/ domingo 18 de septiembre de 2022

Cultiva todo tipo de frutas, verduras y es creador de un vino artesanal; la historia de don Juan

Don Juan Vicente Ortiz se convirtió también en el creador del “Vino Artesanal Ortiz” en el municipio de Ayahualulco

Ayahualulco, Ver.- Desde hace seis años, don Juan Vicente Ortiz de 69 años empezó a cultivar moras en el patio de su casa, que además está lleno de árboles de aguacate, chiles, limón y berenjena. El amor y la dedicación que tiene por la tierra lo ha compartido con sus más de 10 hijos.

Hace alrededor de dos años, se convirtió también en el creador del “Vino Artesanal Ortiz” en el municipio de Ayahualulco, ubicado a cerca de dos horas de la capital del estado.

¿Cómo prepara su vino?

El truco está en moler la mora en la licuadora perfectamente y ponerle aguardiente para que quede listo para degustar. La botella cuesta 120 pesos y ahora, personas de Ayahualulco y municipios cercanos acuden a su domicilio a adquirir esa rica bebida. “A veces viene gente que se la lleva a México. Y gente de aquí también compra”, dice don Juan.

Lucia Ortiz Hernández es una de las hijas de Juan quien le ayuda en la elaboración del “vino artesanal”. Ella es la encargada de colarlo en tela para que quede listo.

“Entre más tiempo se deje para fermentar más rico sabe. Tenemos de mora, pero hemos hecho también de ciruela o capulín porque este año casi no se dio el capulín ni la ciruela”.

Pero la mora no es lo único que cultiva la familia Ortiz, el patio de la casa está llena de árboles de aguacate, limón, chiles y otros cultivos.

“Yo crecí entre todo esto y me gusta mucho el pueblo porque todo se da y se aprovecha porque a mi papá le gusta mucho todo esto”, agrega Lucía.

Don Juan fue a la escuela solo unos días, cuando entró a primero de primaria, tuvo una mala experiencia con su maestra que le daba “reglazos” en la mano y prefirió no regresar.

Lucia Ortiz Hernández es una de las hijas de Juan quien le ayuda en la elaboración del “vino artesanal” | Foto: Archivo | OEM


“Fui unos días, pero a mí no me gusta que me traten mal, y estaba chiquillo y no pude hacer unas letras y la maestra que me agarra la mano y que me da el reglazo en la mano sobre la mesa y yo no me dejo y que me dice ‘órale, ten el lápiz y escribe así’ y que agarro el lápiz y que lo tiro al piso y no volví”.

Esto no fue ninguna limitante para él, incluso señala que conoce casi todos los estados de la República. Desde pequeño empezó a trabajar con varios comerciantes quienes les compartieron de su conocimiento y experiencia que le han permitido salir adelante.

“En toda la República anduve mientras anduve soltero. Trabajé un buen tiempo vendiendo por allá. Allá aprendí del trabajo”.

Hace un año, el Covid-19 le arrebató a su esposa, con quien compartió muchos años de su vida. Ahora sus compañeros son sus hijos e hijas que no lo dejan y que se han convertido en sus pilares y motivación.

Todo lo que cosecha en su casa, además de que es para el autoconsumo, lo aprovecha para venderlo en el Estado de México y en Xalapa o Coatepec, por la cercanía. Aunque no tiene días ni lugares fijos para la venta, asegura que tiene ya a sus clientes que siempre están en espera de adquirir lo que produce en su tierra.

Ayahualulco, Ver.- Desde hace seis años, don Juan Vicente Ortiz de 69 años empezó a cultivar moras en el patio de su casa, que además está lleno de árboles de aguacate, chiles, limón y berenjena. El amor y la dedicación que tiene por la tierra lo ha compartido con sus más de 10 hijos.

Hace alrededor de dos años, se convirtió también en el creador del “Vino Artesanal Ortiz” en el municipio de Ayahualulco, ubicado a cerca de dos horas de la capital del estado.

¿Cómo prepara su vino?

