/ viernes 15 de marzo de 2024

Delantal, la prenda que las abuelitas usaban, ¿está en peligro de extinción?

El mandil ya es visto como una prenda que usaban las "abuelitas", pero su significado es más que un pedazo de tela

Orizaba, Ver.- El delantal o mandil, prenda que se pasa por el cuello y ata en la cintura, está en extinción entre las amas de casa del valle de Orizaba. Lo usaban las abuelas. Es un símbolo de amor y calor.

Hoy, las modistas reinventaron el delantal con caras de Frida y otras artistas, aunque lo usan personas de sesenta y más, las mujeres jóvenes ya no”, dijo Luis Bautista Luna, coordinador de cultura en la ciudad.

Agregó que el mandil lo usan meseras y cocineras de restaurantes, pero solo durante la jornada laboral. “Ya en los hogares pocas amas de casa usan mandil, es la abuela quien lo conserva mientras cocina”, resaltó.

Delantal, símbolo de amor

Cuántos recuerdos llegan como remolino, de las veces que mi abuela me consentía con lo mejor de la gastronomía de Orizaba: frijoles refritos con queso y tortillas de mano calientitas hechas en el fogón y bracero de carbón”, expresa Emilio Díaz, profesor pensionado.

Recuerda a su abuela como una súper heroína, pues una de sus prendas diarias era el mandil, que él veía como una capa que no se quitaba mientras se paseaba en la cocina, sala o comedor. “Su voz la recuerdo perfectamente, me despertaba para llamarme a desayunar”.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

En el hogar, el mandil se volvió indispensable para proteger el vestido y la blusa

La abuela Marielena, que se convirtió en cabeza principal de la familia, usaba el delantal de cuadros multicolores para protegerse mientras cocinaba los ricos guisos, o lavaba los trastes sucios, después del desayuno, comida o cena.

El mandil lo usan meseras y cocineras de restaurantes, pero solo durante la jornada laboral | Mayra Figueiras / El Sol de Orizaba

Cuando iba a quitar la cazuela del bracero utilizaba el mandil como manoplas, para colocarlo en la mesa, también lo usaba para limpiar salsa derramada.

Ya son pocas madres de familias que portan el delantal para ir de compras al mercado o ir por los nietos a la escuela.

Cómo recuerdo que marcaba horarios en el hogar, porque cuando llegaba con mi mamá, papá y hermanos, el delantal ya se encontraba colgado en una silla, lo que indicaba la hora de dormir”, recordó el profesor Emilio.

Ya son pocas madres de familia que portan el delantal para ir de compras al mercado o ir por los nietos a la escuela | Ilustrativa Foto: Mireya Novo / Cuartoscuro.com

Otras tantas veces, agregó, se cayó y raspó rodillas o codos; “ahí estaba mi abuela para secar las lágrimas y la sangre. Fue mi enfermera, consejera, y segunda madre”.

El delantal o mandil, prenda que se pasa por el cuello y ata en la cintura, está en extinción entre las amas de casa | Foto ilustrativa: Jesús Escamiroza / Diario de Xalapa


Los domingos eran de fiesta, agregó, porque la jefa y guía en el hogar sacaba unos pesos de la bolsa del mandil, que le entregaba sonriente para que fuera con sus hermanos a la tienda de la esquina a comprar caramelos de anís, menta y fresa.

Ya adolescente y joven encontré en el delantal de mi abuela, el refugio seguro cuando me dejaba la novia. Para los que hoy somos abuelos lo recordamos como símbolo de cuidado y amor”.

Nota publicada originalmente en El Sol de Orizaba

Orizaba, Ver.- El delantal o mandil, prenda que se pasa por el cuello y ata en la cintura, está en extinción entre las amas de casa del valle de Orizaba. Lo usaban las abuelas. Es un símbolo de amor y calor.

Hoy, las modistas reinventaron el delantal con caras de Frida y otras artistas, aunque lo usan personas de sesenta y más, las mujeres jóvenes ya no”, dijo Luis Bautista Luna, coordinador de cultura en la ciudad.

