/ domingo 10 de mayo de 2020

División en Morena beneficia a PRI, PAN, PRD…

Platican priistas, perredistas y panistas que los dirigentes de estos partidos andan felices con los problemas internos que enfrentan en Morena.

Como se sabe está por darse el cambio de dirigente en el comité estatal morenista y dos son los más evidentes contendientes a ocupar el cargo: Esteban Ramírez Zepeta y Gonzalo Vicencio.

Ambos se mueven y pretenden dar la impresión de que son aceptados y apoyados por la mayoría de los militantes morenistas veracruzanos.

Al mismo tiempo intentan que el otro aspirante se vea débil, con poca presencia y sin apoyo. Al menos así explican simpatizantes de Esteban Ramírez que haya nacido Tucerz, grupo este cuyos dirigentes dicen que está integrado por corrientes de Morena que están en contra de la imposiciones.

Explican que esa es una de las razones por las que la gente se ha empezado a alejar de su partido y poco a poco va diezmando el número de veracruzanos que votaron masivamente por los candidatos morenistas en la elección pasada.

Hablan de encuestas que evidencian el crecimiento del rechazo hacia el gobierno emanado de su partido y que la pandemia por el COVID-19 ha venido a acentuar el problema que supuestamente tiene preocupados a quienes lideran Morena en Veracruz y en México.

Los propios morenistas comentan en corto que estarían esperando una reacción de rechazo de los votantes en la elección del próximo y temen que los partidos de oposición como el PRI, PAN y PRD les ganen algunas alcaldías y distritos locales y federales.

Los opositores, por su parte, coinciden con esa apreciación y hacen fiesta cada vez que se evidencia y publicita la división entre los grupos de Morena, porque piensan que esto los va haciendo cada vez más débiles para la contienda electoral de 2021.

Hay quienes se han encargado de publicitar la intentona que hace el grupo de Morena en el Congreso local para que el gobernador no sea sometido a la revocación de mandato y para ello intentan reformar la Constitución Política local mediante una iniciativa que ya presentaron al pleno de la Legislatura. Y se preguntan: ¿Cuál es el miedo?

POR CIERTO, CABE RECORDAR QUE EN EL CONGRESO local el grupo morenista que coordina Juan Javier Gómez Cazarín también tiene sus diferencias internas como lo hizo evidente el 28 de abril pasado el polémico José Magdaleno Rosales.

Este diputado hizo pública su opinión sobre el relevo en la Fiscalía General del Estado y a contrapelo de la línea oficial dijo que sería positivo que diputados de la LXV Legislatura analicen nuevos perfiles para ocupar dicho cargo.

Aunque admitió que la actual encargada de despacho de la FGE, Verónica Hernández Giadáns, puede competir para buscar la titularidad del organismo.

Dijo que lo correcto sería contemplar otros perfiles debido a que su imagen (la de Verónica) resultó afectada después de que se exhibió su parentesco con Guadalupe Hernández, alias “La Jefa”, ligada al grupo criminal de los Zetas.

“Por todos esos cuestionamientos que ha tenido la señora, lo sano es que hubiera otra propuesta para que le dé a la institución legitimidad; esa es mi postura y la de varios compañeros más de la bancada del grupo legislativo de Morena…”. puntualizó Maleno.

Opine, comente e informe.

Redes:

rvalle@diariodexalapa.com.mx

www.diariodexalapa.com.mx

Platican priistas, perredistas y panistas que los dirigentes de estos partidos andan felices con los problemas internos que enfrentan en Morena.

Como se sabe está por darse el cambio de dirigente en el comité estatal morenista y dos son los más evidentes contendientes a ocupar el cargo: Esteban Ramírez Zepeta y Gonzalo Vicencio.

Ambos se mueven y pretenden dar la impresión de que son aceptados y apoyados por la mayoría de los militantes morenistas veracruzanos.

Al mismo tiempo intentan que el otro aspirante se vea débil, con poca presencia y sin apoyo. Al menos así explican simpatizantes de Esteban Ramírez que haya nacido Tucerz, grupo este cuyos dirigentes dicen que está integrado por corrientes de Morena que están en contra de la imposiciones.

Explican que esa es una de las razones por las que la gente se ha empezado a alejar de su partido y poco a poco va diezmando el número de veracruzanos que votaron masivamente por los candidatos morenistas en la elección pasada.

Hablan de encuestas que evidencian el crecimiento del rechazo hacia el gobierno emanado de su partido y que la pandemia por el COVID-19 ha venido a acentuar el problema que supuestamente tiene preocupados a quienes lideran Morena en Veracruz y en México.

Los propios morenistas comentan en corto que estarían esperando una reacción de rechazo de los votantes en la elección del próximo y temen que los partidos de oposición como el PRI, PAN y PRD les ganen algunas alcaldías y distritos locales y federales.

Los opositores, por su parte, coinciden con esa apreciación y hacen fiesta cada vez que se evidencia y publicita la división entre los grupos de Morena, porque piensan que esto los va haciendo cada vez más débiles para la contienda electoral de 2021.

Hay quienes se han encargado de publicitar la intentona que hace el grupo de Morena en el Congreso local para que el gobernador no sea sometido a la revocación de mandato y para ello intentan reformar la Constitución Política local mediante una iniciativa que ya presentaron al pleno de la Legislatura. Y se preguntan: ¿Cuál es el miedo?

POR CIERTO, CABE RECORDAR QUE EN EL CONGRESO local el grupo morenista que coordina Juan Javier Gómez Cazarín también tiene sus diferencias internas como lo hizo evidente el 28 de abril pasado el polémico José Magdaleno Rosales.

Este diputado hizo pública su opinión sobre el relevo en la Fiscalía General del Estado y a contrapelo de la línea oficial dijo que sería positivo que diputados de la LXV Legislatura analicen nuevos perfiles para ocupar dicho cargo.

Aunque admitió que la actual encargada de despacho de la FGE, Verónica Hernández Giadáns, puede competir para buscar la titularidad del organismo.

Dijo que lo correcto sería contemplar otros perfiles debido a que su imagen (la de Verónica) resultó afectada después de que se exhibió su parentesco con Guadalupe Hernández, alias “La Jefa”, ligada al grupo criminal de los Zetas.

“Por todos esos cuestionamientos que ha tenido la señora, lo sano es que hubiera otra propuesta para que le dé a la institución legitimidad; esa es mi postura y la de varios compañeros más de la bancada del grupo legislativo de Morena…”. puntualizó Maleno.

Opine, comente e informe.

Redes:

rvalle@diariodexalapa.com.mx

www.diariodexalapa.com.mx

domingo 05 de julio de 2020

Puerto panista: tres mujeres y un hombre

miércoles 01 de julio de 2020

4T. Está bien festejar, ¿y los resultados?

lunes 29 de junio de 2020

Siguen asesinatos de mujeres

miércoles 24 de junio de 2020

  ¿Y la oposición en Veracruz?

lunes 22 de junio de 2020

La cuatroté sí pidió préstamos

domingo 21 de junio de 2020

Frente de Morena vs BOA

miércoles 17 de junio de 2020

Niño pobre de 10 años, fue secuestrado

Cargar Más