/ viernes 13 de octubre de 2023

Extranjeros valoran más los maíces criollos; ¿por qué lo dice productor?

Nosotros estamos tratando de recuperar la semilla que tenían los abuelos antes, dijo Emmanuel Ángel Angoa

Los maíces criollos que cultivan todavía muchas familias en varias partes del país son más valorados por los extranjeros que por las propias familias mexicanas, asegura Emmanuel Ángel Angoa de Ixtenco Tlaxcala quien ha participado de varias exposiciones y ferias del maíz en la capital del estado.

En entrevista cuenta que se están perdiendo los maíces nativos en muchas partes porque han empezado a sembrar el híbrido o transgénico. Su familia ha pretendido conservar los maíces nativos, aunque poco se reconoce. “Ellos (extranjeros) vienen y se asombran de las variedades que tenemos y de que ya lo trabajamos más natural”.

Te puede interesar: ¿Diagnosticar autismo es una moda? Defectóloga explica qué no es el TEA

¿Quiénes cultivan la tierra en su familia?

En su casa, son cerca de cinco personas que cultivan la tierra con los maíces criollos por lo que participan de expos, algunas de estas en Xalapa, con sus maíces negros, rosas, elotes de distintos colores y harinas para hacer atole y pinole. Su deseo es recuperar la semilla con la que trabajaban sus abuelos y tener cultivos lo más libre de químicos posible.

Maíces negros de una belleza incomparable cosecha con su familia | Foto: René Corrales

“Nosotros estamos tratando de recuperar la semilla que tenían los abuelos antes y hacerlo lo más limpio posible, ya no trabajamos con herbicidas ni pesticidas ni abonos químicos. Sí es caro porque se tiene que comprar todo el abono, el estiércol para estar abonando todos los campos que tenemos, las grandes extensiones y sí es mucho trabajo porque hay que estarlo desyerbando cada cierto tiempo, le damos dos a tres desyerbadas por cosecha, entonces sí es algo”.

En su opinión el trabajo que requieren los maíces criollos es cada vez menos valorado, pues hay quien vende el grano muy barato.

“Yo creo que el maíz debe subir muchísimo más porque ya no hay cáncer en nuestro cuerpo, porque todas las tortillas híbridas y todo es puro cáncer lo que se está comiendo uno. El maíz blanco está como en seis pesos. Nosotros, a los que han llegado interesados en comprarnos, extranjeros que son los que más valoran este tipo de país, lo estamos vendiendo como 15 pesos o 18, nos está yendo un poco mejor trabajando esto”.

Para Emmanuel para seguir conservando el maíz nativo es necesario animar a los jóvenes a que sigan trabajando el campo porque muchos prefieren las fábricas o grandes empresas.

Lee más: ¿Son caros tus alimentos? Alertan de más alza por sequía y tormentas

“Porque ya muchos jóvenes no quieren trabajar en el campo porque es pesado y tienen un rendimiento de dinero económicamente hablando a un año y ellos ya se deciden a ir a empresas o fábricas porque ahí tienen un ingreso semanal o quincenal. Yo creo que hay que apoyar a todos los jóvenes que quieran empezar a producir maíz, pero no híbrido sino criollos para que se empiece a fomentar lo que los abuelos tenían”.

Emmanuel de 18 años, platica que él solo terminó la primaria, pero recuerda que desde que tenía tres años acompañaba a su abuelo al campo y se enamoró de la tierra y la naturaleza por lo que su vida está allí.

“Y nosotros cada cosecha guardamos un poco y nosotros de este mismo maíz comemos, hacemos tortillas, cultivamos los frijolitos igual, en temporada de elotes vamos por elotes, unas calabacitas, florecitas y lo magnífico de acá es que sabemos lo que nos estamos llevando a la boca”.

Los maíces criollos que cultivan todavía muchas familias en varias partes del país son más valorados por los extranjeros que por las propias familias mexicanas, asegura Emmanuel Ángel Angoa de Ixtenco Tlaxcala quien ha participado de varias exposiciones y ferias del maíz en la capital del estado.

En entrevista cuenta que se están perdiendo los maíces nativos en muchas partes porque han empezado a sembrar el híbrido o transgénico. Su familia ha pretendido conservar los maíces nativos, aunque poco se reconoce. “Ellos (extranjeros) vienen y se asombran de las variedades que tenemos y de que ya lo trabajamos más natural”.

