/ miércoles 18 de diciembre de 2019

Los enviados de AMLO a Veracruz

Me cuentan que después de su visita a Coatzacoalcos, Minatitlán e Hidalgotitlán, el presidente recibió en sus manos una evaluación de cada uno de los secretarios del gobernador Cuitláhuac García.

El informe fue elaborado por un grupo de enviados de Segob que desde hace un mes (sin que el gobierno de Veracruz lo sepa) radica en Xalapa, Coatzacoalcos, Orizaba, Boca del Río y Tuxpan.

Este puñado de funcionarios federales de confianza llegaron al estado con tres metas: evaluar el trabajo de cada secretario de Despacho morenista, su apoyo al gobernador García, y el número de tropiezos o aciertos que tuvieron ante medios de comunicación, durante el periodo analizado.

Los enviados del gobierno federal tienen, a decir de mis informantes, las mismas características que AMLO ha destacado en Cuitláhuac García: honestidad y lealtad. Dentro de su misión estuvo, justamente, que nadie del equipo del mandatario estatal supiera de su presencia.

Estuvieron en todas las comparecencias de los secretarios, escucharon su exposición y respuestas a diputados aliados y opositores. Tomaban nota de todo, grababan, y después, en sus respectivas habitaciones de hotel, preparaban reportes que discutían en reuniones con los demás enviados.

Ya todos se han ido. Su trabajo terminó al entregar ese informe en las manos del presidente López Obrador, justo antes de que abandonara territorio veracruzano.

Retornarán para efectuar tareas con miras a las elecciones; centrarán sus fuerzas en los municipios que gobierna Morena, buscando no perderlos.

Parte de su trabajo era pasar inadvertidos a los ojos del gobierno de Veracruz, y no porque fueran saboteadores o espías, sino por la naturaleza de su objetivo, el cual no podía verse manchado ante algún factor que buscara influir en los resultados de cada secretario.

Con base en el informe de los enviados de AMLO a Veracruz, en breve habrán de tomarse decisiones sobre la permanencia o no de algunos secretarios de Cuitláhuac García. Removerlos o dejarlos en su cargo nunca ha sido una atribución del gobernador, sino del presidente.

alejandroaguirre77@gmail.com

Me cuentan que después de su visita a Coatzacoalcos, Minatitlán e Hidalgotitlán, el presidente recibió en sus manos una evaluación de cada uno de los secretarios del gobernador Cuitláhuac García.

El informe fue elaborado por un grupo de enviados de Segob que desde hace un mes (sin que el gobierno de Veracruz lo sepa) radica en Xalapa, Coatzacoalcos, Orizaba, Boca del Río y Tuxpan.

Este puñado de funcionarios federales de confianza llegaron al estado con tres metas: evaluar el trabajo de cada secretario de Despacho morenista, su apoyo al gobernador García, y el número de tropiezos o aciertos que tuvieron ante medios de comunicación, durante el periodo analizado.

Los enviados del gobierno federal tienen, a decir de mis informantes, las mismas características que AMLO ha destacado en Cuitláhuac García: honestidad y lealtad. Dentro de su misión estuvo, justamente, que nadie del equipo del mandatario estatal supiera de su presencia.

Estuvieron en todas las comparecencias de los secretarios, escucharon su exposición y respuestas a diputados aliados y opositores. Tomaban nota de todo, grababan, y después, en sus respectivas habitaciones de hotel, preparaban reportes que discutían en reuniones con los demás enviados.

Ya todos se han ido. Su trabajo terminó al entregar ese informe en las manos del presidente López Obrador, justo antes de que abandonara territorio veracruzano.

Retornarán para efectuar tareas con miras a las elecciones; centrarán sus fuerzas en los municipios que gobierna Morena, buscando no perderlos.

Parte de su trabajo era pasar inadvertidos a los ojos del gobierno de Veracruz, y no porque fueran saboteadores o espías, sino por la naturaleza de su objetivo, el cual no podía verse manchado ante algún factor que buscara influir en los resultados de cada secretario.

Con base en el informe de los enviados de AMLO a Veracruz, en breve habrán de tomarse decisiones sobre la permanencia o no de algunos secretarios de Cuitláhuac García. Removerlos o dejarlos en su cargo nunca ha sido una atribución del gobernador, sino del presidente.

alejandroaguirre77@gmail.com

miércoles 26 de febrero de 2020

AMLO habla de Veracruz y Morelos

jueves 20 de febrero de 2020

No irán por Peña ni Osorio

miércoles 05 de febrero de 2020

Las “cortinas de humo” de AMLO

lunes 27 de enero de 2020

Miguel Alemán, en la 4T

lunes 27 de enero de 2020

AMLO, my brother in Mexico

miércoles 22 de enero de 2020

Los que le hablan al oído a AMLO

Cargar Más