/ miércoles 2 de agosto de 2023

Entrega total a la alfarería: José Manuel dedica 50 años de su vida a oficio

Oficio está en riesgo de desaparecer en Xalapa, admite José Manuel Méndez

Con 50 años dedicados a la alfarería, José Manuel Méndez ve con preocupación que este oficio está en riesgo de desaparecer en Xalapa, ciudad donde él y su familia han trabajado el barro por tres generaciones.

Próximo a cumplir 65 años de edad, recuerda con nostalgia las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado, cuando en el taller de los Méndez llegó a haber hasta 20 trabajadores. En Emilio Carranza número 44, entre Pípila y Niños Héroes, aún es posible adquirir macetas pero, dice con pesar, los años de bonanza ya son cosa del pasado.

¿Cómo es la historia de la familia de José Manuel Méndez?

El alfarero, quien es reconocido como un personaje xalapeño, acumula junto con sus ancestros más de ochenta años de producir distintos enseres de barro de manera artesanal.

Los orígenes de esta historia tienen como base el cambio de domicilio de Ignacio Méndez Caballero, quien de vivir en Potrero de Yeguas, localidad de Emiliano Zapata, llega a Xalapa con su familia, aproximadamente a mediados de 1950.

José Manuel Méndez tiene un legado familiar en el oficio | Foto: René Corrales/Diario de Xalapa


Al lado de sus cuatro hijos, logra consolidarse por la venta de tejas y celosías, que para esos tiempos eran muy solicitadas por la población, tanto, que empezaron a llegar más vendedores, incluso de entidades como Puebla.

Además de estos materiales para la construcción, era una época en la cual se utilizaban los tubos de barro vidriado para el drenaje y los tubos para calentadores de leña.

El auge fue entre las décadas de los 80 y 90, reitera con orgullo José Manuel, nieto de Ignacio e hijo de Nemesio; él y su papá fueron los únicos descendientes dedicados al cien por ciento al barro.

En visita al domicilio, donde ya no hay quema de las piezas y se logra ver el horno con claras huellas de la falta de mantenimiento, el artesano menciona que sus tíos y sus hermanos optaron por dedicarse a lo relacionado con la contabilidad.

“Mi papá Nemesio quería que yo estudiara y no me enseñaba, pero a mí siempre me llamó la atención. Solo ayudaba en el quemado de las piezas y en el vidriado, pero luego, a los 14 años, ya me dio permiso. Desde entonces me enamoré y lo único que puedo decir es que nunca se acaba de aprender…”, expresa.

Los cambios en arquitectura, el desarrollo y el empleo de otros materiales hicieron que los Méndez buscaran otras formas de generar recursos, así llegaron a las macetas y objetos ornamentales, entre ellos, árboles de la vida. En noviembre eran infaltables las calabazas y los fantasmas.

Lee más: ¿Has probado el jugo de caña? Jarochos se refrescan con bebida

¿Cómo trabaja actualmente José Manuel?

Actualmente solo queda José Manuel. Algunos problemas de salud le impiden desde hace tres años trabajar como antes, pero tiene un aprendiz, Juan Carlos Carmona.

Para el alfarero es motivo de tristeza pensar que tal vez con él se acabe una forma de vida familiar y un fragmento de la historia de Xalapa. Por eso menciona que si alguna autoridad local está interesada, él podría dar talleres para que más personas practiquen este oficio.

Por la maleabilidad del barro, opina que es fácil enamorarse. José Manuel conserva la esperanza… También espera en su domicilio a quienes quieran adquirir alguna maceta.

Todavía tiene algunas piezas, de distintas formas y tamaños, desde los 10 hasta los 550 pesos. Comparte que antes, quienes más compraban eran las mujeres adultas; ahora, los jóvenes buscan pequeñas macetas para las suculentas.

Alfarería Méndez está abierta de lunes a viernes, de 9 a 19 horas, y los sábados, de 9 a 15 horas. Solo hay que tocar el timbre para conocer la producción y a un hombre que ya es parte de la historia de la capital del estado.

Con 50 años dedicados a la alfarería, José Manuel Méndez ve con preocupación que este oficio está en riesgo de desaparecer en Xalapa, ciudad donde él y su familia han trabajado el barro por tres generaciones.

Próximo a cumplir 65 años de edad, recuerda con nostalgia las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado, cuando en el taller de los Méndez llegó a haber hasta 20 trabajadores. En Emilio Carranza número 44, entre Pípila y Niños Héroes, aún es posible adquirir macetas pero, dice con pesar, los años de bonanza ya son cosa del pasado.

