/ miércoles 14 de septiembre de 2022

Sobrevive a tromboembolia con 6 meses de embarazo; la historia de Dora Ivette

El milagro de vida llegó de manos de médicos especialistas del ISSSTE que lograron esta historia de éxito

Tierra Blanca, Ver.- Una actitud positiva ante la fatalidad y la fe en un futuro mejor, fueron las principales armas que Dora Ivette tuvo para salir adelante de un pronostico devastador, en donde la medicina le daba un 90% de posibilidades de fallecer por una tromboembolia pulmonar masiva que la mantenía al borde de la muerte, con un embarazo de 6 meses, el milagro de vida llegó de manos de médicos especialistas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) que lograron esta historia de éxito.

Se preparaba para asistir a los últimos días de clases del ciclo escolar cuando un desvanecimiento en su casa ubicada en los Mangos comunidad de Tierra Blanca la tomó por sorpresa, de inmediato fue trasladada al hospital en donde tenía ya los preparativos para el parto, sin embargo esta situación era ajena al embarazo.

“Era un día normal yo me sentía muy bien pero me dicen ellos que me dio un infarto, entonces me hicieron estudios y resultó que tenía las arterias tapadas con coágulos y cuando me dieron dijeron que tenía tromboembolia, fue entonces que me trasladaron al ISSSTE a Veracruz pero al llegar los doctores estaban sorprendidos porque iba consiente y para estar al borde de la muerte era sorprendente”, explica Dora Ivette Meza Reyes.

En el llamado Código Mater que fue necesario aplicar para Ivette intervinieron más de 10 especialistas, personal de enfermería y del hospital / Foto: Cortesía | Dora Ivette Meza


Con 31 años la joven madre de 2 niñas y una más en su vientre, comenta siempre fue una persona muy sana y no esperaba esta situación que podría haber sido ocasionada por el embarazo. Sin síntomas aparentes más que fatiga y falta de aire, Ivette explica que al ser internada fue necesario ponerle oxígeno pues su cuerpo comenzaba a colapsar, la taquicardia y el pulso estaban descontrolados debido a que el lado derecho del corazón se encontraba inflamado.

Con miedo de que su bebé pudiera tener alguna complicación, Dora Ivette pedía a Dios que la pequeña Giana estuviera libre de peligro, “cuando llegué al ISSSTE me conectaron algunos aparatos para estar monitoreando a la bebé, ella siempre ha estado muy bien tanto en su crecimiento como en su corazón, su cerebro, en todo, me hicieron estudios después de la cirugía y ella ha estado muy bien”.

El momento crítico

El jefe de cardiología intervencionista del ISSSTE Julio Fernando Zaballa Contreras y la directora de la dependencia Diana Bandala Arzamendi actuaron de inmediato porque a pesar de estar estable cada minuto podía ser crítico y fue necesario traer un equipo médico de alta especialidad para conectar a Ivette a esta máquina que le haría un catateterismo.

"Lo que me hicieron fue una trombectomia pulmonar percutania, me conectaron 12 horas a una maquina con sondas ultrasónicas Ekos y a las 24 horas me hicieron una angiografia donde se observo que todo el procedimiento fue exitoso", afirmó la joven.

En todo este proceso para la profesora de primaria la salud de su bebé era la mayor de sus preocupaciones, no obstante sabía en el fondo de su corazón que esto saldría bien, que regresaría al lado de su familia y que no debía temer pues estaba en manos expertas.

"Yo no tuve pensamientos negativos porque tenía fe en Dios, por un momento pensé en que salvaran a la bebé en mi lugar de ser necesario pero sabía que las dos íbamos a estar bien porque tenemos mucho camino por delante y mucha gente que nos ha dado su apoyo, ánimos y mis hijas mayores que nos esperaban al lado de mi esposo quien tuvo que regresar de Estados Unidos de urgencia", comentó.

