/ sábado 3 de septiembre de 2022

La danza y el folclor mexicano, sus pasiones; la historia de Anahel Ruiz

Anahel Ruiz Rojas encontró en la danza su lugar para expresar de forma artística su talento

Orizaba, Ver.- Anahel Ruiz Rojas actualmente es bailarina de folclor, pero sus inicios se dieron cuando desde niña vio como su papá ocupaba la sala y comedor como pista de baile, desde ese momento supo que ella quería seguir los pasos de baile que hoy la han llevado a grandes escenarios locales y nacionales.

Dentro del baile y soltura su cuerpo fue moldeado gracias a la gimnasia rítmica, pero a pesar de su corta edad sabía que no era lo que le llenaba, "inicialmente la curiosidad me llevó al folclor mexicano, con mi papá veíamos presentaciones de otros grupos y eso llamó mi atención y ahí decidí pedirle a mis papás me ayudarán a aprender el folclor".

Te puede interesar: Tiene 19 años y ya es reina estatal drag queen; la historia de Diva Morena

Desde los 10 años empezó a practicar el arte del folclor, sus primeros pininos como bailarina fue en una academia de la ciudad de Orizaba, ahí desarrolló la técnica y habilidad que ella buscaba.

Para Anahel fue complicado aprenderlo, pero su constancia fue lo que la llevó a tener una presentación a los 11 años con los bailes de Michoacán y Yucatán; "es algo que no olvidaré, pues fue mi primera presentación ante público y desde ahí mis pasos en el escenario fueron más seguidos".
Anahel ha podido pisar escenarios como el Teatro Ignacio de la Llave y el Metropolitano de Orizaba, pero también ha tenido la oportunidad de viajar a Zacatecas en un Festival Internacional de Danza y en el Teatro Nacional de Danza de la Ciudad de México.
Cabe destacar que en sus primeros 6 años de carrera como bailarina estuvo en Oaxaca y Tehuacán, pero también tuvo la oportunidad de representar a Orizaba en el evento de Pueblos Mágicos, cuya sede fue en Querétaro.
Los años pasaron y el abrirse a más horizontes la llevó a otra academia en la ciudad de Córdoba, donde estuvo por dos años, puesto que las distancias y estudiar no le generaba mucho tiempo de descanso, por lo que ahora desde hace aproximadamente 2 años está en la academia Sones de México donde se prepara en conjunto con sus compañeros y profesores para eventos fuera de Veracruz.
"No era factible para mí y mis padres llevarme hasta Córdoba porque luego nos tocaba el tráfico por más temprano que saliéramos, por ello volví a Orizaba donde conocí a Sones de México, puesto que participaron en un evento de Día de Muertos en la ciudad donde los vi caracterizados y eso me encantó".
A sus 20 años y estudiante de la carrera de química farmacobióloga en la Universidad Veracruzana, ha estado ensayando constantemente y ahora pertenece a la segunda generación de su academia; aunque la pandemia de Covid-19 fue difícil, en su casa recreó lo que su papá hacía: tener como escenario la sala y el comedor.
"Mi papá no es bailarín profesional, pero siempre queda en mí aquellas veces que lo veía bailar", dijo.


Emocionada de seguir sus sueños y poder mezclarlo con una carrera profesional siempre con el apoyo de sus padres, amigos y familia, la han llevado a no soltar sus ideales, por lo que se prepara física y mentalmente para presentaciones fuera del estado y la posibilidad de un proyecto internacional donde agradece poder viajar con sus amigos, su familia dentro del folclor.
Finalmente, la joven bailarina llama a los padres a acercar a sus hijos a las bellas artes en cualquiera de sus tendencias, pero la idea sería no dejar morir las costumbres mexicanas.

(Publicada originalmente en El Sol de Orizaba)

Orizaba, Ver.- Anahel Ruiz Rojas actualmente es bailarina de folclor, pero sus inicios se dieron cuando desde niña vio como su papá ocupaba la sala y comedor como pista de baile, desde ese momento supo que ella quería seguir los pasos de baile que hoy la han llevado a grandes escenarios locales y nacionales.

Dentro del baile y soltura su cuerpo fue moldeado gracias a la gimnasia rítmica, pero a pesar de su corta edad sabía que no era lo que le llenaba, "inicialmente la curiosidad me llevó al folclor mexicano, con mi papá veíamos presentaciones de otros grupos y eso llamó mi atención y ahí decidí pedirle a mis papás me ayudarán a aprender el folclor".

