/ jueves 2 de noviembre de 2023

Familias visitan panteones; lamentan que jóvenes no sigan las tradiciones

Comentan con tristeza que estas tradiciones se comercializan y pierden mucha de su esencia

Ya no es como antes, a los jóvenes ya no les gusta gastar en las celebraciones del Día de Muertos”, lamenta Beatriz Jiménez Cortés, quien ayer como muchos otros xalapeños acudió a los camposantos a limpiar y dejar flores en las tumbas de sus difuntos.

Mientras que las cercanías a los cementerios Palo Verde, Bosques de Xalapa y Xalapeño, se apostaron cientos de comerciantes que ofrecían flores, antojitos, coronas, veladoras, rehiletes, dulces típicos y pan de muerto, entre otros, en el interior eran menos visitantes que en otros años en este día; hoy se espera que arribe el mayor número de familias a los camposantos.

En los alrededores se podía notar que elementos de Tránsito del Estado buscaban evitar el caos vial y trataban de controlar el acceso a cada uno de los cementerios de la ciudad.

En el interior familias en pequeños y grandes grupos llegaron con cubeta, escoba y jabón en mano para darle una “manita de gato” a las tumbas de sus seres queridos para que lucieran implacables.

Fue el caso de doña Beatriz Jiménez Cortés, quien apurada con uno de sus nietos, limpiaba la tumba de sus familiares en el panteón Xalapeño. “Desde hace 23 años murió mi esposo, por eso estoy aquí lavándole, pero también me tocó limpiar la de otra amiga que se enfermó y me pidió que le limpiara a sus difuntos”.

Cada año está aquí, no importa el clima ni la multitud que se llega a juntar en los cementerios.

Se espera que hoy sea cuando llegue la mayoría de personas a visitar a sus difuntos | Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Tras más de dos décadas de venir a visitar la tumba de su esposo, comenta que con tristeza ve que estas tradiciones se comercializan y pierden mucha de su esencia. “Todos Santos no es vestirse de catrina, sino instalar una ofrenda en casa para recibir a nuestros difuntos. Es hacer este trabajo con el mismo amor que recibimos de nuestros familiares en vida”, dice.

Ahora los jóvenes ni un vaso con agua le ponen a sus difuntos porque es muy caro instalar la ofrenda, “pero aunque sea un chocolate, tamales y pan, yo le pongo a mis difuntos y hoy me vine a lavarles bien para mañana regresar a traerles sus flores. Eso es lo que me enseñaron en mi familia y veo que ya pocos lo hacen, pero eso sí andan vestidos de catrines”.

En este panteón Xalapeño hubo visitantes, pero se espera que hoy sea cuando llegue la mayoría de personas a visitar a sus difuntos. Afuera había una gran verbena de comerciantes que ofrecían sus productos a los visitantes.

Se ofrecía una gran variedad de coronas de flores elaboradas en distintos materiales y tamaños; había pequeñas desde 120 pesos y las grandes en 280, “hay para todos gustos y bolsillos”. Lo mismo con las veladoras, se podían comprar de vaso de cristal o plástico, y los precios varían de acuerdo a los tamaños. Desde 5 pesos hasta 45 la que sirve para toda la semana.

CON CONTROL

Por su parte en el panteón, Bosques de Xalapa también se podía percibir que había pocos visitantes. Aquí se espera la llegada de miles de personas mañana.

El encargado del panteón, Jair Alfredo Quiroz, junto con otros ayudantes buscaba evitar el paso descontrolado de automovilistas. En los camposantos se podía ver a personas que llegaban con flores y rehiletes para adornar sus tumbas.

En este cementerio no se permite la colocación de floreros grandes por lo que muchos optan por poner sus flores de cempasúchil y mano de león, principalmente.

Se podía percibir una gran cantidad de tumbas ya con sus rehiletes y flores que les dan vida en una mañana tarde fría, en la que había un viento otoñal que calaba los huesos de los visitantes.

Con azadón en mano, don Guadalupe Hernández, espera la llegada de familias que lo contraten para limpiar los sepulcros. “La verdad es que todavía no agarro mucha chamba, porque hay algo de competencia, somos varios los que ofrecemos el trabajo de limpieza”.

Familias llegan con cubeta, escoba y jabón para darle una “manita de gato” a las tumbas | Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Cuenta que trabaja como sepulturero desde hace dos años ya que antes fue policía, “pero imagine los peligros, por eso mejor me salí me jalaron para acá a apoyar a realizar los nichos y aquí estoy tratando de ganarme la vida”.

