/ miércoles 3 de abril de 2024

Miguel venció la adversidad y hoy triunfa en su oficio: repara y construye sillas de ruedas

Un fatídico asalto en 1987, durante su trabajo como operador de transporte de carga, cambió su vida para siempre

Veracruz, Ver .-En un tranquilo rincón de la bulliciosa avenida Miguel Ángel de Quevedo, entre las calles Urbina y López Velarde, se encuentra un taller que repara sillas de ruedas y es al mismo tiempo un símbolo de la resiliencia humana y la voluntad de superación.

Este taller es el hogar profesional de Miguel Guzmán Ochoa, un hombre a pesar de enfrentarse a innumerables desafíos en su vida, ha encontrado su propósito y su pasión en ayudar a los demás que como él necesitan una silla de ruedas para moverse.

¿Cuál es la historia de Miguel Guzmán Ochoa?

Originario de Tuxtepec, en el estado de Oaxaca, Miguel ha recorrido un camino lleno de adversidades desde una edad temprana.

Un fatídico asalto en 1987, durante su trabajo como operador de transporte de carga en la ruta a Monterrey, cambió su vida para siempre.

Los asaltantes lo dejaron por muerto luego de darle dos balazos y arrojarlo a las vías del tren para que perdiera sus pierdas, pero Miguel sobrevivió, aunque perdió la capacidad de caminar.

Este trágico evento lo dejó en una situación desesperada, enfrentándose a la perspectiva de una vida de dependencia y desesperanza. Con la discapacidad vino el abandono de su esposa, que lo llevó a una grave depresión y a vivir en la calle, bajo los efectos de drogas y alcohol.

Sin embargo, la determinación y la voluntad de Miguel no conocían límites. A pesar de las dificultades, se negó a ser definido por su discapacidad y sus adicciones. Una persona lo llevó a un grupo de alcohólicos anónimos en donde reconoció que había tocado fondo, actualmente cumple 27 años sobrio.

Miguel Guzmán Ochoa repara sillas de ruedas y es al mismo tiempo un símbolo de la resiliencia humana y la voluntad de superación | Foto: Raúl Solís / Diario de Xalapa

"Llega un momento en el que uno ya no aguanta de tanta droga, de tanto alcohol, le eché la culpa a Dios muchas veces, hasta que le pedí perdón y ayuda, llegué a un grupo de alcohólicos anónimos porque una persona lo llevó, de eso hace 29 años y desde entonces se ha mantenido sobrio", cuenta.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

Una vez que superó sus adicciones buscó ganarse la vida vendiendo pan, tamales y volovanes en las colonias, en el trayecto aprendió a reparar su propia silla de ruedas y pronto descubrió que tenía un talento innato para la herrería y la tapicería.

Con el tiempo, esta habilidad se convirtió en su salvación. Decidió establecer su propio taller, no solo como una forma de sustento, sino también como una manera de empoderarse a sí mismo y a otros en situaciones similares.

El oficio de Miguel Guzmán Ochoa

Lo anterior fue posible gracias a la ayuda de la Clínica Paul Harrys, un espacio asociado al Club Rotario en donde encontró a una mujer que creyó en él y le dio el espacio en donde ahora tiene su taller.

A pesar de carecer de una educación formal, Miguel se ha convertido en un experto en su oficio a través de la "escuela de la vida". Su taller no solo ofrece servicios de reparación de sillas de ruedas, sino que también se ha convertido en un refugio para aquellos que buscan una mano amiga en tiempos de necesidad.

Originario de Tuxtepec, en el estado de Oaxaca, Miguel ha recorrido un camino lleno de adversidades desde una edad temprana | Foto: Raúl Solís / Diario de Xalapa

A pesar de las limitaciones físicas que enfrenta a diario, Miguel continúa trabajando incansablemente en su taller, brindando no solo servicios de reparación, sino también una fuente inagotable de inspiración y esperanza.

Hoy en día, Miguel continúa su labor con la ayuda de un becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, pero en su mayoría trabaja solo en un taller que fue adaptado para tener todo a su alcance.

"Aquí realizo trabajos de soldadura, reparación, cualquier trabajo para reparar aparatos de personas discapacitadas. Hasta el día de hoy hay desconfianza con algunas personas que vienen, pero el trabajo es lo que va hablando por uno".

¿Dónde se encuentra su taller?

Aunque sus ingresos a veces son ajustados debido a los costos de las refacciones y materiales, Miguel está más preocupado por ayudar a los demás que por enriquecerse. Su taller es más que un negocio; es un testimonio viviente de la capacidad humana de convertir la adversidad en triunfo.

Presta servicios en un taller que se localiza sobre la avenida Miguel Ángel de Quevedo entre Urbina y López Velarde, a un costado del centro comercial Plaza Las Palmas de la ciudad de Veracruz. Se encuentra desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde, lunes y miércoles de 8 a 3 de la tarde.

Puedes ver más de nuestro contenido en YouTube ↓

Veracruz, Ver .-En un tranquilo rincón de la bulliciosa avenida Miguel Ángel de Quevedo, entre las calles Urbina y López Velarde, se encuentra un taller que repara sillas de ruedas y es al mismo tiempo un símbolo de la resiliencia humana y la voluntad de superación.

Este taller es el hogar profesional de Miguel Guzmán Ochoa, un hombre a pesar de enfrentarse a innumerables desafíos en su vida, ha encontrado su propósito y su pasión en ayudar a los demás que como él necesitan una silla de ruedas para moverse.

