/ domingo 26 de junio de 2022

¿Qué puedo hacer contra el cambio climático? Investigadora tiene propuestas

No se debe luchar contra fenómeno de forma individual sino colectiva, dice Laura Bello

El cambio climático es el desafío más relevante del siglo XXI y ante él, como humanidad, debemos responder de manera colectiva, no individual, señaló Laura Bello Benavides, titular de la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (CoSustenta) de la Universidad Veracruzana (UV).

Para la investigadora, es fundamental abordar el tema del cambio climático en los espacios universitarios, porque las instituciones de educación superior tienen dos tareas esenciales: generar conocimiento y formar profesionistas que se incorporen a la vida social desde una perspectiva responsable de ecociudadanía.

Esto es, saber actuar no sólo de manera individual, sino colectiva, y ejercer el derecho ciudadano de responder a la emergencia climática que se vive, precisó. Es necesario tener claro que el cambio climático no es un tema, sino un “problema muy grande” que demanda la acción, pero no desarticulada, sino colectiva, ciudadana, insistió. El cambio climático no debe verse como un problema sino como un desafío, lo cual implica “no pasmarnos, sino actuar y actuar bien, de manera informada”.

El separar la basura, no utilizar recipientes desechables –en la medida de lo posible– ni consumir alimentos utraprocesados no deben verse como medidas suficientes.

“¿Qué acciones colectivas puedo hacer contra el cambio climático?

Implicarme en asuntos que tienen que ver con mi región, con mi localidad y generar acciones colectivas”, dijo; pues si bien el cambio climático es un asunto global, tiene implicaciones locales, de ahí la importancia de involucrarse y avanzar. En ese tenor, citó colectivos de mujeres ciclistas y los mercados de productos locales.

Para Bello Benavides, la acción se aprende actuando y de ahí la pertinencia del taller “Ciudadanía y educación para el cambio climático”, que impartió junto con tres de sus tesistas de posgrado, en el marco de la Escuela Internacional de Verano (ISSUV) de la Dirección de Relaciones Internacionales de la UV.

La tercera edición de la ISSUV se desarrolló del 20 al 24 de junio, en conjunto con el Programa de Estudios de Cambio Climático (PECCUV), el Centro de Ciencias de la Tierra (CCT) y la Cátedra UNESCO sobre Ciudadanía, Educación y Sustentabilidad Ambiental del Desarrollo de la UV, bajo el título “El cambio climático ¡está aquí!”.

En lo que respecta al taller, tuvo lugar el pasado jueves 23 de junio en la sala de videoconferencias de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información de esta región. Además de Laura Bello, lo impartieron: Daniela Patricia Arreola Flores y Eduardo Barros Guerrero, estudiantes del Doctorado en Investigación Educativa; y Dora Alicia Alpides, quien cursa la Maestría en Investigación Educativa, ambos posgrados del Instituto de Investigaciones en Educación.

El taller lo dividieron en cuatro módulos: Eco-ciudadanía (implicaciones de una ecociudadanía), Huella de carbono (ejercicio para evaluar la propia huella de carbono), Consumo personal (implicaciones del consumo personal para los bienes naturales) y Producción industrial (implicaciones del consumo en estructura industrial).

La funcionaria universitaria recordó que el cambio climático se asocia con cinco factores: generación de energía, producción industrial, tala de bosques, proceso de transportación y consumo excesivo.

Además, tiene seis efectos en el medio ambiente: elevación de temperaturas, temporales más extremos, aumento de sequías, nivel de océano y calentamientos del agua, desaparición de especies y riesgos en la alimentación y en la salud.

El cambio climático es el desafío más relevante del siglo XXI y ante él, como humanidad, debemos responder de manera colectiva, no individual, señaló Laura Bello Benavides, titular de la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (CoSustenta) de la Universidad Veracruzana (UV).

Para la investigadora, es fundamental abordar el tema del cambio climático en los espacios universitarios, porque las instituciones de educación superior tienen dos tareas esenciales: generar conocimiento y formar profesionistas que se incorporen a la vida social desde una perspectiva responsable de ecociudadanía.

