que a diferencia de sus vecinas no vivió el momento en el que el ruido de la explosión cimbró las casas.

Pero la angustia la sintió cuando después de conocer la noticia se apresuró a llegar a su casa para encontrar todas las puertas abiertas y daños en la fachada, las ventanas y una de sus paredes que fue atravesada.

“Aquí en la cocina tenemos las ventanas rotas, las puertas no tienen cristales porque todas se rompieron, en una de las paredes atravesó y tuvimos que poner una tabla, todas las puertas se salieron de su marco o de su riel, todavía no sé ni cuanto me voy a gastar”.

En un principio se sintió nerviosa, ahora siente la ansiedad por realizar el recuento de los daños y la evaluación de cuánto le costará cubrirlos, ya que son necesarios para evitar estar inseguros después de quedarse sin puertas y ventanas.

Mañana vamos a ir a platicar con las autoridades, para ver qué es lo que podemos solucionar

"Ahorita lo primero que tenemos que hacer es reparar el portón porque también estar así es muy inseguro, no podemos estar con al casa así”.

De acuerdo con vecinos, autoridades prometieron brindar vigilancia en la zona para evitar que pudieran estar expuestos a robos, aquellas casas que fueron afectadas por ventanas y puertas rotas, sin embargo, el lugar no contaba con custodia de ninguna autoridad.

Personal de la Fiscalía General del Estado llegó al sitio para realizar un peritaje y se retiró, mientras que elementos de Protección Civil y trabajadores del ayuntamiento realizaban la limpieza y levantamiento de escombros en los alrededores.

María Guadalupe Ramírez Valerio señala que este mismo personal ayer mismo le sugirió realizar el levantamiento de imágenes para presentar la denuncia correspondiente ante la FGE para que se deslinde responsabilidades y se haga pagar a los responsables.

En su caso, menciona que este trámite lo tendrá que realizar la propietaria de la vivienda que renta, pero de momento, junto con su familia vive con la incertidumbre de los daños causados en puertas, ventanas y en la pared en donde quedaron grietas marcadas.

Del mismo modo, a María le preocupa su salud y la de su familia, ya que durante la explosión asegura que pudo sentir la onda expansiva golpear sobre su cuerpo, causando de inmediato un dolor profundo en el estómago y en la cabeza.

Al momento de los hechos estaba acompañada de dos menores de edad, de 11 y tres años, quienes junto con su cuñada sintieron el temor de no saber lo que ocurría mientras los cristales de las ventanas se reventaban de un solo golpe.

“Todo afuera había mucho humo blanco y olía mucho a pólvora, como cuando truenan muchos cohetes, estaba todo el parque lleno de humo blanco, después revisamos la casa y vimos grietas en las paredes, ventanas rotas, el refrijerador la puerta se abrió del impacto, todas las puertas se abrieron”.

Al igual que sus vecinos, dice que existe incertidumbre de saber quién se hará responsable, ya que hasta ahora ninguna persona se ha presentado para dar la casa, los residentes del domicilio habrían huido después de la explosión, según cuentan otros vecinos.

“Yo pensé que había sido un medidor de luz o alguno de los tanques estacionarios que están en los techos. Todos decimos que es muy raro que sea un tanque de gas, porque no olía a gas, escuché que algunos vecinos vieron a algunas personas salir y les reclamaron que tenían que pagar los daños pero huyeron y ya no los vieron”.

María dice que sigue sin creer lo ocurrido, mientras sigue limpiando los lugares en donde se presentaron los daños y calculando el costo de lo que fue afectado.

Local

10 puntos para la consulta ciudadana en Veracruz sobre el horario de verano

La consulta para saber si los veracruzanos quieren que siga el horario de verano podría desarrollarse en la segunda quincena de agosto

Local

“No caeré en provocaciones”, responde Rocío Nahle ante señalamientos en su contra

En sus redes sociales, la Secretaria de Energía, Rocío Nahle García publicó un breve, pero contundente mensaje

Local

¿No tienes planes para este domingo?, mira qué hacer en Xalapa

Llegó domingo y con él un sinfín de actividades en Xalapa y la región

Policiaca

Atrapa la SSP a taxista con presunta droga, en Papantla

La detención que hizo la SSP se logra luego de una persecución en calles importantes de el municipio papanteco

Americano

Selección Mexicana Femenil de Futbol Americano terminó quinta en Campeonato Mundial

A pesar de los problemas que tuvieron para viajar al Campeonato Mundial que se realizó en Finlandia, la Selección Mexicana Femenil de Futbol America consiguió la victoria en todos sus partidos

Mundo

Leones en zoológico de Pakistán serán subastados a coleccionistas privados

El Lahore Safari Zoo tiene ahora tantos leones y tigres que tienen que turnarse para acceder a los potreros, aseguran los encargados

Deportes

Halcones ya sabe lo que es ganar en la Liga

Halcones derrota con marcador de 91-89 el equipo Abejas de León, siendo la primera victoria de la temporada

Sociedad

Familia LeBarón acusa a policías municipales de sembrarles armas

“Tenemos mucho tiempo diciendo que la policía municipal de Nuevo Casas Grandes es corrupta y ayuda y protege a los criminales", mencionó Adrián LeBarón

Policiaca

Chocan dos autos en la 21 de Marzo ¿Hay lesionados?

Intensa movilización de grupos de emergencia género un choque automovilístico que sucedió la mañana de hoy, sobre el boulevard, Xalapa-Banderilla