¿Cómo es la historia de la familia de José Manuel Méndez?

El alfarero, quien es reconocido como un personaje xalapeño, acumula junto con sus ancestros más de ochenta años de producir distintos enseres de barro de manera artesanal.

Los orígenes de esta historia tienen como base el cambio de domicilio de Ignacio Méndez Caballero, quien de vivir en Potrero de Yeguas, localidad de Emiliano Zapata, llega a Xalapa con su familia, aproximadamente a mediados de 1950.

José Manuel Méndez tiene un legado familiar en el oficio | Foto: René Corrales/Diario de Xalapa


Al lado de sus cuatro hijos, logra consolidarse por la venta de tejas y celosías, que para esos tiempos eran muy solicitadas por la población, tanto, que empezaron a llegar más vendedores, incluso de entidades como Puebla.

Además de estos materiales para la construcción, era una época en la cual se utilizaban los tubos de barro vidriado para el drenaje y los tubos para calentadores de leña.

El auge fue entre las décadas de los 80 y 90, reitera con orgullo José Manuel, nieto de Ignacio e hijo de Nemesio; él y su papá fueron los únicos descendientes dedicados al cien por ciento al barro.

En visita al domicilio, donde ya no hay quema de las piezas y se logra ver el horno con claras huellas de la falta de mantenimiento, el artesano menciona que sus tíos y sus hermanos optaron por dedicarse a lo relacionado con la contabilidad.

“Mi papá Nemesio quería que yo estudiara y no me enseñaba, pero a mí siempre me llamó la atención. Solo ayudaba en el quemado de las piezas y en el vidriado, pero luego, a los 14 años, ya me dio permiso. Desde entonces me enamoré y lo único que puedo decir es que nunca se acaba de aprender…”, expresa.

Los cambios en arquitectura, el desarrollo y el empleo de otros materiales hicieron que los Méndez buscaran otras formas de generar recursos, así llegaron a las macetas y objetos ornamentales, entre ellos, árboles de la vida. En noviembre eran infaltables las calabazas y los fantasmas.

Lee más: ¿Has probado el jugo de caña? Jarochos se refrescan con bebida

¿Cómo trabaja actualmente José Manuel?

Actualmente solo queda José Manuel. Algunos problemas de salud le impiden desde hace tres años trabajar como antes, pero tiene un aprendiz, Juan Carlos Carmona.

Para el alfarero es motivo de tristeza pensar que tal vez con él se acabe una forma de vida familiar y un fragmento de la historia de Xalapa. Por eso menciona que si alguna autoridad local está interesada, él podría dar talleres para que más personas practiquen este oficio.

Por la maleabilidad del barro, opina que es fácil enamorarse. José Manuel conserva la esperanza… También espera en su domicilio a quienes quieran adquirir alguna maceta.

Todavía tiene algunas piezas, de distintas formas y tamaños, desde los 10 hasta los 550 pesos. Comparte que antes, quienes más compraban eran las mujeres adultas; ahora, los jóvenes buscan pequeñas macetas para las suculentas.

Alfarería Méndez está abierta de lunes a viernes, de 9 a 19 horas, y los sábados, de 9 a 15 horas. Solo hay que tocar el timbre para conocer la producción y a un hombre que ya es parte de la historia de la capital del estado.

Local

Veracruzanos inconformes con empresas de telecomunicaciones; quejas aumentan en 6 meses

La plataforma “Soy Usuario” detalla un aumento en el número de quejas provenientes de Veracruz en los últimos seis meses

Local

Pozos de extracción de agua en Xalapa no aseguran el abasto en sequía: experto lo explica

Sostuvo que aunque también se habla de reciclar el agua, pocos hogares tienen una infraestructura para poder reutilizarla

Local

Urge dragado del río Jamapa; pescadores aseguran que especies no entran ni salen a desovar

Recuerdan que hace 5 años se efectuó el último trabajo de dragado en el afluente

Local

¡A salvar Laguna Lagartos! Vecinos se unen para limpiar y preservar la zona

Cada sábado se reúnen para limpiar el área e incluso han rescatado algunas especies, en su mayoría tortugas

Cultura

“Nací con el dibujo”: Ángel Rafael Rosette comparte su amor e historia siendo caricaturista

No sabe en qué momento empezó a dibujar, pero está seguro que desde que nació lo primero que busco fue un lápiz

Local

¡Más de 60 años formando infantes! Primaria Úrsulo Galván será reinaugurada tras remodelación

Esta escuela es un plantel con mucha historia en Xalapa, se fundó en el año 1962