Agregó que el mandil lo usan meseras y cocineras de restaurantes, pero solo durante la jornada laboral. “Ya en los hogares pocas amas de casa usan mandil, es la abuela quien lo conserva mientras cocina”, resaltó.

Delantal, símbolo de amor

Cuántos recuerdos llegan como remolino, de las veces que mi abuela me consentía con lo mejor de la gastronomía de Orizaba: frijoles refritos con queso y tortillas de mano calientitas hechas en el fogón y bracero de carbón”, expresa Emilio Díaz, profesor pensionado.

Recuerda a su abuela como una súper heroína, pues una de sus prendas diarias era el mandil, que él veía como una capa que no se quitaba mientras se paseaba en la cocina, sala o comedor. “Su voz la recuerdo perfectamente, me despertaba para llamarme a desayunar”.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

En el hogar, el mandil se volvió indispensable para proteger el vestido y la blusa

La abuela Marielena, que se convirtió en cabeza principal de la familia, usaba el delantal de cuadros multicolores para protegerse mientras cocinaba los ricos guisos, o lavaba los trastes sucios, después del desayuno, comida o cena.

El mandil lo usan meseras y cocineras de restaurantes, pero solo durante la jornada laboral | Mayra Figueiras / El Sol de Orizaba

Cuando iba a quitar la cazuela del bracero utilizaba el mandil como manoplas, para colocarlo en la mesa, también lo usaba para limpiar salsa derramada.

Ya son pocas madres de familias que portan el delantal para ir de compras al mercado o ir por los nietos a la escuela.

Cómo recuerdo que marcaba horarios en el hogar, porque cuando llegaba con mi mamá, papá y hermanos, el delantal ya se encontraba colgado en una silla, lo que indicaba la hora de dormir”, recordó el profesor Emilio.

Ya son pocas madres de familia que portan el delantal para ir de compras al mercado o ir por los nietos a la escuela | Ilustrativa Foto: Mireya Novo / Cuartoscuro.com

Otras tantas veces, agregó, se cayó y raspó rodillas o codos; “ahí estaba mi abuela para secar las lágrimas y la sangre. Fue mi enfermera, consejera, y segunda madre”.

El delantal o mandil, prenda que se pasa por el cuello y ata en la cintura, está en extinción entre las amas de casa | Foto ilustrativa: Jesús Escamiroza / Diario de Xalapa


Los domingos eran de fiesta, agregó, porque la jefa y guía en el hogar sacaba unos pesos de la bolsa del mandil, que le entregaba sonriente para que fuera con sus hermanos a la tienda de la esquina a comprar caramelos de anís, menta y fresa.

Ya adolescente y joven encontré en el delantal de mi abuela, el refugio seguro cuando me dejaba la novia. Para los que hoy somos abuelos lo recordamos como símbolo de cuidado y amor”.

Nota publicada originalmente en El Sol de Orizaba

Local

A pesar de intimidaciones la lucha seguirá: trabajadores del sector salud

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) advierten que en los próximos días podría usarse la fuerza pública contra ellos

Local

Así se vivió el segundo día de aplicación de exámen de ingreso a la UV en Boca del Río

Los aspirantes a la Universidad Veracruzana se presentaron a las sedes correspondientes para la aplicación del examen de admisión

Local

En Nautla se protege a la tortuga; se han registrado cinco avistamientos

En la costa de Nautla habían pasado casi 30 años del último avistamiento de tortugas laúd

Local

La devoción por la virgen de Guadalupe se mantiene en Jalcomulco

La imagen se encuentra en buen estado, al igual que la reja en donde fue encontrada

Cultura

Galería de Arte Contemporáneo de Xalapa celebra 33 años, así lo festeja

El inmueble, que en  algún momento estuvo en las afueras de la ciudad, hoy es un céntrico lugar de la capital del estado

Cultura

¿Plan para el fin de semana? Te decimos lo que puedes hacer en Xalapa

Descubre algunas opciones para pasarla genial, ya sea en Xalapa o en algunos de los municipios de la región