/ martes 14 de diciembre de 2021

Crece el uso de las tarjetas de crédito

El índice de morosidad de tarjetas de crédito se ubicó en 6.9 por ciento en diciembre de 2020 y su nivel, en esa fecha, fue muy superior al observado en créditos de nómina

El gasto con tarjetas de crédito y débito mantiene una trayectoria al alza, de acuerdo con el Informe Trimestral del Banco de México, publicado el pasado 1 de diciembre.

Según las estadísticas del Banco de México, el gasto con tarjetas de crédito y débito continúa exhibiendo en términos reales una tendencia al alza, desde mayo de 2020 hasta octubre de 2021.

Leer más: ¿No quieres que te roben tu tarjeta?, ve cómo actúan los estafadores

El organismo indica que, de acuerdo con los bancos encuestados, la demanda de crédito acumula cinco trimestres consecutivos de incrementos, mientras que las condiciones de otorgamiento se han relajado en los últimos cuatro trimestres, ello como respuesta a que los bancos han observado resiliencia en la capacidad de pago de sus acreditados.

En los otros segmentos del crédito al consumo, se observó una recuperación en la demanda de tarjetas de crédito, con cierto relajamiento en las condiciones de otorgamiento, mientras que estas continúan siendo estrechas para el resto de los segmentos.

El informe sobre Indicadores Básicos de Tarjetas de Crédito, con corte a diciembre de 2020, publicado por el Banco de México, reporta que de diciembre de 2019 a diciembre de 2020, la cartera de tarjetas de crédito disminuyó 12.3 por ciento, siendo el segundo tipo de crédito que más descendió de entre los créditos al consumo (superado por los créditos personales).

El índice de morosidad de tarjetas de crédito se ubicó en 6.9 por ciento en diciembre de 2020 y su nivel, en esa fecha, fue muy superior al observado en créditos de nómina y automotrices y ligeramente inferior al de créditos personales.

Desde diciembre de 2018 y hasta marzo de 2019, la morosidad de tarjetas de crédito se encontraba en valores cercanos al 5 por ciento, pero en abril y mayo de 2020 registró un repunte que lo llevó a 5.8 por ciento; en los meses siguientes disminuyó hasta colocarse en 3.9 por ciento en septiembre de 2020 y, a partir de octubre, se incrementó hasta alcanzar el valor de 6.9 por ciento en diciembre de 2020.

El Índice de Morosidad Ajustado (Imora), que considera las quitas y castigos que realizan las instituciones se había mantenido alrededor del 16 por ciento desde diciembre de 2018 pero, a partir de marzo de 2020, mostró el mismo comportamiento que el Indice de Morosidad y, en diciembre de 2020 alcanzó el valor de 17.7 por ciento.

Cabe mencionar que las aplicaciones o castigos de la cartera vencida se definen como la cancelación del crédito cuando existe evidencia suficiente de que el crédito no será recuperado.

Foto: Archivo | OEM

En diciembre de 2020, las instituciones bancarias y sociedades financieras de objeto múltiple reguladas reportaron al Banco de México un total de 24.8 millones de tarjetas para personas físicas, con un saldo de crédito total de 366 mil 900 millones de pesos. La diversidad de los productos que conforman la cartera de tarjetas de crédito es amplia.

En este periodo, la cartera comparable de todos los clientes, totaleros y no-totaleros, estuvo conformada por 18.9 millones de tarjetas de crédito que presentaron un saldo de 331 mil 300 millones de pesos.

De estas tarjetas, el 59.3 por ciento correspondió a clientes totaleros, que son los que cubren su deuda al cierre del mes por lo que no pagan intereses y el 40.7 por ciento a clientes no-totaleros, que son los que acarrean una deuda, por lo que pagan intereses a la institución emisora de la tarjeta de crédito.

De los clientes no-totaleros que en diciembre de 2020 efectuaron, al menos, el pago mínimo exigido, el 27.9 por ciento realizó el pago mínimo exigido por la institución financiera que le otorgó la tarjeta de crédito y el 72.1 por ciento efectuó un pago mayor al pago mínimo exigido en el periodo.

