/ miércoles 13 de febrero de 2019

Las armas de fuego y la balística forense (Tercera parte)

Por Miguel Ángel Cruz Hernández

El desarrollo de las armas de fuego fue muy lento al principio y más rápido a medida que cada invento o descubrimiento, fue una especie de escalón para alcanzar mayores logros.

Un arma de fuego es un aparato mecánico que propulsa un proyectil a alta velocidad a través de un tubo como resultado de la expansión de gases que se producen al quemarse el combustible. Las armas de fuego han cambiado, pero aún se basan en forzar un proyectil, tal como una bala, a través de un cañón.

Comprender cómo funcionan las armas de fuego y entender la manera correcta de manejarlas es el primer paso para convertirse en un cazador seguro y responsable. Al usar un arma de fuego se deben seguir siempre las cuatro reglas principales para el uso seguro de las armas de fuego para prevenir accidentes: a).- Apunte siempre la boca del cañón (o arco) en una dirección segura; b).- Toda arma de fuego debe ser manejada siempre como si estuviera cargada; c).- Mantenga su dedo fuera del disparador (gatillo) hasta que esté listo para disparar; d).- Asegúrese de observar su blanco y lo que está frente y detrás del mismo.

Después de estos conocimientos básicos para manipular un arma de fuego, y una vez de haber conocido la historia de las primeras armas de mano y muy después el invento de las armas de fuego, debemos conocer la ciencia que es rama de la criminalística y que coadyuva con el estudio del fenómeno de la expulsión, movimiento y comportamiento de los proyectiles de las armas de fuego, conocida como balística forense.

La balística forense para su estudio se divide en: Balística interior, que estudia el movimiento del proyectil en el interior del cañón; Balística exterior, que estudia el desplazamiento del proyectil durante su trayectoria en el espacio; Balística de efectos, que relaciona la acción y consecuencias originadas por los proyectiles cuando se impactan en un blanco o en un cuerpo humano.

Con esta división, se trata de investigar el comportamiento simple o complejo de las balas, su trayecto y el daño colateral al impacto; al interior del cañón de un arma de fuego existe un fenómeno extraordinario y único, que consiste en las lesiones dejadas en el proyectil cuando éste se desliza por el ánima del cañón, o las producidas en la vaina, por la rampa de alimentación, las paredes de la recámara, la culata de cierre, la aguja percutora, el extractor y el expulsor, se puede llegar a deducir el arma que realizó el disparo, dejando en claro que cada arma de fuego deja marcas diferentes, para lograr la certeza científica de qué arma fue utilizada para realizar el disparo, dejando demostrado que no hay dos armas que dejen idénticas marcas en la munición empleada; de igual manera, la técnica en balística estudia las leyes que originan o rigen el movimiento del proyectil en toda su trayectoria, desde que sale de la boca del cañón y el impacto que ocasiona el proyectil donde se toma en cuenta la distancia del arma y el objeto deseado.

Las armas de fuego presentan varios sistemas según su fabricación: de tiro a tiro, que consta de disparar y recargar el arma manualmente; de disparo automático, en el que al presionar el gatillo permite que salga una ráfaga de balas; de disparo semiautomático, en el que se debe apretar el gatillo cada vez que se quiera disparar o que la bala salga del cañón, y de repetición, que consiste en cargar después de disparar.

Las armas de fuego se dividen en dos categorías principales: a).- Armas de fuego largas: escopeta, fusil de combate, ametralladora, fusil de asalto, subfusil, carabina, fusil de francotirador, fusil de tirador designado, fusil automático ligero; b).- Armas de fuego cortas: pistola, revólver y pistola ametralladora. Una característica importante en un arma de fuego es también el tipo de ánima, el interior del cañón. Un arma es de ánima lisa o ánima rayada, dependen muchas características importantes para su función.

En nuestra próxima colaboración hablaremos de las armas de fuego y la balística forense cuarta parte, claro, si el gran arquitecto del universo y el director del Vocero de la Provincia, que es el gran medio de comunicación de los veracruzanos, me lo siguen permitiendo. miguelangel_cruzh@hotmail.com

Por Miguel Ángel Cruz Hernández

El desarrollo de las armas de fuego fue muy lento al principio y más rápido a medida que cada invento o descubrimiento, fue una especie de escalón para alcanzar mayores logros.

Un arma de fuego es un aparato mecánico que propulsa un proyectil a alta velocidad a través de un tubo como resultado de la expansión de gases que se producen al quemarse el combustible. Las armas de fuego han cambiado, pero aún se basan en forzar un proyectil, tal como una bala, a través de un cañón.

Comprender cómo funcionan las armas de fuego y entender la manera correcta de manejarlas es el primer paso para convertirse en un cazador seguro y responsable. Al usar un arma de fuego se deben seguir siempre las cuatro reglas principales para el uso seguro de las armas de fuego para prevenir accidentes: a).- Apunte siempre la boca del cañón (o arco) en una dirección segura; b).- Toda arma de fuego debe ser manejada siempre como si estuviera cargada; c).- Mantenga su dedo fuera del disparador (gatillo) hasta que esté listo para disparar; d).- Asegúrese de observar su blanco y lo que está frente y detrás del mismo.

