/ lunes 3 de julio de 2023

¿Existe tortura y esclavitud laboral en México? Investigador lo cree

Indiferencia y el silencio de los trabajadores potencian los problemas actuales, dice Javier Indalecio Barraza

En el siglo XXI, en el teletrabajo y algunas labores específicas, no solo se mantienen las torturas medievales sino que los niveles de violencia se han sofisticado, opina Javier Indalecio Barraza, abogado, procurador y doctor en Derecho.

El investigador sostiene que vivimos en una sociedad de alto nivel de hipocresía, donde por un lado se habla de derechos humanos pero en los hechos se les viola sistemáticamente.

“En el lucro desenfrenado, la competencia despiadada y lo vertiginoso de los cambios, el individuo no cuenta”, puntualizó en su participación en el Primer Coloquio Internacional sobre Prevención de la Violencia Digital con Enfoque de Derechos Humanos y Género.

¿Cuáles son las formas actuales de esclavitud?

Explicó que aunque la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prohíbe la esclavitud, en la realidad se puede ver a los empleados modernos “abrazados” a sus trabajos y con violencia laboral sin percibirla, a menos que ya presenten efectos en la salud.

“Son empleados dispuestos a aceptar cualquier tipo de humillación e invasión con tal de preservar su puesto laboral; se reprime la esclavitud en el discurso pero se le da la bienvenida con el actual sistema laboral”, dijo.

Observó que algunas personas dicen preservar la vida pero recordó casos en los cuales trabajadores han recurrido al suicidio por climas tortuosos.

En el actual sistema laboral, dice, miles de vidas quedan devastadas luego del tránsito por organizaciones públicas o privadas. Al respecto, evidencia que es escasa la investigación y el debate sobre este tema.

Ante el abuso de los jefes y falta de voluntad de los actores, indicó que se debe debatir y reflexionar sobre este tema porque “la indiferencia y el silencio de los trabajadores, ya sea por desconocimiento o por temor, potencia el drama del siglo XXI”.

Colocar cámaras de vigilancia, realizar constantes llamadas y mensajes, incluso fuera del horario laboral, así como minimizar logros y opiniones, entre otras actitudes y comportamiento, subrayó que abonan a la tortura psicológica, con lo cual se viola el principio fundamental de condiciones dignas y equitativas.

Entre las similitudes de la época medieval y lo que se vive actualmente, cuestionó cuál es la diferencia de un jefe que descalifica en presencia de los pares y el bonete que se ponía a los delincuentes del medievo para denigrarlos ante la sociedad.

También comparó la tortura china, que hacía caer una gota de agua lentamente sobre la cabeza hasta hacer llegar a la persona a la locura, con un jefe que llama insistentemente al trabajador o mediante cámaras controla o vigila sus movimientos.

Lee más: Casas de empeño de Xalapa con ingresos bajos en 2023

Recordó además las galeras, donde las personas morían remando, y su similitud con los “call center”, con la asignación de tareas repetitivas y mecánicas que, dice, pueden llegar a enloquecer a cualquiera.

“No hay ninguna diferencia entre los instrumentos de tortura medievales con los actuales”, enfatizó para luego convocar a observar los nuevos tiempos de esclavitud y actuar para hacer valer los derechos humanos y laborales.

En el siglo XXI, en el teletrabajo y algunas labores específicas, no solo se mantienen las torturas medievales sino que los niveles de violencia se han sofisticado, opina Javier Indalecio Barraza, abogado, procurador y doctor en Derecho.

El investigador sostiene que vivimos en una sociedad de alto nivel de hipocresía, donde por un lado se habla de derechos humanos pero en los hechos se les viola sistemáticamente.

“En el lucro desenfrenado, la competencia despiadada y lo vertiginoso de los cambios, el individuo no cuenta”, puntualizó en su participación en el Primer Coloquio Internacional sobre Prevención de la Violencia Digital con Enfoque de Derechos Humanos y Género.

¿Cuáles son las formas actuales de esclavitud?

Explicó que aunque la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prohíbe la esclavitud, en la realidad se puede ver a los empleados modernos “abrazados” a sus trabajos y con violencia laboral sin percibirla, a menos que ya presenten efectos en la salud.

“Son empleados dispuestos a aceptar cualquier tipo de humillación e invasión con tal de preservar su puesto laboral; se reprime la esclavitud en el discurso pero se le da la bienvenida con el actual sistema laboral”, dijo.

Observó que algunas personas dicen preservar la vida pero recordó casos en los cuales trabajadores han recurrido al suicidio por climas tortuosos.

En el actual sistema laboral, dice, miles de vidas quedan devastadas luego del tránsito por organizaciones públicas o privadas. Al respecto, evidencia que es escasa la investigación y el debate sobre este tema.

Ante el abuso de los jefes y falta de voluntad de los actores, indicó que se debe debatir y reflexionar sobre este tema porque “la indiferencia y el silencio de los trabajadores, ya sea por desconocimiento o por temor, potencia el drama del siglo XXI”.

Colocar cámaras de vigilancia, realizar constantes llamadas y mensajes, incluso fuera del horario laboral, así como minimizar logros y opiniones, entre otras actitudes y comportamiento, subrayó que abonan a la tortura psicológica, con lo cual se viola el principio fundamental de condiciones dignas y equitativas.

Entre las similitudes de la época medieval y lo que se vive actualmente, cuestionó cuál es la diferencia de un jefe que descalifica en presencia de los pares y el bonete que se ponía a los delincuentes del medievo para denigrarlos ante la sociedad.

También comparó la tortura china, que hacía caer una gota de agua lentamente sobre la cabeza hasta hacer llegar a la persona a la locura, con un jefe que llama insistentemente al trabajador o mediante cámaras controla o vigila sus movimientos.

Lee más: Casas de empeño de Xalapa con ingresos bajos en 2023

Recordó además las galeras, donde las personas morían remando, y su similitud con los “call center”, con la asignación de tareas repetitivas y mecánicas que, dice, pueden llegar a enloquecer a cualquiera.

“No hay ninguna diferencia entre los instrumentos de tortura medievales con los actuales”, enfatizó para luego convocar a observar los nuevos tiempos de esclavitud y actuar para hacer valer los derechos humanos y laborales.

Local

Facebook, WhatsApp y llamadas telefónicas son los medios más usados para el ciberacoso

El 21.7 por ciento fueron hombres de 12 años y más, mientras que el 24.5 por ciento de las agresiones afectaron a mujeres

Local

Cítricos, maíz y caña, cultivos más afectados tras sequía; aseguradoras siguen evaluando daños

Las mayores pérdidas se registraron, principalmente, en diez municipios de la zona norte de la entidad

Local

Glifosato, herbicida que causa cáncer a campesinos, merma cosechas y contamina la tierra

También impacta la salud de las mujeres que lavan la ropa de los campesinos debido a que el químico se impregna en la ropa

Cultura

Carlos V dio el reconocimiento oficial a Veracruz: experto narra la historia no conocida de la entidad

Es hasta el 4 de julio de 1523 cuando éste reconoció la existencia de Veracruz de manera oficial

Ecología

Controversia ambiental; ¿es viable un tercer reactor en Laguna Verde? Ecologista explica por qué hay peligro

Algunos de los principales problemas de las centrales nucleares son la creación de residuos peligrosos para la salud y el medio ambiente

Deportes

El baloncesto enseña y fortalece el trabajo en equipo; Xalapa tiene academia para los más jóvenes

El baloncesto les permite superar y enfrentar las problemáticas típicas de los infantes en la convivencia social