/ miércoles 20 de diciembre de 2023

Entre tela y café: Domingo Sánchez confecciona piezas de cuero en su taller

Fueron amigos emprendedores quienes lo inspiraron para llevar a cabo su proyecto en 2015

El olor a cuero, tela y café inundan el taller de Domingo Sánchez Juárez. Sus máquinas de coser, lápices, tijeras, pinzas y una libreta son testigos de que en la mesa se trabaja de forma constante y no hay tiempo para el descanso.

Biólogo de profesión, el creador de “Pípila Kelly” recuerda que apostó por un oficio debido a que no quería perseguir una carrera académica y en el diseño y confección halló el asidero que le permitió explorar su creatividad.

“Estudié Biología en la UV y estuve peleando y buscando trabajo; yo quise ser técnico y el entorno laboral no me lo permitía, por lo que aposté por un oficio que engloba el diseño y confección de cuero y textil”, expresó.

A diferencia de la sastrería o la talabartería, puntualiza que su enfoque es más amplio, ya que busca crear artículos donde su estética radique principalmente en su función, con la textura y el color natural de los materiales.

Sus máquinas de coser, lápices, tijeras, pinzas y una libreta son testigos de que en la mesa se trabaja de forma constante | Foto: Ricardo Martínez | Diario de Xalapa

Acercamiento al diseño y confección

Domingo Sánchez recordó que mientras cursaba la carrera se encontró con ciertas circunstancias que le hicieron analizar las herramientas que ocupaba y necesitaba. “Desde que estaba haciendo muestreos pensaba en equipo o accesorios que te pudieran facilitar el transporte del material y tenía unas ideas de diseño”.

A diferencia de la sastrería o la talabartería, puntualiza que su enfoque es más amplio | Foto: Ricardo Martínez | Diario de Xalapa

Además “al terminar Biología alguien me facilitó una máquina de coser y mi mamá me dio unos manuales de corte y confección porque quería hacerme un overol; así logré dominar la máquina y conocí otras que eran industriales y manejaban formas distintas de costura”.

Fueron amigos emprendedores quienes lo inspiraron, recuerda, para llevar a cabo su proyecto en 2015, pues con un dinero ahorrado invirtió en equipo y herramientas que le facilitaran los procesos creativos.

“Ahora hago ropa y accesorios, calzado y manufactura de broches, herrajes, hebillas en bronce. Realizó bocetos pero también tengo facilidad para hacer imágenes mentalmente; pienso en el proceso o realizo un diagrama de flujo. La inspiración también llega de Internet, de otros productos, experiencias y también compilo, pues el sentido común radica en vincular una idea con otra para obtener algo”, enfatizó.

Expresó que sus productos son hechos a menor escala, “en parte artesanales, manufacturados por mí con la mejor calidad posible y exclusividad, con broches que no hay en el mercado; doy la garantía del producto, pues puedo hacer modificaciones si son necesarias”.

Sobre los insumos, señaló que la piel la consigue en Naolinco, el cuero en Nuevo León, los textiles en Xalapa y otros productos los hace en colaboración con otros talleres.

Sobre el surgimiento de la marca Pípila Kelly, explicó que "proviene de el Pípila, aquel personaje barretero que se cubrió con una roca la espalda para evitar las balas en la Alhóndiga de Granaditas; y de Ned Kelly, un famoso bandolero y forajido australiano que en un enfrentamiento se puso una careta y peto de metal para evitar los tiros: “el australiano fue una figura similar a el Pípila, personas sin escolaridad pero con sentido común”.

El olor a cuero, tela y café inundan el taller de Domingo Sánchez Juárez. Sus máquinas de coser, lápices, tijeras, pinzas y una libreta son testigos de que en la mesa se trabaja de forma constante y no hay tiempo para el descanso.

Biólogo de profesión, el creador de “Pípila Kelly” recuerda que apostó por un oficio debido a que no quería perseguir una carrera académica y en el diseño y confección halló el asidero que le permitió explorar su creatividad.

“Estudié Biología en la UV y estuve peleando y buscando trabajo; yo quise ser técnico y el entorno laboral no me lo permitía, por lo que aposté por un oficio que engloba el diseño y confección de cuero y textil”, expresó.