Después de estos conocimientos básicos para manipular un arma de fuego, y una vez de haber conocido la historia de las primeras armas de mano y muy después el invento de las armas de fuego, debemos conocer la ciencia que es rama de la criminalística y que coadyuva con el estudio del fenómeno de la expulsión, movimiento y comportamiento de los proyectiles de las armas de fuego, conocida como balística forense.

La balística forense para su estudio se divide en: Balística interior, que estudia el movimiento del proyectil en el interior del cañón; Balística exterior, que estudia el desplazamiento del proyectil durante su trayectoria en el espacio; Balística de efectos, que relaciona la acción y consecuencias originadas por los proyectiles cuando se impactan en un blanco o en un cuerpo humano.

Con esta división, se trata de investigar el comportamiento simple o complejo de las balas, su trayecto y el daño colateral al impacto; al interior del cañón de un arma de fuego existe un fenómeno extraordinario y único, que consiste en las lesiones dejadas en el proyectil cuando éste se desliza por el ánima del cañón, o las producidas en la vaina, por la rampa de alimentación, las paredes de la recámara, la culata de cierre, la aguja percutora, el extractor y el expulsor, se puede llegar a deducir el arma que realizó el disparo, dejando en claro que cada arma de fuego deja marcas diferentes, para lograr la certeza científica de qué arma fue utilizada para realizar el disparo, dejando demostrado que no hay dos armas que dejen idénticas marcas en la munición empleada; de igual manera, la técnica en balística estudia las leyes que originan o rigen el movimiento del proyectil en toda su trayectoria, desde que sale de la boca del cañón y el impacto que ocasiona el proyectil donde se toma en cuenta la distancia del arma y el objeto deseado.

Las armas de fuego presentan varios sistemas según su fabricación: de tiro a tiro, que consta de disparar y recargar el arma manualmente; de disparo automático, en el que al presionar el gatillo permite que salga una ráfaga de balas; de disparo semiautomático, en el que se debe apretar el gatillo cada vez que se quiera disparar o que la bala salga del cañón, y de repetición, que consiste en cargar después de disparar.

Las armas de fuego se dividen en dos categorías principales: a).- Armas de fuego largas: escopeta, fusil de combate, ametralladora, fusil de asalto, subfusil, carabina, fusil de francotirador, fusil de tirador designado, fusil automático ligero; b).- Armas de fuego cortas: pistola, revólver y pistola ametralladora. Una característica importante en un arma de fuego es también el tipo de ánima, el interior del cañón. Un arma es de ánima lisa o ánima rayada, dependen muchas características importantes para su función.

En nuestra próxima colaboración hablaremos de las armas de fuego y la balística forense cuarta parte, claro, si el gran arquitecto del universo y el director del Vocero de la Provincia, que es el gran medio de comunicación de los veracruzanos, me lo siguen permitiendo. miguelangel_cruzh@hotmail.com

Policiaca

Caminaba sobre Araucarias con $216 mil de dudosa procedencia y 29 tarjetas bancarias

Oficiales recibieron el reporte de "un sospechoso" en la zona, quien actúo con nerviosismo al percatarse de su presencia

Local

Desconfía Colectivo Solecito en el anuncio de las nuevas fosas, al no estar resguardadas

Constantemente reciben anónimos donde se les indica sobre más fosas en diversos puntos del estado: integrante

Local

Nueve personas ahogadas reporta SPC en Semana Santa

Hay una desaparecida, 12 fueron rescatadas en cuerpos de agua y 47 atenciones médicas

Policiaca

Masacre en Minatitlán: sicarios matan a 13 personas en una fiesta

De acuerdo con los primeros informes, hombres armados perseguían a un hombre, quien buscó refugio en una palapa, donde se llevaba a cabo un festejo

New Articles

Joven libra la muerte durante Viacrucis

Los hechos ocurrieron la noche del jueves en el templo de San Sebastián.

Justicia

Cártel de Santa Rosa de Lima vuelve a amenazar a AMLO

La intimidación surge tras un enfrentamiento en Celaya que dejó una persona muerta

Sociedad

Cambia marcación a nivel nacional; desaparecen prefijos 01, 044 y 045

A partir del 3 de agosto la marcación nacional en México se simplifica para usuarios de telefonía

Mundo

Dan tres años de prisión preventiva al expresidente Kuczynski por caso Odebrecht

La decisión se conoce dos días después de que el expresidente peruano Alan García se suicidó para evitar el arresto en una investigación relacionada a Odebrecht

Mundo

Quien rechaza a los homosexuales no tiene corazón humano: Papa Francisco

El Pontífice conversó con el comediante británico Stephen K. Amos, quien es gay y ateo