Comenta que también hay poco trabajo porque muchas familias traen sus instrumentos para hacer el trabajo con su manos; “se ahorra los 50 pesos que en promedio cobramos por el trabajo de delimitación y limpieza de la tumba”.

VENDIMIA EN LAS AFUERAS

En el caso del panteón Palo Verde también en la calle de acceso se instalaron infinidad de vendedores de flores, coronas, antojitos en los que se detenían algunos a comer gorditas, empanadas, garnachas y huevos duros.

Comerciantes dijeron que las ventas todavía estaban bajas, pero tienen esperanzas de que mejoren en este jueves | Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Además había quienes ofrecían elotes y chicharrones preparados, bebidas y helados pese a que se sentía algo de frío y eran muchos los que llegaban enchamarrados.

Los floristas, como doña Eloísa Melgarejo, comentaron que las ventas todavía estaban bajas, pero que tenía esperanzas de que mejoren en este jueves que es cuando llega la mayoría a visitar los sepulcros de sus difuntos.

En la entrada, infinidad de jóvenes y hombres maduros esperaban con sus cubetas a clientes que les pidieran limpiar las tumbas. En el interior del cementerio había otro buen número de hombres que esperan para ver si podían hallar una familia que los contratara.

Este panteón lucía limpio, sin tanta yerba en los pasillos; solo en tumbas con muchos años se podía ver que tenían maleza, el resto lucían limpias en espera del día 2 de noviembre en que como cada año son visitadas por las familias.

Ya no es como antes, a los jóvenes ya no les gusta gastar en las celebraciones del Día de Muertos”, lamenta Beatriz Jiménez Cortés, quien ayer como muchos otros xalapeños acudió a los camposantos a limpiar y dejar flores en las tumbas de sus difuntos.

Mientras que las cercanías a los cementerios Palo Verde, Bosques de Xalapa y Xalapeño, se apostaron cientos de comerciantes que ofrecían flores, antojitos, coronas, veladoras, rehiletes, dulces típicos y pan de muerto, entre otros, en el interior eran menos visitantes que en otros años en este día; hoy se espera que arribe el mayor número de familias a los camposantos.

En los alrededores se podía notar que elementos de Tránsito del Estado buscaban evitar el caos vial y trataban de controlar el acceso a cada uno de los cementerios de la ciudad.

En el interior familias en pequeños y grandes grupos llegaron con cubeta, escoba y jabón en mano para darle una “manita de gato” a las tumbas de sus seres queridos para que lucieran implacables.

Fue el caso de doña Beatriz Jiménez Cortés, quien apurada con uno de sus nietos, limpiaba la tumba de sus familiares en el panteón Xalapeño. “Desde hace 23 años murió mi esposo, por eso estoy aquí lavándole, pero también me tocó limpiar la de otra amiga que se enfermó y me pidió que le limpiara a sus difuntos”.

Cada año está aquí, no importa el clima ni la multitud que se llega a juntar en los cementerios.

Se espera que hoy sea cuando llegue la mayoría de personas a visitar a sus difuntos | Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Tras más de dos décadas de venir a visitar la tumba de su esposo, comenta que con tristeza ve que estas tradiciones se comercializan y pierden mucha de su esencia. “Todos Santos no es vestirse de catrina, sino instalar una ofrenda en casa para recibir a nuestros difuntos. Es hacer este trabajo con el mismo amor que recibimos de nuestros familiares en vida”, dice.

Ahora los jóvenes ni un vaso con agua le ponen a sus difuntos porque es muy caro instalar la ofrenda, “pero aunque sea un chocolate, tamales y pan, yo le pongo a mis difuntos y hoy me vine a lavarles bien para mañana regresar a traerles sus flores. Eso es lo que me enseñaron en mi familia y veo que ya pocos lo hacen, pero eso sí andan vestidos de catrines”.

En este panteón Xalapeño hubo visitantes, pero se espera que hoy sea cuando llegue la mayoría de personas a visitar a sus difuntos. Afuera había una gran verbena de comerciantes que ofrecían sus productos a los visitantes.

Se ofrecía una gran variedad de coronas de flores elaboradas en distintos materiales y tamaños; había pequeñas desde 120 pesos y las grandes en 280, “hay para todos gustos y bolsillos”. Lo mismo con las veladoras, se podían comprar de vaso de cristal o plástico, y los precios varían de acuerdo a los tamaños. Desde 5 pesos hasta 45 la que sirve para toda la semana.

