/ jueves 9 de mayo de 2019

A casi un año de desaparecido, hallan restos de paramédico en fosa clandestina

El joven de entonces 32 años de edad fue encontrado mutilado; lo privaron de su libertad afuera del Palacio Municipal de Nogales

Orizaba, Ver.- El paramédico Pedro H.F., de Protección Civil de Nogales, reportado como desaparecido la noche del 24 de junio de 2017, fue encontrado sin vida, sepultado en una de las fosas clandestinas del cerro de Los Arenales, en Río Blanco. El cadáver del socorrista fue identificado y reclamado por su padre Ubaldo, quien al día siguiente del extravío presentó denuncia por la desaparición ante la entonces Fiscalía de Ciudad Mendoza.

De acuerdo con allegados a las investigaciones, el joven de entonces 32 años de edad, fue encontrado mutilado.Sus restos fueron reconocidos por el uniforme de PC que portaba al momento de su crimen, y con el cual fue sepultado. Además, pruebas de ADN practicadas por especialistas en medicina científica y forense, comprobaron que si correspondían a los del padre, por lo que lo cual le fueron entregados.

Sus familiares le dieron el último adiós en el panteón municipal de Nogales, ya que era residente de este municipio.Solo para recordar, el joven paramédico fue privado de su libertad afuera de Palacio Municipal de Nogales, mientras trabajaba.

Karla, la esposa, dejo de tener contacto con él a las 21 horas del 24 de junio, y desde entonces estaba desaparecido. Al reiniciarse la búsqueda de cadáveres en el cerro de Los Arenales, personal de sociedad civil que participa y autoridades forense lo encontraron y recuperaron para devolver a la familia.

Orizaba, Ver.- El paramédico Pedro H.F., de Protección Civil de Nogales, reportado como desaparecido la noche del 24 de junio de 2017, fue encontrado sin vida, sepultado en una de las fosas clandestinas del cerro de Los Arenales, en Río Blanco. El cadáver del socorrista fue identificado y reclamado por su padre Ubaldo, quien al día siguiente del extravío presentó denuncia por la desaparición ante la entonces Fiscalía de Ciudad Mendoza.

De acuerdo con allegados a las investigaciones, el joven de entonces 32 años de edad, fue encontrado mutilado.Sus restos fueron reconocidos por el uniforme de PC que portaba al momento de su crimen, y con el cual fue sepultado. Además, pruebas de ADN practicadas por especialistas en medicina científica y forense, comprobaron que si correspondían a los del padre, por lo que lo cual le fueron entregados.

Sus familiares le dieron el último adiós en el panteón municipal de Nogales, ya que era residente de este municipio.Solo para recordar, el joven paramédico fue privado de su libertad afuera de Palacio Municipal de Nogales, mientras trabajaba.

Karla, la esposa, dejo de tener contacto con él a las 21 horas del 24 de junio, y desde entonces estaba desaparecido. Al reiniciarse la búsqueda de cadáveres en el cerro de Los Arenales, personal de sociedad civil que participa y autoridades forense lo encontraron y recuperaron para devolver a la familia.