Te puede interesar: ¿Diagnosticar autismo es una moda? Defectóloga explica qué no es el TEA

¿Quiénes cultivan la tierra en su familia?

En su casa, son cerca de cinco personas que cultivan la tierra con los maíces criollos por lo que participan de expos, algunas de estas en Xalapa, con sus maíces negros, rosas, elotes de distintos colores y harinas para hacer atole y pinole. Su deseo es recuperar la semilla con la que trabajaban sus abuelos y tener cultivos lo más libre de químicos posible.

Maíces negros de una belleza incomparable cosecha con su familia | Foto: René Corrales

“Nosotros estamos tratando de recuperar la semilla que tenían los abuelos antes y hacerlo lo más limpio posible, ya no trabajamos con herbicidas ni pesticidas ni abonos químicos. Sí es caro porque se tiene que comprar todo el abono, el estiércol para estar abonando todos los campos que tenemos, las grandes extensiones y sí es mucho trabajo porque hay que estarlo desyerbando cada cierto tiempo, le damos dos a tres desyerbadas por cosecha, entonces sí es algo”.

En su opinión el trabajo que requieren los maíces criollos es cada vez menos valorado, pues hay quien vende el grano muy barato.

“Yo creo que el maíz debe subir muchísimo más porque ya no hay cáncer en nuestro cuerpo, porque todas las tortillas híbridas y todo es puro cáncer lo que se está comiendo uno. El maíz blanco está como en seis pesos. Nosotros, a los que han llegado interesados en comprarnos, extranjeros que son los que más valoran este tipo de país, lo estamos vendiendo como 15 pesos o 18, nos está yendo un poco mejor trabajando esto”.

Para Emmanuel para seguir conservando el maíz nativo es necesario animar a los jóvenes a que sigan trabajando el campo porque muchos prefieren las fábricas o grandes empresas.

Lee más: ¿Son caros tus alimentos? Alertan de más alza por sequía y tormentas

“Porque ya muchos jóvenes no quieren trabajar en el campo porque es pesado y tienen un rendimiento de dinero económicamente hablando a un año y ellos ya se deciden a ir a empresas o fábricas porque ahí tienen un ingreso semanal o quincenal. Yo creo que hay que apoyar a todos los jóvenes que quieran empezar a producir maíz, pero no híbrido sino criollos para que se empiece a fomentar lo que los abuelos tenían”.

Emmanuel de 18 años, platica que él solo terminó la primaria, pero recuerda que desde que tenía tres años acompañaba a su abuelo al campo y se enamoró de la tierra y la naturaleza por lo que su vida está allí.

“Y nosotros cada cosecha guardamos un poco y nosotros de este mismo maíz comemos, hacemos tortillas, cultivamos los frijolitos igual, en temporada de elotes vamos por elotes, unas calabacitas, florecitas y lo magnífico de acá es que sabemos lo que nos estamos llevando a la boca”.

Local

Habitantes echaron abajo el proyecto Odebrecht y siguen defendiendo el río La Antigua

Durante 14 años, habitantes de la cuenca del río La Antigua se han dedicado a protegerla y a garantizar que su cauce fluya libremente

Local

¿Harás el examen de ingreso UV en línea? Descubre cómo hacerlo y qué materiales necesitas

No olvides que debes presentar el examen en la fecha y hora indicadas, y que no hay reposición de tiempo

Elecciones 2024

Es la oportunidad de sacar adelante al país y a Veracruz: empresarios piden salir a votar

El llamamiento es que todos participen el 2 de junio y que se haga eligiendo a la mejor opción para Xalapa, Veracruz y México

Cultura

Voces y miradas de las dramaturgas, necesarias y urgentes para el teatro: Ana Lucía

Comparte que a partir de las propias historias de vida se puede escribir y narrar

Elecciones 2024

Veracruzanos saldrán a votar porque ya no quieren más de lo mismo: Adriana Rojano

Dice que ante el mal trabajo que se ha hecho en el Congreso es que la población desconoce la labor real de los legisladores

Salud

Enfermedades podrían aumentar por el calor: médico dice qué hacer para prevenirlas

Otras enfermedades comunes en esta temporada de calor son las infecciones gastrointestinales, conjuntivitis y dermatitis