/ lunes 9 de diciembre de 2019

Trump pidió salida de Evo

De acuerdo con fuentes ubicadas en la Presidencia de la República, una de las solicitudes para que Donald Trump decidiera no catalogar (por el momento) a los cárteles mexicanos como grupos terroristas, fue que Evo Morales abandonara el país a la brevedad posible.

Si bien es cierto Marcelo Ebrard ha logrado tejer buenas relaciones con los cercanos a Trump, no hay disposición para tolerar una estancia prolongada del expresidente boliviano en un país colindante.

“Dejaron claro que respetaban nuestras decisiones, pero nos hicieron saber que Trump se sentiría muy complacido si Morales fuera enviado a otro país que quisiera recibirlo, y entre más lejos, mejor”, me sostuvieron vía telefónica.

En la Casa Blanca decidieron retrasar el nombramiento de los cárteles mexicanos como terroristas cuando Ebrard se reunió con ellos, y más aún posterior a la visita del procurador americano William Barr a nuestro país, sin embargo, había un sólo asterisco: Evo Morales.

“Los que debemos tratar con este gobierno americano sabemos que Trump siempre quiere algo a cambio, más ahora que se encuentra en franca campaña para buscar su reelección. Y en este caso lo que quiso, a manera de petición especial (y no como exigencia), fue que se le buscara otro país de asilo a Evo Morales”.

Si bien es cierto Ebrard ya afirmó que no ofrecieron algo a EU para que desistiera de nombrar a los cárteles mexicanos como terroristas, la información que me fue proporcionada dicta algo distinto. Se me confió que no hubo un “ofrecimiento mexicano”, pero sí una “solicitud especial gringa”.

“Es muy difícil decirle que no a Trump en cualquier cosa que pida; se ofende y reacciona iracundo con facilidad. Nos dijo que la presencia de Evo en México lo dejaba mal parado, más aún después de aquel comunicado que emitieron donde apoyaban lo ocurrido en Bolivia contra Morales”, me comentaron fuentes que solicitaron el anonimato.

Me dicen que fue el propio presidente quien habló con Evo Morales para plantearle la situación, en términos de consideración y nunca de exigencia, pues existe fuerte estima entre ambos. A las pocas horas se supo que el boliviano viajaba a Cuba, para posteriormente instalarse, de manera presunta, en Argentina, apenas tome protesta Alberto Fernández Pérez como su presidente.

Veremos qué ocurre.

Correo:

alejandroaguirre77@gmail.com

De acuerdo con fuentes ubicadas en la Presidencia de la República, una de las solicitudes para que Donald Trump decidiera no catalogar (por el momento) a los cárteles mexicanos como grupos terroristas, fue que Evo Morales abandonara el país a la brevedad posible.

Si bien es cierto Marcelo Ebrard ha logrado tejer buenas relaciones con los cercanos a Trump, no hay disposición para tolerar una estancia prolongada del expresidente boliviano en un país colindante.

“Dejaron claro que respetaban nuestras decisiones, pero nos hicieron saber que Trump se sentiría muy complacido si Morales fuera enviado a otro país que quisiera recibirlo, y entre más lejos, mejor”, me sostuvieron vía telefónica.

En la Casa Blanca decidieron retrasar el nombramiento de los cárteles mexicanos como terroristas cuando Ebrard se reunió con ellos, y más aún posterior a la visita del procurador americano William Barr a nuestro país, sin embargo, había un sólo asterisco: Evo Morales.

“Los que debemos tratar con este gobierno americano sabemos que Trump siempre quiere algo a cambio, más ahora que se encuentra en franca campaña para buscar su reelección. Y en este caso lo que quiso, a manera de petición especial (y no como exigencia), fue que se le buscara otro país de asilo a Evo Morales”.

Si bien es cierto Ebrard ya afirmó que no ofrecieron algo a EU para que desistiera de nombrar a los cárteles mexicanos como terroristas, la información que me fue proporcionada dicta algo distinto. Se me confió que no hubo un “ofrecimiento mexicano”, pero sí una “solicitud especial gringa”.

“Es muy difícil decirle que no a Trump en cualquier cosa que pida; se ofende y reacciona iracundo con facilidad. Nos dijo que la presencia de Evo en México lo dejaba mal parado, más aún después de aquel comunicado que emitieron donde apoyaban lo ocurrido en Bolivia contra Morales”, me comentaron fuentes que solicitaron el anonimato.

Me dicen que fue el propio presidente quien habló con Evo Morales para plantearle la situación, en términos de consideración y nunca de exigencia, pues existe fuerte estima entre ambos. A las pocas horas se supo que el boliviano viajaba a Cuba, para posteriormente instalarse, de manera presunta, en Argentina, apenas tome protesta Alberto Fernández Pérez como su presidente.

Veremos qué ocurre.

Correo:

alejandroaguirre77@gmail.com

lunes 27 de enero de 2020

Miguel Alemán, en la 4T

lunes 27 de enero de 2020

AMLO, my brother in Mexico

miércoles 22 de enero de 2020

Los que le hablan al oído a AMLO

lunes 13 de enero de 2020

La salud de AMLO

miércoles 08 de enero de 2020

De AMLO, sus viajes al extranjero y su salud

lunes 30 de diciembre de 2019

Las 5 “joyas” de Cuitláhuac en 2019

miércoles 25 de diciembre de 2019

No es Clouthier ni Sheinbaum, tampoco Ebrard

Cargar Más