/ lunes 25 de julio de 2022

Milburgo Treviño: 7 décadas dedicadas al arte y promoción cultural; su historia

Por casualidad o destino Milburgo nació en el edificio del Instituto Veracruzano de la Cultura

Veracruz, Ver.- Con 84 años de edad y casi 70 de manera ininterrumpida como profesor de artes plásticas, Milburgo Treviño es uno de los artistas más influyentes en el puerto de Veracruz y en todo el estado. Maestro por excelencia de la cartonería, el arte de moldear figuras con cartón y pintura, es al mismo tiempo un promotor y defensor férreo del arte popular y contemporáneo veracruzano y mexicano en general.

En su larga trayectoria acumula cuatro premios nacionales de pintura y tres premios nacionales de cartonería. En su carrera puede apuntarse la presentación de 100 exposiciones de ambas disciplinas artísticas, en donde destaca su participación en la Segunda Bienal de la Habana.

Te puede interesar: Un buen maestro nos toca el corazón y la inteligencia, afirma José Gordon; la entrevista

Paradójicamente o por una coincidencia que fue casi un capricho, nació en el edificio sede el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), el 16 de julio de 1938, el mismo inmueble en donde actualmente continúa preparando a las nuevas generaciones en el arte de la cartonería.

Creció en uno de los patios de vecindad del Barrio de La Huaca, en donde afirma que aprendió en carne propia las manifestaciones artísticas enmarcadas en tradiciones y fiestas del folclore jarocho, que hoy en día sigue defendiendo.


Milburgo Treviño actualmente da clases a 8 estudiantes | Foto: Raúl Solís |


“Como yo soy veracruzano auténtico y como me críe en patio de vecindad, en donde se congregaba la cultura verdaderamente jarocha, con sus manifestaciones como las fiestas patronales, una de ellas era el día de la Santa Cruz y desde joven empecé en la casa a festejar este acontecimiento, posteriormente en la Atarazanas el director me apoyó y empezó a invitar a la ciudadanía para que fuera y este festejo se fuera haciendo más grande”, relata sobre la tradición de la Santa Cruz de la cual es promotor.

En esta actividad, Milburgo Treviño encabeza una procesión que camina por las principales calles del Centro Histórico de Veracruz hasta llegar al Museo de la Ciudad, en la que participan artistas de diversas manifestaciones que van desde las artes plásticas hasta la danza, representando cada uno a su manera la Santa Cruz en el folclore popular jarocho.

Otro de los grandes aportes del artista veracruzano es desde hace 50 años, la elaboración del altar de muertos, con una exposición de catrinas elaboradas de cartón y que sirvieron para arraigar esta tradición entre los jarochos.

“Todos los altares de muerto que había en Veracruz eran de las personas arribeñas, que son como se le llaman a las poblaciones de Córdoba, Puebla, Ciudad de México, yo me atreví a presentar un altar por primera vez y mi sorpresa fue grata al ver que muchas personas llegaron a verla esta exposición en mi taller, desde entonces llevo 50 años realizando estos altares con la técnica de la cartonería”.

Milburgo Treviño empezó su preparación profesional como artista a la edad de 17 y concluye a los 22 años una maestría en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto Municipal de Bellas Artes fundada en 1955. En este recinto, es en el que aprende a desarrollar su potencial como artista, así como la sensibilidad por buscar siempre promover la cultura popular veracruzana.

“En aquel entonces el director siempre tuvo la intención de hacernos sensibles a nuestras manifestaciones mexicanas, nos llevaba a la Ciudad de México a ver exposiciones y todo eso fue lo que me alimentó y me hizo sensible a estas manifestaciones, desde entonces me he dedicado al rescate y promoción de nuestra cultura no solo veracruzana sino también mexicana.

Al egresar, de inmediato se suma a la plantilla docente y durante 18 años participa como maestro del mismo IMBA, alternando esto con clases que daba en secundarias.

A la fundación del IVEC se integra como encargado de los Talleres de Artes Plásticas en Cardel y posteriormente como responsable del Taller de Pintura en el edificio de Atarazanas, perteneciente al mismo instituto.

La promoción que ha dado Milburgo Treviño en Veracruz permeó no sólo en las artes plásticas, sino en las artes populares veracruzanas y mexicanas que son representadas en otras disciplinas como la danza.

“Actualmente tengo un grupo de ocho alumnos, los cuales me han dado una gran sorpresa porque están produciendo unas magnificas obras que espero que en unos meses más se pueda lograr tener una buena cantidad de material para presentar en una exposición”, relata sobre su actual grupo de alumnos.

Milburgo Treviño estudió en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto Municipal de Bellas Artes | Foto: Raúl Solís |

El reconocido artista jarocho instó a las autoridades a dar mayor difusión a sus actividades culturales y artísticas para que lleguen a todas las personas, y a las nuevas generaciones acercarse a estas manifestaciones que refuerzan valores e identidad.

“En esta época en la que estamos pasando por una grave crisis, el refugio que le queda a la juventud y a todos es leer, visitar exposiciones, escuchar música, hacer a un lado los vicios y cosas extrañas que nos llegan a veces de otros lugares o de otras culturas que no van con las nuestras.”

Veracruz, Ver.- Con 84 años de edad y casi 70 de manera ininterrumpida como profesor de artes plásticas, Milburgo Treviño es uno de los artistas más influyentes en el puerto de Veracruz y en todo el estado. Maestro por excelencia de la cartonería, el arte de moldear figuras con cartón y pintura, es al mismo tiempo un promotor y defensor férreo del arte popular y contemporáneo veracruzano y mexicano en general.