CON CONTROL

Por su parte en el panteón, Bosques de Xalapa también se podía percibir que había pocos visitantes. Aquí se espera la llegada de miles de personas mañana.

El encargado del panteón, Jair Alfredo Quiroz, junto con otros ayudantes buscaba evitar el paso descontrolado de automovilistas. En los camposantos se podía ver a personas que llegaban con flores y rehiletes para adornar sus tumbas.

En este cementerio no se permite la colocación de floreros grandes por lo que muchos optan por poner sus flores de cempasúchil y mano de león, principalmente.

Se podía percibir una gran cantidad de tumbas ya con sus rehiletes y flores que les dan vida en una mañana tarde fría, en la que había un viento otoñal que calaba los huesos de los visitantes.

Con azadón en mano, don Guadalupe Hernández, espera la llegada de familias que lo contraten para limpiar los sepulcros. “La verdad es que todavía no agarro mucha chamba, porque hay algo de competencia, somos varios los que ofrecemos el trabajo de limpieza”.

Familias llegan con cubeta, escoba y jabón para darle una “manita de gato” a las tumbas | Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Cuenta que trabaja como sepulturero desde hace dos años ya que antes fue policía, “pero imagine los peligros, por eso mejor me salí me jalaron para acá a apoyar a realizar los nichos y aquí estoy tratando de ganarme la vida”.

Comenta que también hay poco trabajo porque muchas familias traen sus instrumentos para hacer el trabajo con su manos; “se ahorra los 50 pesos que en promedio cobramos por el trabajo de delimitación y limpieza de la tumba”.

VENDIMIA EN LAS AFUERAS

En el caso del panteón Palo Verde también en la calle de acceso se instalaron infinidad de vendedores de flores, coronas, antojitos en los que se detenían algunos a comer gorditas, empanadas, garnachas y huevos duros.

Comerciantes dijeron que las ventas todavía estaban bajas, pero tienen esperanzas de que mejoren en este jueves | Foto: Jesús Escamiroza | Diario de Xalapa

Además había quienes ofrecían elotes y chicharrones preparados, bebidas y helados pese a que se sentía algo de frío y eran muchos los que llegaban enchamarrados.

Los floristas, como doña Eloísa Melgarejo, comentaron que las ventas todavía estaban bajas, pero que tenía esperanzas de que mejoren en este jueves que es cuando llega la mayoría a visitar los sepulcros de sus difuntos.

En la entrada, infinidad de jóvenes y hombres maduros esperaban con sus cubetas a clientes que les pidieran limpiar las tumbas. En el interior del cementerio había otro buen número de hombres que esperan para ver si podían hallar una familia que los contratara.

Este panteón lucía limpio, sin tanta yerba en los pasillos; solo en tumbas con muchos años se podía ver que tenían maleza, el resto lucían limpias en espera del día 2 de noviembre en que como cada año son visitadas por las familias.

Salud

Gotitas de amor, campaña para promover la donación de sangre a pacientes con cáncer

El cáncer es una situación de salud pública que requiere de la ayuda de todos

Ecología

Ingeniera explica el plan para salvar los ríos de aguas residuales y enfrentar la crisis hídrica

Explica que desarrollaron un sistema de tratamiento de aguas residuales basado en la filtración de estas aguas

Local

Distrito 8 en Veracruz cumple medio siglo salvando a mujeres y hombres del alcoholismo, la historia

El único requisito para ser miembro es el deseo de dejar la bebida y no se pagan honorarios ni cuotas

Cultura

¿Descansas el tiempo suficiente? Artista expone cerámica para reflexionar sobre la vida y el ocio

Apunta que su trabajo no es autobiográfico, pero es imposible desvincular lo propio con la naturaleza, reflexión y producción

Doble Vía

Museo “Tesoros escondidos”, espacio en Xalapa para conocer las raíces y la historia de AA

Los objetos están a la vista del público general, interesado en saber más de esta comunidad o hacer investigaciones

Ecología

Tortugas marinas siguen su ciclo tras lluvias, ¿sabes cómo se cuidan los nidos? Te contamos

En este mes, Fundación Caretta MX ha protegido y liberado más de 600 crías de tortugas marinas en playas de Agua Dulce