Esto es, saber actuar no sólo de manera individual, sino colectiva, y ejercer el derecho ciudadano de responder a la emergencia climática que se vive, precisó. Es necesario tener claro que el cambio climático no es un tema, sino un “problema muy grande” que demanda la acción, pero no desarticulada, sino colectiva, ciudadana, insistió. El cambio climático no debe verse como un problema sino como un desafío, lo cual implica “no pasmarnos, sino actuar y actuar bien, de manera informada”.

El separar la basura, no utilizar recipientes desechables –en la medida de lo posible– ni consumir alimentos utraprocesados no deben verse como medidas suficientes.

“¿Qué acciones colectivas puedo hacer contra el cambio climático?

Implicarme en asuntos que tienen que ver con mi región, con mi localidad y generar acciones colectivas”, dijo; pues si bien el cambio climático es un asunto global, tiene implicaciones locales, de ahí la importancia de involucrarse y avanzar. En ese tenor, citó colectivos de mujeres ciclistas y los mercados de productos locales.

Para Bello Benavides, la acción se aprende actuando y de ahí la pertinencia del taller “Ciudadanía y educación para el cambio climático”, que impartió junto con tres de sus tesistas de posgrado, en el marco de la Escuela Internacional de Verano (ISSUV) de la Dirección de Relaciones Internacionales de la UV.

La tercera edición de la ISSUV se desarrolló del 20 al 24 de junio, en conjunto con el Programa de Estudios de Cambio Climático (PECCUV), el Centro de Ciencias de la Tierra (CCT) y la Cátedra UNESCO sobre Ciudadanía, Educación y Sustentabilidad Ambiental del Desarrollo de la UV, bajo el título “El cambio climático ¡está aquí!”.

En lo que respecta al taller, tuvo lugar el pasado jueves 23 de junio en la sala de videoconferencias de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información de esta región. Además de Laura Bello, lo impartieron: Daniela Patricia Arreola Flores y Eduardo Barros Guerrero, estudiantes del Doctorado en Investigación Educativa; y Dora Alicia Alpides, quien cursa la Maestría en Investigación Educativa, ambos posgrados del Instituto de Investigaciones en Educación.

El taller lo dividieron en cuatro módulos: Eco-ciudadanía (implicaciones de una ecociudadanía), Huella de carbono (ejercicio para evaluar la propia huella de carbono), Consumo personal (implicaciones del consumo personal para los bienes naturales) y Producción industrial (implicaciones del consumo en estructura industrial).

La funcionaria universitaria recordó que el cambio climático se asocia con cinco factores: generación de energía, producción industrial, tala de bosques, proceso de transportación y consumo excesivo.

Además, tiene seis efectos en el medio ambiente: elevación de temperaturas, temporales más extremos, aumento de sequías, nivel de océano y calentamientos del agua, desaparición de especies y riesgos en la alimentación y en la salud.

Local

Salsa Fest 2024: sigue de cerca la fiesta en Veracruz

Te presentamos toda la información del Festival Internacional de la Salsa 2024 en Veracruz

Local

Sismológico Nacional alerta por 3 sismos en menos de 24 horas en Veracruz; lo que sabemos

Además, se han dado al menos 4 más en el estado vecino de Oaxaca que han preocupado a la población

Local

Xóchitl Molina será Secretaria de Cultura en Veracruz, anuncia Rocío Nahle

A través de un video en redes sociales, Nahle García indicó que se trata de una persona que tiene amplio conocimiento en la cultura de Veracruz

Local

Advierte SPC sobre posibles desbordamientos de ríos en Veracruz

La sequía y los incendios forestales ocurridos en el estado pueden aumentar la probabilidad de deslaves

Local

TEV ha recibido más de 200 medios de impugnación tras proceso electoral

Menciona que se han recibido 208 medios de impugnación relacionados con juicios ciudadanos