Por otro lado, en diciembre de 2020, solo el 0.7 por ciento de las tarjetas presentó un pago mínimo como proporción del saldo total de más del 90 por ciento y en diciembre de 2019, el porcentaje con un pago mínimo de más de 90 por ciento fue de 0.6 por ciento.

La característica principal de las tarjetas para las que el pago mínimo representa una proporción elevada del saldo total es que poseen saldos bajos en comparación con el límite de crédito asociado.

Las promociones a meses, con y sin intereses, son uno de los principales elementos para estimular la venta de bienes y servicios a través del pago con tarjeta de crédito. A diciembre de 2020, el 47.9 por ciento del saldo de las tarjetas incluidas en la cartera comparable fue utilizado para realizar compras bajo estos programas.

Las tarjetas de crédito constituyen uno de los principales canales de crédito al consumo y uno de los medios de pago más populares, entre sus principales características es que son otorgadas por las instituciones financieras a las personas que cumplen con los requisitos para adquirirlas.

Los usuarios de las tarjetas, llamados comúnmente tarjetahabientes, efectúan pagos de bienes y servicios con sus tarjetas sin sobrepasar la línea de crédito asignada. Al final de un plazo de facturación, regularmente de un mes, los tarjetahabientes deben pagar a la institución otorgante, al menos, el pago mínimo exigido para poder seguir usando su línea de crédito.

Si el pago de la deuda es parcial y mayor o igual al pago mínimo, se deben pagar intereses sobre la deuda acumulada (clientes no-totaleros); si se cubre la totalidad de la deuda, los tarjetahabientes no pagan intereses por el crédito recibido (clientes totaleros).

El gasto con tarjetas de crédito y débito mantiene una trayectoria al alza, de acuerdo con el Informe Trimestral del Banco de México, publicado el pasado 1 de diciembre.

Según las estadísticas del Banco de México, el gasto con tarjetas de crédito y débito continúa exhibiendo en términos reales una tendencia al alza, desde mayo de 2020 hasta octubre de 2021.

Leer más: ¿No quieres que te roben tu tarjeta?, ve cómo actúan los estafadores

El organismo indica que, de acuerdo con los bancos encuestados, la demanda de crédito acumula cinco trimestres consecutivos de incrementos, mientras que las condiciones de otorgamiento se han relajado en los últimos cuatro trimestres, ello como respuesta a que los bancos han observado resiliencia en la capacidad de pago de sus acreditados.

En los otros segmentos del crédito al consumo, se observó una recuperación en la demanda de tarjetas de crédito, con cierto relajamiento en las condiciones de otorgamiento, mientras que estas continúan siendo estrechas para el resto de los segmentos.

El informe sobre Indicadores Básicos de Tarjetas de Crédito, con corte a diciembre de 2020, publicado por el Banco de México, reporta que de diciembre de 2019 a diciembre de 2020, la cartera de tarjetas de crédito disminuyó 12.3 por ciento, siendo el segundo tipo de crédito que más descendió de entre los créditos al consumo (superado por los créditos personales).

El índice de morosidad de tarjetas de crédito se ubicó en 6.9 por ciento en diciembre de 2020 y su nivel, en esa fecha, fue muy superior al observado en créditos de nómina y automotrices y ligeramente inferior al de créditos personales.

Desde diciembre de 2018 y hasta marzo de 2019, la morosidad de tarjetas de crédito se encontraba en valores cercanos al 5 por ciento, pero en abril y mayo de 2020 registró un repunte que lo llevó a 5.8 por ciento; en los meses siguientes disminuyó hasta colocarse en 3.9 por ciento en septiembre de 2020 y, a partir de octubre, se incrementó hasta alcanzar el valor de 6.9 por ciento en diciembre de 2020.

El Índice de Morosidad Ajustado (Imora), que considera las quitas y castigos que realizan las instituciones se había mantenido alrededor del 16 por ciento desde diciembre de 2018 pero, a partir de marzo de 2020, mostró el mismo comportamiento que el Indice de Morosidad y, en diciembre de 2020 alcanzó el valor de 17.7 por ciento.

Cabe mencionar que las aplicaciones o castigos de la cartera vencida se definen como la cancelación del crédito cuando existe evidencia suficiente de que el crédito no será recuperado.

