/ sábado 13 de abril de 2024

Glaciar del Pico de Orizaba en riesgo de desaparecer; tiene poco alimento para vivir

El contorno superior del glaciar ya se despegó del cráter, lo cual hace ver la pérdida de la zona de acumulación de la cual se alimenta

Aunque los estudios más actualizados del hielo glaciar del Pico de Orizaba se prevé sean publicados en el último trimestre del año, el investigador Víctor Hugo Soto Molina confirma que cada vez está más cerca la desaparición; estima muy próxima una nueva dinámica de laderas.

El geógrafo del Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana explica que en un corto tiempo habrá riesgos de índole geológico y geomorfológico para los miles de pobladores que habitan las laderas del Pico, así como para escaladores y practicantes de turismo de aventura.

De continuar como hasta ahora, sí existe el escenario del inicio del flujo seco de escombros y la dinámica de las laderas se incrementaría con el tiempo por arriba de los 4 mil 600 metros sobre el nivel del mar.

“Si se presentan sismos o hidrometeoros de intensidad considerable, pueden dar origen a grandes flujos o lahares (fluidos compuestos de sedimentos volcánicos con una gran cantidad de agua) con varios kilómetros de extensión”.

¿Cuál es el estado de salud del glaciar del Pico de Orizaba?

El experto en el tema detalla que la parte superior de un glaciar es un claro indicador de su rápida desaparición; para ejemplificar la gravedad, expone que el Pico de Orizaba, entre 1958 y 2010 tuvo un promedio anual de retroceso de -3 por ciento, y entre 2017 y 2019 de -23 por ciento.

“El glaciar del Pico de Orizaba ha tenido una media de retroceso de 3 por ciento, pero en recientes años se ha acelerado de manera alarmante y más que eso… Por su forma y no tener nada que lo proteja, es más susceptible a los patrones cambiantes del clima”, expresó.

En seminario coordinado por académicos de la UV, puntualizó que desde la ciencia sí se ha alertado sobre este problema con repercusiones no solo regionales sino a nivel global, pero en 2024 hay necesidad de una mayor difusión.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

¿Qué tipo de glaciares hay en México?

Detalla que en México hay dos tipos de glaciares, los de alta montaña, que son los cálidos, conocidos en Europa como templados, y los circumpolares; la diferencia es que los primeros tienen algunas decenas de metros de espesor y los segundos, centenas o miles. En el caso del Pico, la media ronda los 23 metros de profundidad.

Ese espesor hace que las condiciones de temperatura de los glaciares de alta montaña estén muy cerca del punto de fusión, es decir, están en fase de riesgo desde su inicio, porque el estar cercanos al punto de fusión-congelación (cero grados) los hace susceptibles a las variaciones.

En México hay dos tipos de glaciares, los de alta montaña, que son los cálidos, conocidos en Europa como templados, y los circumpolares | Foto: Ricardo Martínez / Diario de Xalapa

Poco alimento para el glaciar

Apunta que en 2023 documentaron la pérdida de alimentación de hielo para el glaciar y en 2024 está la evidencia del impedimento del flujo de hielo hacia la parte baja del Pico.

Detalla que al interior, el contorno superior del glaciar ya se despegó del cráter, lo cual hace ver la pérdida de la zona de acumulación de la cual se alimenta. El glaciar ya casi no tiene ni nieve ni hielo para alimentarse.

El experto en el tema detalla que la parte superior de un glaciar es un claro indicador de su rápida desaparición | Foto: Ricardo Martínez / Diario de Xalapa

Al contrastar imágenes del exterior del glaciar de junio de 2011 y septiembre del mismo año, el investigador afirma que fue en ese periodo cuando de no haber nada raro -el Pico se veía totalmente blanco-, se empezaron a notar unas protuberancias; empezaba así a notarse el basamento rocoso.

El investigador Víctor Hugo Soto confirma que cada vez está más cerca la desaparición y estima muy próxima una nueva dinámica de laderas | Foto: Ricardo Martínez / Diario de Xalapa

Para 2018 ya había más irregularidades y en 2021 ya estaba todo el afloramiento pero con una pequeña capa de nieve estacional, que dura máximo dos semanas. La cobertura era apenas de 3-5 centímetros.

Al referirse a la aparición de estas rocas (lecho rocoso), menciona que es un indicador de mayor almacenamiento de calor que se transferirá al hielo, acelerando aún más la desaparición del glaciar.

Puedes ver más de nuestro contenido en YouTube ↓

Aunque los estudios más actualizados del hielo glaciar del Pico de Orizaba se prevé sean publicados en el último trimestre del año, el investigador Víctor Hugo Soto Molina confirma que cada vez está más cerca la desaparición; estima muy próxima una nueva dinámica de laderas.

El geógrafo del Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana explica que en un corto tiempo habrá riesgos de índole geológico y geomorfológico para los miles de pobladores que habitan las laderas del Pico, así como para escaladores y practicantes de turismo de aventura.

