/ miércoles 7 de agosto de 2019

Ahued sigue siendo el emergente

El espaldarazo presidencial a Ricardo Ahued Bardahuil exalcalde de Xalapa, exdiputado y senador con licencia, podría tener varios mensajes.

Llevarse a Ricardo Ahued a la administración de aduanas, se tomó en algunos círculos locales, como una salida muy digna a una (no confirmada) precampaña a la próxima gubernatura de Veracruz o en otro caso, como emergente antes que termine la actual administración estatal.

Cercanos a Ricardo Ahued dijeron en su momento, que al también empresario no le gusto nada la idea de dejar su curul en el senado; de hecho, se habría integrado al grupo de MORENA, no así al partido, con el objetivo único de ser representante de los veracruzanos, nunca quiso ser funcionario.

Pero algo paso, lo llamo el presidente López Obrador y ni modo, como se sabe a lo largo de la historia de cualquier color, no se le puede decir que no al uno.

Esta semana, el Ejecutivo Federal destacó en su promoción diaria una fotografía con Ricardo Ahued, enarbolando al veracruzano por adopción y presumiendo que ahora sí, en aduanas se va a limpiar de corrupción esta área, sin influyentismos, ni impunidad.

A pocos días de haber asumido el cargo, Ricardo Ahued ya recibió un reconocimiento del presidente y como en estos casos nada es casualidad, entonces cualquiera, hasta los de MORENA, saben que el exalcalde de Xalapa tiene oportunidad de seguir siendo el bateador emergente en Veracruz y casi confirmado, unos de los fuertes aspirantes al gobierno del estado en 2024.

Ahued es un hombre sencillo y accesible, no se va a trepar a la rumorología, pero sabe muy bien, que de los resultados en aduanas, sí es que continua ahí y no decide regresar al senado, depende su permanencia en la política pero de Veracruz.

Ágora

Imperdible el último artÍiculo que publico José Woldenberg, conocedor como pocos de temas electorales apunta:

“Una vez más, pero ahora como Presidente, López Obrador hablo de un fraude en su contra en las elecciones del 2006. Han pasado 13 años y jamás se ha preocupado por documentar sus dichos. Y el tema no es baladí porque desde la fundación del IFE ninguna denuncia ha erosionado más la confianza en las instituciones electorales y en la que esa. En buena lógica se dice que quien afirma debe probar. Por ello aquí podría terminar esta nota”

@monicamarena

El espaldarazo presidencial a Ricardo Ahued Bardahuil exalcalde de Xalapa, exdiputado y senador con licencia, podría tener varios mensajes.

Llevarse a Ricardo Ahued a la administración de aduanas, se tomó en algunos círculos locales, como una salida muy digna a una (no confirmada) precampaña a la próxima gubernatura de Veracruz o en otro caso, como emergente antes que termine la actual administración estatal.

Cercanos a Ricardo Ahued dijeron en su momento, que al también empresario no le gusto nada la idea de dejar su curul en el senado; de hecho, se habría integrado al grupo de MORENA, no así al partido, con el objetivo único de ser representante de los veracruzanos, nunca quiso ser funcionario.

Pero algo paso, lo llamo el presidente López Obrador y ni modo, como se sabe a lo largo de la historia de cualquier color, no se le puede decir que no al uno.

Esta semana, el Ejecutivo Federal destacó en su promoción diaria una fotografía con Ricardo Ahued, enarbolando al veracruzano por adopción y presumiendo que ahora sí, en aduanas se va a limpiar de corrupción esta área, sin influyentismos, ni impunidad.

A pocos días de haber asumido el cargo, Ricardo Ahued ya recibió un reconocimiento del presidente y como en estos casos nada es casualidad, entonces cualquiera, hasta los de MORENA, saben que el exalcalde de Xalapa tiene oportunidad de seguir siendo el bateador emergente en Veracruz y casi confirmado, unos de los fuertes aspirantes al gobierno del estado en 2024.

Ahued es un hombre sencillo y accesible, no se va a trepar a la rumorología, pero sabe muy bien, que de los resultados en aduanas, sí es que continua ahí y no decide regresar al senado, depende su permanencia en la política pero de Veracruz.

Ágora

Imperdible el último artÍiculo que publico José Woldenberg, conocedor como pocos de temas electorales apunta:

“Una vez más, pero ahora como Presidente, López Obrador hablo de un fraude en su contra en las elecciones del 2006. Han pasado 13 años y jamás se ha preocupado por documentar sus dichos. Y el tema no es baladí porque desde la fundación del IFE ninguna denuncia ha erosionado más la confianza en las instituciones electorales y en la que esa. En buena lógica se dice que quien afirma debe probar. Por ello aquí podría terminar esta nota”

@monicamarena

miércoles 14 de agosto de 2019

 ¿Perdón y olvido para Peña?

lunes 12 de agosto de 2019

Morena quiere con todos

miércoles 07 de agosto de 2019

Ahued sigue siendo el emergente

lunes 05 de agosto de 2019

Cobardes silencios

miércoles 31 de julio de 2019

Morena, la barbarie

miércoles 10 de julio de 2019

Duarte, la ansiada venganza contra Peña

lunes 08 de julio de 2019

¿Podrán con Yunes?

lunes 01 de julio de 2019

Recuento de daños

Cargar Más