Foto: Archivo | OEM

En diciembre de 2020, las instituciones bancarias y sociedades financieras de objeto múltiple reguladas reportaron al Banco de México un total de 24.8 millones de tarjetas para personas físicas, con un saldo de crédito total de 366 mil 900 millones de pesos. La diversidad de los productos que conforman la cartera de tarjetas de crédito es amplia.

En este periodo, la cartera comparable de todos los clientes, totaleros y no-totaleros, estuvo conformada por 18.9 millones de tarjetas de crédito que presentaron un saldo de 331 mil 300 millones de pesos.

De estas tarjetas, el 59.3 por ciento correspondió a clientes totaleros, que son los que cubren su deuda al cierre del mes por lo que no pagan intereses y el 40.7 por ciento a clientes no-totaleros, que son los que acarrean una deuda, por lo que pagan intereses a la institución emisora de la tarjeta de crédito.

De los clientes no-totaleros que en diciembre de 2020 efectuaron, al menos, el pago mínimo exigido, el 27.9 por ciento realizó el pago mínimo exigido por la institución financiera que le otorgó la tarjeta de crédito y el 72.1 por ciento efectuó un pago mayor al pago mínimo exigido en el periodo.

Por otro lado, en diciembre de 2020, solo el 0.7 por ciento de las tarjetas presentó un pago mínimo como proporción del saldo total de más del 90 por ciento y en diciembre de 2019, el porcentaje con un pago mínimo de más de 90 por ciento fue de 0.6 por ciento.

La característica principal de las tarjetas para las que el pago mínimo representa una proporción elevada del saldo total es que poseen saldos bajos en comparación con el límite de crédito asociado.

Las promociones a meses, con y sin intereses, son uno de los principales elementos para estimular la venta de bienes y servicios a través del pago con tarjeta de crédito. A diciembre de 2020, el 47.9 por ciento del saldo de las tarjetas incluidas en la cartera comparable fue utilizado para realizar compras bajo estos programas.

Las tarjetas de crédito constituyen uno de los principales canales de crédito al consumo y uno de los medios de pago más populares, entre sus principales características es que son otorgadas por las instituciones financieras a las personas que cumplen con los requisitos para adquirirlas.

Los usuarios de las tarjetas, llamados comúnmente tarjetahabientes, efectúan pagos de bienes y servicios con sus tarjetas sin sobrepasar la línea de crédito asignada. Al final de un plazo de facturación, regularmente de un mes, los tarjetahabientes deben pagar a la institución otorgante, al menos, el pago mínimo exigido para poder seguir usando su línea de crédito.

Si el pago de la deuda es parcial y mayor o igual al pago mínimo, se deben pagar intereses sobre la deuda acumulada (clientes no-totaleros); si se cubre la totalidad de la deuda, los tarjetahabientes no pagan intereses por el crédito recibido (clientes totaleros).

Ecología

Pepenadores son ignorados: se enfrentan a la exclusión y la desigualdad

A pesar de sus importantes contribuciones económicas y ambientales, los pepenadores son invisibilizados y no valorados

Local

Pareja desaparecida en Poza Rica; hija continúa búsqueda "como sea pero entréguenmelos"

Se trata de Emma Lucía Bandala Herrera y Santiago Rodríguez Navarro, quienes salieron de su domicilio para reunirse con una personas que estaba interesada en comprar una camioneta

Local

Termina paro de trabajadores en la Secretaría de Salud

Tras seis días de paro laboral en las oficinas administrativas y las jurisdicciones sanitarias, todo volvió a la normalidad

Cultura

Genoveva Cortés, primera docente profesional de Veracruz que desafió los prejuicios de su época

El ingreso de Genoveva en la Normal de Xalapa significó la transformación de la educación para las mujeres

Local

Incendio en Parque Nacional Cofre de Perote se mantiene activo

El siniestro se encuentra en el paraje Plan de la Guinda, de ese municipio y es atendido por combatientes de los tres niveles de gobierno

Salud

¿Sabías que las caries pueden provocar un infarto? Experta enumera formas de prevenirlas

Es fundamental cuidar la alimentación, tener buena higiene y hacerse limpiezas con el odontólogo, al menos 2 veces al año