Con 31 años la joven madre de 2 niñas y una más en su vientre, comenta siempre fue una persona muy sana / Foto: Cortesía | Dora Ivette Meza

En el llamado Código Mater que fue necesario aplicar para Ivette intervinieron más de 10 especialistas, personal de enfermería y del hospital, después de colocar los aparatos que fueron ingresados por la ingle dando vuelta y librando a la bebé para poder extraer los coágulos que obstruían su corazón y que le provocaban fatiga y mucho cansancio.

Amor y una nueva oportunidad de vida

Tras este tiempo de recuperación en el que los familiares y doctores de Ivette pudieron celebrar la vida fue cuando ella supo que Dios le daba una oportunidad para seguir enseñando a sus niños una lección mayor, la más importante de todas, siempre tener fe y no cerrarse a la negatividad, ser positivos y alcanzar todos sus sueños.

"Creo que eso es lo que a mi me enseñó esta situación, siempre debemos pensar positivo para alcanzar un buen resultado en todo y es algo que quiero que vean los niños, que pueden alcanzar sus metas si tienen una actitud buena ante la vida y creer mucho en Dios porque el nos ayudará si se lo pedimos con mucha fe", comenta la maestra.

Actualmente falta un mes para que la pequeña Gianna llegue a sus brazos, "Gianna significa misericordia de Dios y creo que es un gran nombre para la bebé", en su hogar en Los Mangos, Veracruz Dora Ivette se recupera y sigue recibiendo los mensajes de ánimo y apoyo de sus alumnos y seres queridos quienes siguen sorprendidos de este milagro de vida.

Nota publicada en El Sol de Córdoba

Tierra Blanca, Ver.- Una actitud positiva ante la fatalidad y la fe en un futuro mejor, fueron las principales armas que Dora Ivette tuvo para salir adelante de un pronostico devastador, en donde la medicina le daba un 90% de posibilidades de fallecer por una tromboembolia pulmonar masiva que la mantenía al borde de la muerte, con un embarazo de 6 meses, el milagro de vida llegó de manos de médicos especialistas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) que lograron esta historia de éxito.

Se preparaba para asistir a los últimos días de clases del ciclo escolar cuando un desvanecimiento en su casa ubicada en los Mangos comunidad de Tierra Blanca la tomó por sorpresa, de inmediato fue trasladada al hospital en donde tenía ya los preparativos para el parto, sin embargo esta situación era ajena al embarazo.

“Era un día normal yo me sentía muy bien pero me dicen ellos que me dio un infarto, entonces me hicieron estudios y resultó que tenía las arterias tapadas con coágulos y cuando me dieron dijeron que tenía tromboembolia, fue entonces que me trasladaron al ISSSTE a Veracruz pero al llegar los doctores estaban sorprendidos porque iba consiente y para estar al borde de la muerte era sorprendente”, explica Dora Ivette Meza Reyes.

En el llamado Código Mater que fue necesario aplicar para Ivette intervinieron más de 10 especialistas, personal de enfermería y del hospital / Foto: Cortesía | Dora Ivette Meza


Con 31 años la joven madre de 2 niñas y una más en su vientre, comenta siempre fue una persona muy sana y no esperaba esta situación que podría haber sido ocasionada por el embarazo. Sin síntomas aparentes más que fatiga y falta de aire, Ivette explica que al ser internada fue necesario ponerle oxígeno pues su cuerpo comenzaba a colapsar, la taquicardia y el pulso estaban descontrolados debido a que el lado derecho del corazón se encontraba inflamado.

Con miedo de que su bebé pudiera tener alguna complicación, Dora Ivette pedía a Dios que la pequeña Giana estuviera libre de peligro, “cuando llegué al ISSSTE me conectaron algunos aparatos para estar monitoreando a la bebé, ella siempre ha estado muy bien tanto en su crecimiento como en su corazón, su cerebro, en todo, me hicieron estudios después de la cirugía y ella ha estado muy bien”.