El truco está en moler la mora en la licuadora perfectamente y ponerle aguardiente para que quede listo para degustar. La botella cuesta 120 pesos y ahora, personas de Ayahualulco y municipios cercanos acuden a su domicilio a adquirir esa rica bebida. “A veces viene gente que se la lleva a México. Y gente de aquí también compra”, dice don Juan.

Lucia Ortiz Hernández es una de las hijas de Juan quien le ayuda en la elaboración del “vino artesanal”. Ella es la encargada de colarlo en tela para que quede listo.

“Entre más tiempo se deje para fermentar más rico sabe. Tenemos de mora, pero hemos hecho también de ciruela o capulín porque este año casi no se dio el capulín ni la ciruela”.

Pero la mora no es lo único que cultiva la familia Ortiz, el patio de la casa está llena de árboles de aguacate, limón, chiles y otros cultivos.

“Yo crecí entre todo esto y me gusta mucho el pueblo porque todo se da y se aprovecha porque a mi papá le gusta mucho todo esto”, agrega Lucía.

Don Juan fue a la escuela solo unos días, cuando entró a primero de primaria, tuvo una mala experiencia con su maestra que le daba “reglazos” en la mano y prefirió no regresar.

Lucia Ortiz Hernández es una de las hijas de Juan quien le ayuda en la elaboración del “vino artesanal” | Foto: Archivo | OEM


“Fui unos días, pero a mí no me gusta que me traten mal, y estaba chiquillo y no pude hacer unas letras y la maestra que me agarra la mano y que me da el reglazo en la mano sobre la mesa y yo no me dejo y que me dice ‘órale, ten el lápiz y escribe así’ y que agarro el lápiz y que lo tiro al piso y no volví”.

Esto no fue ninguna limitante para él, incluso señala que conoce casi todos los estados de la República. Desde pequeño empezó a trabajar con varios comerciantes quienes les compartieron de su conocimiento y experiencia que le han permitido salir adelante.

“En toda la República anduve mientras anduve soltero. Trabajé un buen tiempo vendiendo por allá. Allá aprendí del trabajo”.

Hace un año, el Covid-19 le arrebató a su esposa, con quien compartió muchos años de su vida. Ahora sus compañeros son sus hijos e hijas que no lo dejan y que se han convertido en sus pilares y motivación.

Todo lo que cosecha en su casa, además de que es para el autoconsumo, lo aprovecha para venderlo en el Estado de México y en Xalapa o Coatepec, por la cercanía. Aunque no tiene días ni lugares fijos para la venta, asegura que tiene ya a sus clientes que siempre están en espera de adquirir lo que produce en su tierra.

Local

Para evitar la violencia, municipios promueven empoderamiento económico y educación de veracruzanas

La violencia económica contra mujeres ocupa el tercer lugar en número de incidencias, después de la violencia psicológica y física

Local

Tramo Orizaba-La Esperanza es foco rojo para conductores; se registran hasta dos robos diarios

Aunque se han implementado nuevas estrategias para tratar de disuadir los robos, no han dado los resultados esperados

Local

Sembrando Vida sigue, pero cambiarán las reglas: especialista enlista cambios al programa

Actualmente en Veracruz son aproximadamente 33 mil productores beneficiarios que han sembrado café con alrededor de 20 mil hectáreas

Cultura

Hacerlo a pesar del miedo: ilustradoras envían mensajes de lucha y sororidad a través de sus carteles

Llaman a las niñas, adolescentes y jóvenes como ellas a salir de la zona de confort a pesar del miedo y saber que no están solas

Turismo

Costa Esmeralda, Centro Histórico de Veracruz y El Tajín se vuelven populares para turistas

Se ha dado impulso a las maravillas que ofrece Veracruz, desde sus playas y montañas hasta su riqueza cultural y gastronómica

Deportes

Deadlift Xalapa, competencia en beneficio para adultos mayores; entérate de qué se trata

Será el 4 de agosto en el Gimnasio Municipal de Halterofilia “Fouad Hakim Santiesteban” de Xalapa