¿Cuál es la historia de Miguel Guzmán Ochoa?

Originario de Tuxtepec, en el estado de Oaxaca, Miguel ha recorrido un camino lleno de adversidades desde una edad temprana.

Un fatídico asalto en 1987, durante su trabajo como operador de transporte de carga en la ruta a Monterrey, cambió su vida para siempre.

Los asaltantes lo dejaron por muerto luego de darle dos balazos y arrojarlo a las vías del tren para que perdiera sus pierdas, pero Miguel sobrevivió, aunque perdió la capacidad de caminar.

Este trágico evento lo dejó en una situación desesperada, enfrentándose a la perspectiva de una vida de dependencia y desesperanza. Con la discapacidad vino el abandono de su esposa, que lo llevó a una grave depresión y a vivir en la calle, bajo los efectos de drogas y alcohol.

Sin embargo, la determinación y la voluntad de Miguel no conocían límites. A pesar de las dificultades, se negó a ser definido por su discapacidad y sus adicciones. Una persona lo llevó a un grupo de alcohólicos anónimos en donde reconoció que había tocado fondo, actualmente cumple 27 años sobrio.

Miguel Guzmán Ochoa repara sillas de ruedas y es al mismo tiempo un símbolo de la resiliencia humana y la voluntad de superación | Foto: Raúl Solís / Diario de Xalapa

"Llega un momento en el que uno ya no aguanta de tanta droga, de tanto alcohol, le eché la culpa a Dios muchas veces, hasta que le pedí perdón y ayuda, llegué a un grupo de alcohólicos anónimos porque una persona lo llevó, de eso hace 29 años y desde entonces se ha mantenido sobrio", cuenta.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

Una vez que superó sus adicciones buscó ganarse la vida vendiendo pan, tamales y volovanes en las colonias, en el trayecto aprendió a reparar su propia silla de ruedas y pronto descubrió que tenía un talento innato para la herrería y la tapicería.

Con el tiempo, esta habilidad se convirtió en su salvación. Decidió establecer su propio taller, no solo como una forma de sustento, sino también como una manera de empoderarse a sí mismo y a otros en situaciones similares.

El oficio de Miguel Guzmán Ochoa

Lo anterior fue posible gracias a la ayuda de la Clínica Paul Harrys, un espacio asociado al Club Rotario en donde encontró a una mujer que creyó en él y le dio el espacio en donde ahora tiene su taller.

A pesar de carecer de una educación formal, Miguel se ha convertido en un experto en su oficio a través de la "escuela de la vida". Su taller no solo ofrece servicios de reparación de sillas de ruedas, sino que también se ha convertido en un refugio para aquellos que buscan una mano amiga en tiempos de necesidad.

Originario de Tuxtepec, en el estado de Oaxaca, Miguel ha recorrido un camino lleno de adversidades desde una edad temprana | Foto: Raúl Solís / Diario de Xalapa

A pesar de las limitaciones físicas que enfrenta a diario, Miguel continúa trabajando incansablemente en su taller, brindando no solo servicios de reparación, sino también una fuente inagotable de inspiración y esperanza.

Hoy en día, Miguel continúa su labor con la ayuda de un becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, pero en su mayoría trabaja solo en un taller que fue adaptado para tener todo a su alcance.

"Aquí realizo trabajos de soldadura, reparación, cualquier trabajo para reparar aparatos de personas discapacitadas. Hasta el día de hoy hay desconfianza con algunas personas que vienen, pero el trabajo es lo que va hablando por uno".

¿Dónde se encuentra su taller?

Aunque sus ingresos a veces son ajustados debido a los costos de las refacciones y materiales, Miguel está más preocupado por ayudar a los demás que por enriquecerse. Su taller es más que un negocio; es un testimonio viviente de la capacidad humana de convertir la adversidad en triunfo.

Presta servicios en un taller que se localiza sobre la avenida Miguel Ángel de Quevedo entre Urbina y López Velarde, a un costado del centro comercial Plaza Las Palmas de la ciudad de Veracruz. Se encuentra desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde, lunes y miércoles de 8 a 3 de la tarde.

Puedes ver más de nuestro contenido en YouTube ↓

Salud

Anuncian campaña de vacunación masiva contra el sarampión, en Veracruz

Aunque en Veracruz no hay casos confirmados de sarampión, autoridades hacen un llamado para prevenirlos

Ecología

¡Se acaba el tiempo! Veracruz tendría al 2050, 40% más de demanda de agua que suministro

Investigadores hicieron un llamado, ya que para antes del 2050 en Veracruz, y a nivel nacional, el suministro de agua se verá aún más afectado

Local

Les llegan hasta dos recibos por mes sin tener servicio de agua, en Las Vigas

Ciudadanos de Las Vigas realizarán una protesta al manifestar que les cobran por un servicio que no tienen

Policiaca

Mueren ahogadas una joven y una niña en Tecolutla y Nautla, ¿qué pasó?

En ambos casos la Fiscalía Regional tomó conocimiento y ordenó que los cadáveres los trasladaran al Semefo

Local

Develan placa “Xalapeñas Ilustres”; buscan nombre femenino para “viaducta” del parque Juárez

La artista plástica y feminista Wendy López adelantó que en próximas semanas le cambiarán el nombre también al Viaducto del parque Juárez

Local

Niega gobernador daños en puente de Urban Center: “les dolió que logramos hacerlo”

Cuitláhuac García Jiménez señaló que se repararán algunas afectaciones que se observan, además de que "así les ha deber dolido a nuestros adversarios"