El momento crítico

El jefe de cardiología intervencionista del ISSSTE Julio Fernando Zaballa Contreras y la directora de la dependencia Diana Bandala Arzamendi actuaron de inmediato porque a pesar de estar estable cada minuto podía ser crítico y fue necesario traer un equipo médico de alta especialidad para conectar a Ivette a esta máquina que le haría un catateterismo.

"Lo que me hicieron fue una trombectomia pulmonar percutania, me conectaron 12 horas a una maquina con sondas ultrasónicas Ekos y a las 24 horas me hicieron una angiografia donde se observo que todo el procedimiento fue exitoso", afirmó la joven.

En todo este proceso para la profesora de primaria la salud de su bebé era la mayor de sus preocupaciones, no obstante sabía en el fondo de su corazón que esto saldría bien, que regresaría al lado de su familia y que no debía temer pues estaba en manos expertas.

"Yo no tuve pensamientos negativos porque tenía fe en Dios, por un momento pensé en que salvaran a la bebé en mi lugar de ser necesario pero sabía que las dos íbamos a estar bien porque tenemos mucho camino por delante y mucha gente que nos ha dado su apoyo, ánimos y mis hijas mayores que nos esperaban al lado de mi esposo quien tuvo que regresar de Estados Unidos de urgencia", comentó.

Con 31 años la joven madre de 2 niñas y una más en su vientre, comenta siempre fue una persona muy sana / Foto: Cortesía | Dora Ivette Meza

En el llamado Código Mater que fue necesario aplicar para Ivette intervinieron más de 10 especialistas, personal de enfermería y del hospital, después de colocar los aparatos que fueron ingresados por la ingle dando vuelta y librando a la bebé para poder extraer los coágulos que obstruían su corazón y que le provocaban fatiga y mucho cansancio.

Amor y una nueva oportunidad de vida

Tras este tiempo de recuperación en el que los familiares y doctores de Ivette pudieron celebrar la vida fue cuando ella supo que Dios le daba una oportunidad para seguir enseñando a sus niños una lección mayor, la más importante de todas, siempre tener fe y no cerrarse a la negatividad, ser positivos y alcanzar todos sus sueños.

"Creo que eso es lo que a mi me enseñó esta situación, siempre debemos pensar positivo para alcanzar un buen resultado en todo y es algo que quiero que vean los niños, que pueden alcanzar sus metas si tienen una actitud buena ante la vida y creer mucho en Dios porque el nos ayudará si se lo pedimos con mucha fe", comenta la maestra.

Actualmente falta un mes para que la pequeña Gianna llegue a sus brazos, "Gianna significa misericordia de Dios y creo que es un gran nombre para la bebé", en su hogar en Los Mangos, Veracruz Dora Ivette se recupera y sigue recibiendo los mensajes de ánimo y apoyo de sus alumnos y seres queridos quienes siguen sorprendidos de este milagro de vida.

Nota publicada en El Sol de Córdoba

Local

Exigen electricidad y agua para primaria "Antonio Revuelta" en el Puerto de Veracruz [Video]

Madres y padres de alumnos de la primaria "Antonio Revuelta", en la Colonia Ortiz cerraron el paso de la Avenida Xalapa

Local

Desaparece activista ambiental Amparo Salinas Hernández, en Zentla

Familiares piden ayuda para encontrarla; FGE inició investigación

Local

¡Todo listo! Te damos algunas recomendaciones para el examen de admisión UV

En medio de la ola de calor que se vive en la entidad, la Universidad Veracruzana emitió una serie de recomendaciones para los aspirantes y sus familias

Local

Por mitin de Morena cierran el centro de Xalapa este viernes, tome vías alternas

El centro de Xalapa ya fue cerrado a la circulación vehicular desde la mañana de e te viernes

Local

Fin de semana será más caluroso en el estado advierte la SPC

Altas temperaturas podrían mantenerse hasta el lunes