/ sábado 27 de julio de 2019

Un mundo sin Internet

Por segunda o tercera ocasión casi consecutiva (si la memoria no me falla), se cayeron las redes sociales y prácticamente toda aplicación que requiera internet en diferentes partes de México. Durante tres horas los celulares se quedaron prácticamente anulados.

Eran las 14:45 horas de este jueves cuando todos los usuarios de Telmex y Telcel, compañías que acaparan el 72 por ciento del mercado de la telefonía pública en el país, sufrieron la caída de Internet y estuvieron impedidos para utilizar las principales aplicaciones como Whatsapp, Facebook, Instagram, Youtube y servicios de banca en línea.

¿Cómo será un mundo sin Internet?, me preguntaron. Nuestra niñez y Millennials no lo conocen, no saben desenvolverse sin las redes sociales, no conciben su entorno sin las Tecnologías de la Información y la Comunicación, como si siempre hubieran estado en la faz de la tierra, como si no tuvieran unos cuantos años de revolucionar la forma de interactuar de la sociedad.

Los que hoy somos adultos crecimos cuando no había celular ni la famosa World Wide Web; sabemos lo que es jugar toda la tarde sin nada de tecnología, una pelota y una cuerda eran buenas compañías para pasar la tarde en la niñez; y en la juventud: si acaso llegabas a recibir unas cuantas llamadas al teléfono de la casa, escasas, y el entretenimiento era la pista de patinaje y el boliche, tal vez alguna tardeada o reunión en el café.

El teléfono celular lo conocí cuando estudiaba en la universidad, primero unos cuantos tuvieron acceso a los aparatos y poco a poco fue masificándose. De eso ya tiene casi 20 años. Poco antes, estuvo de moda el beeper, un dispositivo pequeño de radio mensajería, donde se recibían notificaciones o avisos cortos.

A finales de los 80`s llegó el Internet a México, en el Instituto Tecnológico de Monterrey, para 1991 ya era utilizado por algunos académicos y cuatro años después empezó la etapa comercial. Hoy en México hay 74.3 millones de usuarios de internet y 18.3 millones de hogares con conexión a este servicio.

Entretenimiento, comunicación y obtención de información son los principales usos que le damos a Internet en México, como confirmó la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares de 2018 del INEGI. No es sorpresivo ese resultado si analizamos la moda de los youtubers y el contenido de sus programas o el largo tiempo que pasamos en Facebook y Twitter para ver lo que hacen o dicen los demás, mero esparcimiento.

Es el grupo de población entre 25 y 34 años de edad el que registra la mayor proporción de usuarios de Internet en México y son las personas de 55 años o más las que menos utilizan este servicio.

De la generación X a la Z, pasando por los Millennials, hay al menos tres décadas de diferencia, aunque el periodo es corto, los avances han sido rápidos y vertiginosos desde el inicio de la digitalización hasta llegar a la expansión y masificación del Internet. El punto donde hoy estamos. Y aunque siempre parece que no hay regreso, me atrevería a decir que podemos volver a vivir en un mundo sin internet…Tal vez, hasta aprendamos a comunicarnos y a convivir más con los demás y con nosotros.

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

Por segunda o tercera ocasión casi consecutiva (si la memoria no me falla), se cayeron las redes sociales y prácticamente toda aplicación que requiera internet en diferentes partes de México. Durante tres horas los celulares se quedaron prácticamente anulados.

Eran las 14:45 horas de este jueves cuando todos los usuarios de Telmex y Telcel, compañías que acaparan el 72 por ciento del mercado de la telefonía pública en el país, sufrieron la caída de Internet y estuvieron impedidos para utilizar las principales aplicaciones como Whatsapp, Facebook, Instagram, Youtube y servicios de banca en línea.

¿Cómo será un mundo sin Internet?, me preguntaron. Nuestra niñez y Millennials no lo conocen, no saben desenvolverse sin las redes sociales, no conciben su entorno sin las Tecnologías de la Información y la Comunicación, como si siempre hubieran estado en la faz de la tierra, como si no tuvieran unos cuantos años de revolucionar la forma de interactuar de la sociedad.

Los que hoy somos adultos crecimos cuando no había celular ni la famosa World Wide Web; sabemos lo que es jugar toda la tarde sin nada de tecnología, una pelota y una cuerda eran buenas compañías para pasar la tarde en la niñez; y en la juventud: si acaso llegabas a recibir unas cuantas llamadas al teléfono de la casa, escasas, y el entretenimiento era la pista de patinaje y el boliche, tal vez alguna tardeada o reunión en el café.

El teléfono celular lo conocí cuando estudiaba en la universidad, primero unos cuantos tuvieron acceso a los aparatos y poco a poco fue masificándose. De eso ya tiene casi 20 años. Poco antes, estuvo de moda el beeper, un dispositivo pequeño de radio mensajería, donde se recibían notificaciones o avisos cortos.

A finales de los 80`s llegó el Internet a México, en el Instituto Tecnológico de Monterrey, para 1991 ya era utilizado por algunos académicos y cuatro años después empezó la etapa comercial. Hoy en México hay 74.3 millones de usuarios de internet y 18.3 millones de hogares con conexión a este servicio.

Entretenimiento, comunicación y obtención de información son los principales usos que le damos a Internet en México, como confirmó la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares de 2018 del INEGI. No es sorpresivo ese resultado si analizamos la moda de los youtubers y el contenido de sus programas o el largo tiempo que pasamos en Facebook y Twitter para ver lo que hacen o dicen los demás, mero esparcimiento.

Es el grupo de población entre 25 y 34 años de edad el que registra la mayor proporción de usuarios de Internet en México y son las personas de 55 años o más las que menos utilizan este servicio.

De la generación X a la Z, pasando por los Millennials, hay al menos tres décadas de diferencia, aunque el periodo es corto, los avances han sido rápidos y vertiginosos desde el inicio de la digitalización hasta llegar a la expansión y masificación del Internet. El punto donde hoy estamos. Y aunque siempre parece que no hay regreso, me atrevería a decir que podemos volver a vivir en un mundo sin internet…Tal vez, hasta aprendamos a comunicarnos y a convivir más con los demás y con nosotros.

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

sábado 02 de noviembre de 2019

Tic tac, Tik Tok

martes 22 de octubre de 2019

Sobrevivir al cáncer de mama

sábado 21 de septiembre de 2019

La publicidad y medios

sábado 07 de septiembre de 2019

Gallina para el Orfis

sábado 31 de agosto de 2019

Medios y narco

viernes 23 de agosto de 2019

¡Y la bursatilización apá!

jueves 08 de agosto de 2019

Pañuelos verdes

viernes 02 de agosto de 2019

Niñez reflexiva

sábado 27 de julio de 2019

Un mundo sin Internet

Cargar Más