A diferencia de la sastrería o la talabartería, puntualiza que su enfoque es más amplio, ya que busca crear artículos donde su estética radique principalmente en su función, con la textura y el color natural de los materiales.

Sus máquinas de coser, lápices, tijeras, pinzas y una libreta son testigos de que en la mesa se trabaja de forma constante | Foto: Ricardo Martínez | Diario de Xalapa

Acercamiento al diseño y confección

Domingo Sánchez recordó que mientras cursaba la carrera se encontró con ciertas circunstancias que le hicieron analizar las herramientas que ocupaba y necesitaba. “Desde que estaba haciendo muestreos pensaba en equipo o accesorios que te pudieran facilitar el transporte del material y tenía unas ideas de diseño”.

A diferencia de la sastrería o la talabartería, puntualiza que su enfoque es más amplio | Foto: Ricardo Martínez | Diario de Xalapa

Además “al terminar Biología alguien me facilitó una máquina de coser y mi mamá me dio unos manuales de corte y confección porque quería hacerme un overol; así logré dominar la máquina y conocí otras que eran industriales y manejaban formas distintas de costura”.

Fueron amigos emprendedores quienes lo inspiraron, recuerda, para llevar a cabo su proyecto en 2015, pues con un dinero ahorrado invirtió en equipo y herramientas que le facilitaran los procesos creativos.

“Ahora hago ropa y accesorios, calzado y manufactura de broches, herrajes, hebillas en bronce. Realizó bocetos pero también tengo facilidad para hacer imágenes mentalmente; pienso en el proceso o realizo un diagrama de flujo. La inspiración también llega de Internet, de otros productos, experiencias y también compilo, pues el sentido común radica en vincular una idea con otra para obtener algo”, enfatizó.

Expresó que sus productos son hechos a menor escala, “en parte artesanales, manufacturados por mí con la mejor calidad posible y exclusividad, con broches que no hay en el mercado; doy la garantía del producto, pues puedo hacer modificaciones si son necesarias”.

Sobre los insumos, señaló que la piel la consigue en Naolinco, el cuero en Nuevo León, los textiles en Xalapa y otros productos los hace en colaboración con otros talleres.

Sobre el surgimiento de la marca Pípila Kelly, explicó que "proviene de el Pípila, aquel personaje barretero que se cubrió con una roca la espalda para evitar las balas en la Alhóndiga de Granaditas; y de Ned Kelly, un famoso bandolero y forajido australiano que en un enfrentamiento se puso una careta y peto de metal para evitar los tiros: “el australiano fue una figura similar a el Pípila, personas sin escolaridad pero con sentido común”.

Local

Escuelas siguen incumpliendo regulación: venta de comida chatarra no ha cesado en Veracruz

Según reportes registrados en la plataforma “Mi Escuela Saludable”, el 86.1 por ciento de las escuelas primarias y secundarias en Veracruz venden refrescos

Local

¿Cómo se siente tener dengue agravado? Sobrevivientes comparten la agonía y el dolor que sufrieron

Sobrevivientes narran que no tenían apetito, sentían piquetes en el cuerpo, la temperatura por arriba de los 38.7 no cedía y el dolor

Local

Más de mil 300 infantes han sido víctimas de delitos en lo que va del año; 85 perdieron la vida

En los primeros seis meses de este año, 699 hombres y 605 mujeres de entre 0 y 17 años fueron víctimas de delitos

Cultura

“Nunca me desanimaron”: Beatriz Espejo, una vida dedicada al feminismo, literatura, investigación y docencia

Beatriz Espejo ve el feminismo como el empoderamiento de las mujeres en un mundo compartido -no de lucha- con hombres

Deportes

Anelsi Sánchez es una con el futbol; lo practica desde los 12 y es entrenadora de dos equipos campeones

Practica este deporte desde los 12 años de edad; actualmente es una destacada entrenadora

Cultura

¿Se puede lidiar con la soledad en la vejez? Xalapa tiene talleres para aliviar la salud y acompañar

Hay personas que llegan desde las 9 de la mañana para integrarse a los talleres y se retiran al final de la jornada, a las 2 de la tarde