De continuar como hasta ahora, sí existe el escenario del inicio del flujo seco de escombros y la dinámica de las laderas se incrementaría con el tiempo por arriba de los 4 mil 600 metros sobre el nivel del mar.

“Si se presentan sismos o hidrometeoros de intensidad considerable, pueden dar origen a grandes flujos o lahares (fluidos compuestos de sedimentos volcánicos con una gran cantidad de agua) con varios kilómetros de extensión”.

¿Cuál es el estado de salud del glaciar del Pico de Orizaba?

El experto en el tema detalla que la parte superior de un glaciar es un claro indicador de su rápida desaparición; para ejemplificar la gravedad, expone que el Pico de Orizaba, entre 1958 y 2010 tuvo un promedio anual de retroceso de -3 por ciento, y entre 2017 y 2019 de -23 por ciento.

“El glaciar del Pico de Orizaba ha tenido una media de retroceso de 3 por ciento, pero en recientes años se ha acelerado de manera alarmante y más que eso… Por su forma y no tener nada que lo proteja, es más susceptible a los patrones cambiantes del clima”, expresó.

En seminario coordinado por académicos de la UV, puntualizó que desde la ciencia sí se ha alertado sobre este problema con repercusiones no solo regionales sino a nivel global, pero en 2024 hay necesidad de una mayor difusión.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

¿Qué tipo de glaciares hay en México?

Detalla que en México hay dos tipos de glaciares, los de alta montaña, que son los cálidos, conocidos en Europa como templados, y los circumpolares; la diferencia es que los primeros tienen algunas decenas de metros de espesor y los segundos, centenas o miles. En el caso del Pico, la media ronda los 23 metros de profundidad.

Ese espesor hace que las condiciones de temperatura de los glaciares de alta montaña estén muy cerca del punto de fusión, es decir, están en fase de riesgo desde su inicio, porque el estar cercanos al punto de fusión-congelación (cero grados) los hace susceptibles a las variaciones.

En México hay dos tipos de glaciares, los de alta montaña, que son los cálidos, conocidos en Europa como templados, y los circumpolares | Foto: Ricardo Martínez / Diario de Xalapa

Poco alimento para el glaciar

Apunta que en 2023 documentaron la pérdida de alimentación de hielo para el glaciar y en 2024 está la evidencia del impedimento del flujo de hielo hacia la parte baja del Pico.

Detalla que al interior, el contorno superior del glaciar ya se despegó del cráter, lo cual hace ver la pérdida de la zona de acumulación de la cual se alimenta. El glaciar ya casi no tiene ni nieve ni hielo para alimentarse.

El experto en el tema detalla que la parte superior de un glaciar es un claro indicador de su rápida desaparición | Foto: Ricardo Martínez / Diario de Xalapa

Al contrastar imágenes del exterior del glaciar de junio de 2011 y septiembre del mismo año, el investigador afirma que fue en ese periodo cuando de no haber nada raro -el Pico se veía totalmente blanco-, se empezaron a notar unas protuberancias; empezaba así a notarse el basamento rocoso.

El investigador Víctor Hugo Soto confirma que cada vez está más cerca la desaparición y estima muy próxima una nueva dinámica de laderas | Foto: Ricardo Martínez / Diario de Xalapa

Para 2018 ya había más irregularidades y en 2021 ya estaba todo el afloramiento pero con una pequeña capa de nieve estacional, que dura máximo dos semanas. La cobertura era apenas de 3-5 centímetros.

Al referirse a la aparición de estas rocas (lecho rocoso), menciona que es un indicador de mayor almacenamiento de calor que se transferirá al hielo, acelerando aún más la desaparición del glaciar.

Puedes ver más de nuestro contenido en YouTube ↓

Ecología

¿Agoniza árbol del parque Juárez? Esto sabemos del segundo ejemplar que plantaron

En 2023, luego de la polémica generada por el árbol Ficus que derribaron a un costado de la Pinacoteca, algunos ciudadanos escribieron frases de agradecimiento para la Higuera que allí se encontraba

Local

Falta de luz deja sin agua a Veracruz y Medellín; así puedes pedir pipas sin costo

Hay que recordar que las plantas son responsables del 35% del abasto de agua potable a los municipios conurbados

Local

Israel Rodríguez busca que “La Lámpara” sea la canción oficial del Carnaval de Veracruz 2024

El cantante Israel Rodríguez, quiere que la canción “La lámpara” de su autoría sea considerada como la canción oficial de las fiestas carnestolendas

Local

La SPC reporta incendios forestales en Xalapa, Xico y Coatepec

De acuerdo con el reporte que brinda Protección Civil Estatal, en el municipio de Xico realizan fuerzas de tarea brigadistas de distintas instituciones

Elecciones 2024

Empresarios darán descuentos a ciudadanos que voten el 2 de junio en Xalapa

Líderes de cámaras empresariales dieron a conocer el programa Promoción del Voto 2 de junio 2024

Policiaca

Hombre se desmaya al caminar por El Dique y minutos después muere

La muerte ocurrió a escasos 50 metros de la Casa de El Lago, que está en la zona de El Dique