En su larga trayectoria acumula cuatro premios nacionales de pintura y tres premios nacionales de cartonería. En su carrera puede apuntarse la presentación de 100 exposiciones de ambas disciplinas artísticas, en donde destaca su participación en la Segunda Bienal de la Habana.

Te puede interesar: Un buen maestro nos toca el corazón y la inteligencia, afirma José Gordon; la entrevista

Paradójicamente o por una coincidencia que fue casi un capricho, nació en el edificio sede el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), el 16 de julio de 1938, el mismo inmueble en donde actualmente continúa preparando a las nuevas generaciones en el arte de la cartonería.

Creció en uno de los patios de vecindad del Barrio de La Huaca, en donde afirma que aprendió en carne propia las manifestaciones artísticas enmarcadas en tradiciones y fiestas del folclore jarocho, que hoy en día sigue defendiendo.


Milburgo Treviño actualmente da clases a 8 estudiantes | Foto: Raúl Solís |


“Como yo soy veracruzano auténtico y como me críe en patio de vecindad, en donde se congregaba la cultura verdaderamente jarocha, con sus manifestaciones como las fiestas patronales, una de ellas era el día de la Santa Cruz y desde joven empecé en la casa a festejar este acontecimiento, posteriormente en la Atarazanas el director me apoyó y empezó a invitar a la ciudadanía para que fuera y este festejo se fuera haciendo más grande”, relata sobre la tradición de la Santa Cruz de la cual es promotor.

En esta actividad, Milburgo Treviño encabeza una procesión que camina por las principales calles del Centro Histórico de Veracruz hasta llegar al Museo de la Ciudad, en la que participan artistas de diversas manifestaciones que van desde las artes plásticas hasta la danza, representando cada uno a su manera la Santa Cruz en el folclore popular jarocho.

Otro de los grandes aportes del artista veracruzano es desde hace 50 años, la elaboración del altar de muertos, con una exposición de catrinas elaboradas de cartón y que sirvieron para arraigar esta tradición entre los jarochos.

“Todos los altares de muerto que había en Veracruz eran de las personas arribeñas, que son como se le llaman a las poblaciones de Córdoba, Puebla, Ciudad de México, yo me atreví a presentar un altar por primera vez y mi sorpresa fue grata al ver que muchas personas llegaron a verla esta exposición en mi taller, desde entonces llevo 50 años realizando estos altares con la técnica de la cartonería”.

Milburgo Treviño empezó su preparación profesional como artista a la edad de 17 y concluye a los 22 años una maestría en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto Municipal de Bellas Artes fundada en 1955. En este recinto, es en el que aprende a desarrollar su potencial como artista, así como la sensibilidad por buscar siempre promover la cultura popular veracruzana.

“En aquel entonces el director siempre tuvo la intención de hacernos sensibles a nuestras manifestaciones mexicanas, nos llevaba a la Ciudad de México a ver exposiciones y todo eso fue lo que me alimentó y me hizo sensible a estas manifestaciones, desde entonces me he dedicado al rescate y promoción de nuestra cultura no solo veracruzana sino también mexicana.

Al egresar, de inmediato se suma a la plantilla docente y durante 18 años participa como maestro del mismo IMBA, alternando esto con clases que daba en secundarias.

A la fundación del IVEC se integra como encargado de los Talleres de Artes Plásticas en Cardel y posteriormente como responsable del Taller de Pintura en el edificio de Atarazanas, perteneciente al mismo instituto.

La promoción que ha dado Milburgo Treviño en Veracruz permeó no sólo en las artes plásticas, sino en las artes populares veracruzanas y mexicanas que son representadas en otras disciplinas como la danza.

“Actualmente tengo un grupo de ocho alumnos, los cuales me han dado una gran sorpresa porque están produciendo unas magnificas obras que espero que en unos meses más se pueda lograr tener una buena cantidad de material para presentar en una exposición”, relata sobre su actual grupo de alumnos.

Milburgo Treviño estudió en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto Municipal de Bellas Artes | Foto: Raúl Solís |

El reconocido artista jarocho instó a las autoridades a dar mayor difusión a sus actividades culturales y artísticas para que lleguen a todas las personas, y a las nuevas generaciones acercarse a estas manifestaciones que refuerzan valores e identidad.

“En esta época en la que estamos pasando por una grave crisis, el refugio que le queda a la juventud y a todos es leer, visitar exposiciones, escuchar música, hacer a un lado los vicios y cosas extrañas que nos llegan a veces de otros lugares o de otras culturas que no van con las nuestras.”

Local

Urgen señaléticas que eviten accidentes en puerto de Veracruz; vecinos denuncian olvido

Vecinos temen nuevos accidentes que pongan en peligro la vida de automovilistas y transeúntes

Local

Chester necesita familia y una prótesis; fue arrollado por el tren en Veracruz

Chester se encuentra delicado porque tiene infecciones en el hígado y también requiere de una prótesis para poder caminar

Deportes

¡Van a ganar! Equipo femenil Toros Valladolid listo para Campeonato Nacional de Futbol en CDMX

El próximo 15 de julio viajan a la Ciudad de México, donde un día después iniciarán su participación en la Copa Bimbo

Doble Vía

¿Xalapa tiene un dulce típico? Las monjas elaboran suaves y deliciosas figuras de jamoncillo

La receta tradicional de este dulce son las pepitas de calabaza peladas y tostadas, azúcar y leche

Doble Vía

Orizaba tiene platillo típico, ¿has probado el mole verde hecho taco? Descubre su origen

Restaurante propuso el platillo en 2023 en un concurso gastronómico en Orizaba; desde entonces se ha convertido en representativo del Pueblo Mágico