Te puede interesar: Tiene 19 años y ya es reina estatal drag queen; la historia de Diva Morena

Desde los 10 años empezó a practicar el arte del folclor, sus primeros pininos como bailarina fue en una academia de la ciudad de Orizaba, ahí desarrolló la técnica y habilidad que ella buscaba.

Para Anahel fue complicado aprenderlo, pero su constancia fue lo que la llevó a tener una presentación a los 11 años con los bailes de Michoacán y Yucatán; "es algo que no olvidaré, pues fue mi primera presentación ante público y desde ahí mis pasos en el escenario fueron más seguidos".
Anahel ha podido pisar escenarios como el Teatro Ignacio de la Llave y el Metropolitano de Orizaba, pero también ha tenido la oportunidad de viajar a Zacatecas en un Festival Internacional de Danza y en el Teatro Nacional de Danza de la Ciudad de México.
Cabe destacar que en sus primeros 6 años de carrera como bailarina estuvo en Oaxaca y Tehuacán, pero también tuvo la oportunidad de representar a Orizaba en el evento de Pueblos Mágicos, cuya sede fue en Querétaro.
Los años pasaron y el abrirse a más horizontes la llevó a otra academia en la ciudad de Córdoba, donde estuvo por dos años, puesto que las distancias y estudiar no le generaba mucho tiempo de descanso, por lo que ahora desde hace aproximadamente 2 años está en la academia Sones de México donde se prepara en conjunto con sus compañeros y profesores para eventos fuera de Veracruz.
"No era factible para mí y mis padres llevarme hasta Córdoba porque luego nos tocaba el tráfico por más temprano que saliéramos, por ello volví a Orizaba donde conocí a Sones de México, puesto que participaron en un evento de Día de Muertos en la ciudad donde los vi caracterizados y eso me encantó".
A sus 20 años y estudiante de la carrera de química farmacobióloga en la Universidad Veracruzana, ha estado ensayando constantemente y ahora pertenece a la segunda generación de su academia; aunque la pandemia de Covid-19 fue difícil, en su casa recreó lo que su papá hacía: tener como escenario la sala y el comedor.
"Mi papá no es bailarín profesional, pero siempre queda en mí aquellas veces que lo veía bailar", dijo.


Emocionada de seguir sus sueños y poder mezclarlo con una carrera profesional siempre con el apoyo de sus padres, amigos y familia, la han llevado a no soltar sus ideales, por lo que se prepara física y mentalmente para presentaciones fuera del estado y la posibilidad de un proyecto internacional donde agradece poder viajar con sus amigos, su familia dentro del folclor.
Finalmente, la joven bailarina llama a los padres a acercar a sus hijos a las bellas artes en cualquiera de sus tendencias, pero la idea sería no dejar morir las costumbres mexicanas.

(Publicada originalmente en El Sol de Orizaba)

Local

Ayuntamiento puede pagar los daños causados por la caída de un árbol a tu auto

Lo que más se reportan son daños a cristales de automóviles por máquinas desmalezadoras que usa personal de Parques y Jardines

Local

Equipos portátiles no son suficientes: protestan por falta de climas en la Torre Pediátrica [Video]

Madres de niños con diagnóstico de cáncer exponen que el calor dentro de la Torre Pediátrica es insoportable y pone en riesgo la salud de los pacientes

Local

Tribunal abre recurso de revisión por el caso del panista Tito “N”

El panista Tito “N” había sido seleccionado por la militancia para estar al frente de la dirigencia estatal

Local

Muebles inteligentes, opción en tendencia para viviendas pequeñas en Xalapa

La demanda de muebles inteligentes se encuentra en aumento para viviendas con pocos metros cuadrados, mismos que llevan adecuaciones especiales

Local

Autoridades han fallado en garantizar vivienda digna a los veracruzanos: abogado

El abogado Alberto García Espinoza señaló que toda persona tiene derecho a una vivienda digna

Local

Presa La Cangrejera, vulnerable por estrés hídrico en Veracruz: informe enlista las causas

Estos sistemas de almacenamiento de agua enfrentan recortes presupuestarios que impactan su operación y mantenimiento